TORTITAS DEL MUNDO INTENTAN SALVAR A SILVIA

Written by Debora Dora. Posted in Los hombres de Paco, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 

¡Salvemos a Silvia! Esa fue la propuesta… y ahora que lo pienso, quizás la mejor manera de haberla salvado hubiese sido poner el pecho a las balas y evitar que un disparo arruinase la fiesta, su vestido y… bueno, su vida.
Otra manera: asesinar a los guionistas de Los Hombres de Paco. Sí, se lo tienen merecido.
Después de varias semanas, yo, la que suscribe, aún no puedo superar la muerte del personaje de Silvia Castro (Mariam Aguilera), de una manera bastante cruel, en su propio casamiento con Pepa (Laura Sánchez). La situación de todo lo que se vivió en el último capítulo de esta serie española y que acabó con una matanza (murieron además otros tres personajes principales), sangrienta e innecesaria, me dejó demasiado triste, furiosa e indignada para seguir llorando de solo recordarla.
El capítulo fue cruel, el cierre de una historia de amor como la de las PEPSI de esa manera abrupta, insensata y violenta dejó un gran vacio en la televisión y conmocionó a todos los televidentes de esta serie, que comenzó siendo una comedia y se terminó “cargando” a algunos de sus personajes en pleno drama.
Por supuesto, cualquiera podrá decir: “es solo una telenovela”, pero… ¿quién nos quita lo bailado? ¿Quién nos va a sacar la sonrisa del momento en que Pepa besa a Silvia delante de Paco? ¿Quién nos va a extirpar la exitación que nos produjo el “palpado de armas” tan particular? ¿Quién nos va a exigir que devolvamos las lágrimas que comenzamos a desparramar ni bien nos dimos cuenta de que la agónica muerte de la colorada era inminente?
Será solo una ficción, pero era esta una ficción que había caido casi en el abismo, que había perdido público, que había comenzado a recurrir a nuevas estrategias porque lo que pasaba hasta el momento ya no daba sus frutos. Y así aparecieron las PEPSI.
Quizás podríamos hablar de una vuelta de tuerca “marketinera”, una historia para obtener un punto más de rating. Lo cierto es que les funcionó. Pero también debemos decir que cualquiera haya sido el orígen de esta historia lésbica, el romance entre la policía rebelde y la forense desequilibrada se convirtió rapidamente en una de las historias televisivas más reales, más tiernas, más dulces y más idílicas que hayamos visto en mucho tiempo.
Y es quizás por eso que todo dolió más. No solo estaban acabando con un simple personaje, estaban destruyendo una pareja, estaban dilapidando emociones, sueños, expectativas. ¿Cuantás veces tuvimos la oportunidad de ver un casamiento lesbico en televisión? ¿Cuántas veces una pareja de mujeres duró tanto al aire? ¿Cuántas veces dos mujeres enamoradas han sido la causa para que empezaramos a seguir un show que antes ni siquiera conocíamos?
Vamos, gente, murió Silvia, nació el mito. De eso estamos seguras. Porque los productores, guionistas y directores de esa serie policial que trasmite el canal Antena 3 lograron su cometido: subieron el rating. Pero estoy casi segura de que ese éxito repentino se les volvió inmanejable. Estaban llegando a través de su “rollo” tortón a todo el mundo. En diferentes partes del mundo, las lesbianas comenzabna a pronunciar “pelirroja” (al estilo de Pepa) en distintas lenguas, ¿cuántas series mediocres pueden decir lo mismo?
Y sí, primero vino la separación anunciada, porque después de todo era un programa de televisión, nos hicieron sufrir un rato y luego nos ilusionaron con la vuelta, con la reconcilación, con la propuesta matrimonial, y logramos verlas vestidas de blanco, a la usanza heterosexual, pero de blanco al fin. Y en ese momento, con las emociones a flor de piel, con toda la carne al asador, los estúpidos (porque no hay otra palabra para describirlos) guionistas de Los Hombres de Paco nos sacaron el dulce de las manos y rompieron todos nuestros sueños. Sí, cayeron en el típico cliché de la lesbiana muerta, ese lugar común al que estamos tan acostumbradas que casi lo anticipamos… Deberíamos haberlo imaginado cuando Pepa se acostó con Aítor…
Y es por eso que causa más bronca, no solo por saber que no volveremos a ver a Silvia y a Pepa hacer el amor de la misma manera que las demás parejas de la serie, sino que tenemos que soportar que la única pareja que parecía real, que parecía verdadera, que revindicaba al estereotipo lésbico, sea destruida en nuestras propias narices de una manera tan… tan… tan baja.
Por eso un grupo de mujeres comandada por la usuaria PEPSIENGLISH (que posee un canal en YouTube donde subtitula las escenas de las PEPSI, desde los inicios), piden a gritos… o mejor dicho, en silencio, que alguien, quien sea, salve a Silvia. ¿Será posible?
Mariam Aguilera se quería ir de la serie y los guionistas (¡asesinos!) aseguraron en entrevistas que el último capítulo lejos está de ser el sueño de alguno de los personajes, así que sabemos que la pelirroja está muerta y posiblemente la ahora viuda Pepa deberá andar llorando por los rincones en la próxima temporada de Los Hombres de Paco. Así que sabemos que no hay posibilidades de ver a Silvia otra vez caminando y riendo feliz junto a su amada.
¿Diríamos que el video de “Save Silvia!” es en vano? No, para nada. ¿Cómo se podría decir algo asi? PEPSIENGLISH ha logrado juntar en pocos minutos a decenas de seguidoras de esta pareja. Mujeres de todas partes del mundo que en diferentes lenguas han gritado por justicia, han gritado de dolor y de amor, le han dicho al planeta que no están de acuerdo con lo sucedido y quieren de vuelta a Silvia, las ilusiones, el romance y todo lo que ello conlleva.
Fotos de los rincones más alejados (50 países en total); mujeres sonrientes, mujeres desafiantes que sostienen carteles; que han dibujado y escrito con originalidad; que han retratado mascotas (decenas de gatos tortones, como era de esperarse), como la tortuga que amenaza desde su pecera no moverse hasta que no vuelva la colorada; banderas de distintas naciones (hay camiseta de Argentina, por supuesto) y mucha mucha pastelería, porque las lesbianas del mundo (y hay algún hombre por ahí, también), no hacen más que gritar: ¡SALVEN A SILVIA!

“>

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , , , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (3)

  • Camila

    |

    >Viendo como había quedado la pagina (muy buen apor cierto….) me puse a leer otra vez la nota de las Pepsi. Y ahora, por tu culpa, me voy a youtube a ver todo otra vez…. Sniff!!! jajajajaja!!!!

    Reply

  • DEBORA DORA

    |

    >Jajaja, ¿por mi culpa? No, chiquita, no me eches la culpa de tus debilidades! jajaja.
    Te gusta el nuevo diseño? Tengo diseñadora exclusiva!!!! Gracias Roseblack!

    Reply

  • Camila

    |

    >Diseñadora exclusiva??? a la pelotita!!! Te me vas para arriba, madre!! hahahahaha!!!!
    Si, es tu culpa! jajaja!!! Mi carne es debil por genética!! jajajajaja!!!
    Besotes!!!!

    Reply

Leave a comment

*