Shipping: ¿dónde está el límite? (By LuSupertramp)

Written by Las lectoras se animan. Posted in Las lectoras se animan..., Pensamientos al paso

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

.

Shippeo de gente real, ¿locura?, ¿irrealidad? ¿Y qué pasa cuando esa gente famosa ni siquiera es homosexual? Quién esté libre de culpa que tire la primera piedra, ¿no? Para debatir y reflexionar, unos Pensamientos al Paso de parte de LuSupertramp, una lectora que se anima…

Ellen page

Estuve notando que hace un tiempo existe un auge en series televisivas y películas con personajes queers, lésbicos, bisexuales y trans. Ustedes también lo notaron, ¿no?

Es cierto que Hollywood es más heteroflexible. La salida del armario de algunos actores, como por ejemplo hace poco Ellen Page, facilita este movimiento.

Mismo en las redes sociales se genera un efecto curioso, uno que hace veinte años hubiera sido imposible de predecir. Este efecto raya entre la obsesión por sacar a actores del clóset y el fanatismo: la necesidad de querer que ciertos personajes públicos sean homosexuales.

En mi imaginario recreo un mundo ideal donde no exista la necesidad de aclarar la orientación sexual de cada uno. La gente tiene que poder identificarse con los valores que profesa dicha persona y no por sus gustos, ¿se entiende? Esa es la identidad más urgente y última que yo al menos considero importante, aunque no siempre sucede así. Lo sé porque a mí me pasa, porque quizá siempre me sienta más identificada con una figura lésbica luchando por los derechos antes que con una heterosexual, porque claro, yo peleo por lo mismo. Pero imaginemos de vuelta ese mundo ideal, un mundo donde no se deba “pelear” por esos derechos, porque estos pasan a ser innatos, no algo que se deba adquirir, sino algo que viene con la persona al nacer.

achele

Ahora lo que me resulta curioso es que a veces fans en las redes sociales ponen mayor énfasis en personas que no salieron del clóset o simplemente son heterosexuales. Estos personajes públicos sí resultan llamar la atención de nuestro “gaydar”, pero más que especulaciones no se pueden hacer. Coincidamos con que stalkear a un actor resulta extraño, pero ¿qué pasa cuando en lo único en lo que se hace foco es su posible homosexualidad?

Si una de las causas por las que la comunidad LGBT lucha es para que se valore a una persona por lo que es y no por su orientación sexual, ¿qué podríamos decir en estos casos? Estamos haciendo lo mismo pero a la inversa, ¿no les parece? Y por alguna extraña razón es algo aceptable en el ambiente; como si estuviera mal visto resaltar la heterosexualidad de alguien, pero sí la (posible) homosexualidad de otro. Y claro que hablamos de “posibles” o suposiciones, porque al menos por parte del actor o actriz jamás se ha confirmado nada.

Antes de pasar al ejemplo quisiera preguntarles, y sean sincer@s por favor, ¿qué hacemos con el doble estándar?, ¿qué podemos hacer para escapar de éste?

Ojo que con esto no quiero decir que todos en el círculo seamos iguales…

Alycia Debnam-Carey

Basta de aburrirlos con la opinión y vayamos al ejemplo de Alycia Debnam-Carey, la actriz australiana que probablemente conocerán por interpretar el personaje de Lexa en The 100Está claro que su personaje Lexa la ha hecho más conocida, pero ¿dónde está lo negativo en todo esto? Los fans que dejan de enfocarse en ella como actriz y solo les importa si de verdad es lesbiana o no.

Supongo que no solo es difícil animarse a interpretar un personaje lésbico, porque aún hoy en día está estigmatizado el rol, sino que dicha traba también se genera dentro de la comunidad lésbica. Si con cada persona que lo interpreta vamos a stalkear su vida en busca de señales lésbicas, entonces solo logramos espantar a los actores en lugar de decirles que realmente está bien el papel que decidan hacer.

camren

Por otro lado, en el mundo no ficticio tenemos a las “Camren” (Camila Cabello y Lauren Jauregui), a las “Achele” (Dianna Agron y Lea Michele), a los “Larry” (Louis Tomlinson y Harry Styles) y a las “Kaylor” (Taylor Swift y Karlie Kloss), y estos son solo algunos famosos “ships”.

Ante todo quiero aclarar que yo misma shippeo algunas de estas parejas no canon, pero desde hace un tiempo que me viene rondando en la cabeza lo extraño que resulta a veces. Además, debería haber un límite entre shippear y molestar, ¿no creen? Particularmente, entre los ships de “Camren” y “Achele” ha pasado que tanto alboroto solo las separó más. Yo era de las que pensaban que si se distanciaban eran porque ocultaban algo, sino ¿POR QUÉ? Pero luego uno piensa un poco con la cabeza y… ¿si realmente les resulta tan extraño y se distancian para parar los rumores porque les molesta?, ¿y si por más que pidan a los fans que paren, estos siguen encontrando las dichosas señales? Y… ¿qué pasa cuando comienza a molestar esa heterosexualidad que en su imaginario uno ve como mentira? Cuando en tu cabeza lo único que está bien es que admitan ser gay, ahí mismo, ¿dónde está el límite?

Así como la responsabilidad de la comunidad LGBT es dejar de poner barreras entre las orientaciones sexuales, permitir que se acepte y podamos integrarnos en la sociedad, nuestro rol es no cerrarnos, no volver difícil el ambiente. Tenemos que recordar que al odio no se lo enfrenta con el mismo veneno, sino con madurez y demostrando que detrás de lo que muchos pueden pensar como un capricho sexual, en realidad se trata de una comunidad bien equipada, bien pensada y que, por sobre todas las cosas, está compuesta de seres humanos al igual que todos.

.

By @Lusupertramp

.

Las lectoras se animan

Las lectoras se animan

Nuestras lectoras también se animan en todas nuestras secciones...
Las lectoras se animan

Tags: , , , , , , ,

Las lectoras se animan

Nuestras lectoras también se animan en todas nuestras secciones...

Comments (2)

  • Marian

    |

    Muy buena nota. Me quede pensando en todo lo 1ue has dicho. Saludos

    Reply

  • Mar Lopez Huerta

    |

    Hola Lu

    Creo que es razonable todas esas preguntas que planteas, debemos de tener respeto por el espacio personal de los actores o actrices en este caso que hacen un personaje lesbico, nos volvemos locas (me incluyo) cuando algo que vemos nos encanta y en ese afan de mostrar lo maravilloso que nos parece su trabajo, nos olvidamos de los limites.

    Achele era uno de mis ships de siempre pero con el paso del tiempo ellas y yo nos distanciamos porque era cansado estar viendo fantasmas donde no los habia (sin pruebas) no se puede inventar algo si no existe.

    Saludos

    Reply

Leave a comment

*