Relato de una separación anunciada (By Débora Dora)

Written by Debora Dora. Posted in Glee, Pensamientos al paso, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 

Se los voy a contar a ustedes, porque ustedes estuvieron siempre, desde el inicio, desde aquel momento en que las mariposas volaron libres en mi estómago al ver por primera vez a Glee. Bien saben que fue amor a primera vista y que ese enamoramiento que me tuvo volando durante casi un año parecía bien encaminado.

Sí, estuvieron ahí también cuando el enamoramiento se terminó y lo real apareció, y escucharon mi confesión: estoy enamorada. Estoy enamorada de Glee con sus maravillosas virtudes y sus peores defectos. Voy a afrontar todo eso que me molesta de él y voy a hacer hincapié en todo lo que me fascina; voy a potenciar sus cosas buenas.

Me hacía cantar, chicas, me hacía bailar. Me hacía reír y me hacía llorar con igual intensidad. Ustedes sabían cómo estaba yo por esas épocas. Lo nerviosa que me puse la primera vez que me llevó a su casa para presentarme a sus progenitores. Saben que me sentí incómoda instantáneamente con Ryan, que me encantó de forma inmediata el carisma y la calidez de Bra; pero que caí rendida a los pies de Ian, porque en él vi todas las cualidades que me habían llamado la atención de su hijo desde la primera vez que puse mis ojos sobre él.

Sí, no es fácil llevar una pareja adelante: el tiempo, los cambios (los propios y los ajenos); todo modifica las circusntancias. Nos tuve fe, quiero que lo sepan. Han estado ahí, mis fieles lectoras, acompañándome en el camino. Algunas sé que hicieron silencio, sé que no quisieron herirme, prefirieron sonreír y callar. Otras se apartaron; sabían lo que se venía y prefirieron  mirar hacia otro lado, esquivar mis ojos que pretendían adquirir el color de la esperanza. Otras, más honestas, se me plantaron y me dijeron: “¿Qué haces, Débora Dora? ¿Una chica inteligente como vos soportando todo esto? ¿Le vas a dar otra oportunidad? Glee es un engaño, jamás va a volver a ser lo que fue. ¡¿No entendés?!”. Y tenían razón… Pero el amor es ciego, sordo y mudo, y las personas muchas veces tenemos que hacer nuestros propios procesos, porque aunque veamos ciertas cosas y presintamos otras, queremos creer. La fe nos mantiene.

Y yo quise creer en Glee cuando regresó después de nuestra última pelea y un tiempo separados. Sí, volvió a traerme bombones, y de pronto me preparaba una cena sorpresa, o me traía el desayuno a la cama. Lo hacía cada tanto. Lo hacía, porque yo lo había insinuado, porque veía que todo se estaba yendo al tacho definitivamente. Pero después dejó de hacerlo, o a mí dejo de importarme, y dejé de extrañarlo en esas semanas en que desaparecía sin motivo aparente. Y cada vez que estábamos juntos, yo revoleaba mis ojos cuando hacía alguna tontería, y peleábamos por cualquier cosa, y yo también comencé a notarme cada vez menos paciente, y a mis amigas ya no les parecía encantador y empezaban a desaparecer, y en un momento… dije basta. ¿Lo dije?

Sí, porque después de separarnos por ese tiempo y después de ese pequeño idilio en que yo quise volver a creer, y traté de no ser tan crítica y él trató de no ser tan mamerto como algunos de sus protagonistas, ya nada fue lo mismo, y solo se convirtió en ese vacío, en la rutina, en el espacio compartido por acostumbramiento. Y sin embargo… ¿yo quiero eso? No, no lo quiero. Por eso San Valentín me encontró en una mesa frente a Glee terminando todo definitivamente. ¿Me creen cruel? Quizás lo sea, pero pasé por demasiado. Ya está, esta relación llegó a su fin. Sí, el Día de los Enamorados fue el final de mi relación con Glee.

Sé lo que estarán pensando, que soy una inconformista, ¿no? Pensarán: “D.D., finalmente te dio la razón después de cuatro años. ¿Ves? Siempre dijiste lo de Quinn, desde el principio, y él tuvo que bajar la cabeza y aceptar que vos tenías razón”. Es cierto, lo aceptó, lo hizo y casi me pidió disculpas, pero… me imagino que así se habrá sentido Galileo Galilei cuando finalmente otros eruditos afirmaron que lo qué el postuló durante la mitad de su vida era verdad: la Tierra no era el centro del universo. Bueno, lo hubiese sentido si e científico no hubiese estado muerto para ese entonces, pero ustedes me entienden. La Tierra no es el centro del universo y Quinn es gay, pero eso nosotras ya lo sabíamos, ¿no?

No, chicas, no es por eso que lo dejo. Vamos, a estas alturas, ¿alguna de nosotras podía imaginar que tendríamos la posibilidad de ver a Quinn Fabray, la lesbiana enclosetada, con otra mujer en una cama? No, la verdad que no. Esto fue un plus, un regalo… #forthekids. Sí, está bien, no fue con Rachel, y eso lo agradezco. No, chicas, no sufro de bipolaridad. Agradezco que “Faberry” no sea canon, porque ya superé la ceguera y lo tengo que decir: Glee hace tiempo dejó de tener sentido, y en general todo lo que toca lo termina arruinando. Así que prefiero mantener a las “Faberry” en otro universo, en el fantástico universo del fandom que tan bien trata a esta pareja no canon.

No soy fanática de “Brittana”, todas lo saben. Pero Brittany y Santana, así como creo que han sido bastante maltratadas a lo largo de los años, aún así son la pareja más “adulta” que ha dado Glee. Lo dije antes: se separaron de manera inteligente, y aunque a la latina le haya costado un poco dejarla ir, Britt la mandó en el camino correcto y eso es lo que ella necesitaba para comenzar a cumplir su sueño y labrar su futuro. Muchas piensan que las “Brittana” son end game, ¿no? Quizás lo sean en algún futuro cercano. Sí, “Bram” es un a paparruchada, en eso estamos todas de acuerdo.

Así que chicas, sé que muchas pensaron que no gusté de las “Quinntana” intimando y que además era una torta loca por no disfrutar de este regalo del cielo. Pero no, agradezco el momento en que alguna mente perversa dijo: hagamos que Santana y Quinn se acuesten and I don´t regret anythingMe divirtió mucho el tema de los ID, y sonreí durante esos minutos en que las chicas disfrutan del post sexo. Ni hablar de Quinn cayendo sobre la almohada con una sonrisa orgásmica inolvidable, o los segundos en que Santana tiene ese gesto de satisfacción que solo puede significar “Sí, hice gritar de éxtasis a la ex presidenta del club del celibato”. Y no olvidemos a la rubia abusando de una botellita de agua mineral, porque sabemos que rehidratarnos con un pequeño embase de ahora en más no volverá a ser lo mismo.

Pero… sí, hay un pero. Vi a la situación forzada, y no porque fuera sacada de la galera. No es la primera vez que dos mejores amigas se revuelcan un rato simplemente por placer o por despecho o para pasarla bien mientras están alcoholizadas. Lo viví y lo vi en muchos casos. Una lesbiana, la otra confundida. Una lesbiana, la otra enclosetada. Una lesbiana, la otra curiosa. Pfff, infinidad de combinaciones. No es loco que haya pasado, Quinn siempre fue una torta latente y en Deborarte nos encargamos de comunicarlo al mundo desde el principio. ¿Querer probar? ¿Querer experimentar? ¿Por qué no? Y también he visto terminar muy mal estos eventos. Por un momento pensé que iba a ser Quinn la que saliera huyendo del hotel, pero no, y eso me alegró, porque nuevamente la situación se resolvió de manera interesante. Sí, aún cuando no tuviera mucho sentido que una Santana angustiada por amor se refugiara, aunque sea por unos minutos (unos largos minutos, si contamos con que hubo segunda vuelta, hell yeah!) en su amiga, o que Quinn se haya dado cuenta que los hombres no son lo suyo y se le haya dado por “probar”.

Escuché luego de varios spoilers (¿les dije que odio los spoilers?) que a muchas gleeks no les parecía para nada bueno que Quinn dijera que no era gay y que solo estaba probando. Uy, ¿saben la cantidad de chicas que empezaron así? Prueban, porque por algún lado hay que empezar, no se atreven o no pueden llamarse a sí mismas “lesbianas”, pero eso no quiere decir que en unos años no lo hagan. Sí, este será el caso de Quinn, yo sé lo que les digo, al menos en mi cabeza, porque posiblemente si el personaje vuelve a aparecer la escribirán de manera diferente y como si tuviese amnesia seguramente olvidará lo que aconteció en esa habitación de hotel.

Sin embargo, lo que no disfruté fue la falta de seducción. Quizás hizo falta el alcohol para que la rubia se animara, pero estaba claro desde que se sentó en la iglesia de que iba a por ello, ¿no? Y las caras de la latina intentando descifrar esos mensajes poco claros de su mejor amiga estuvieron muy bien, pero el resto de la actuación no me gustó. Pueden apedrearme si quieren, pero a estas chicas les faltó química desde que están en el bar. Y sé que tanto Naya Rivera como Dianna Agron pueden crear esa química, vamos, ¿cuánto hemos fantaseado con sus cachetazos? Y sin embargo me dio la sensación de que estaban incómodas. Me pregunté durante todo el rato qué le pasaría por la cabeza a las actrices; quizás no tanto a Naya, pero sí a Di, que la veo cada vez más harta de esta paparruchada llamada Glee, mi ahora ex.

¿Fue una mala dirección de actores? ¿Estaba escrito así? ¿Hay más material filmado? ¿Cuántas tomas requirió hacer estas escenas? Ya lo vimos aquella vez con la “escena perdida”, cómo un detalle de actuación puede cambiar todo el sentido de una escena, ¿no?

No sé, no me convenció, ni la palmada en el hombro que le pegó Quinn a Santana, como si fueran dos compañeros de trabajo en un bar, ni la manera en que rebotaron riendo contra todas las paredes del hotel. Sí, son amigas, sí estaban borrachas y sí, estaban juguetonas a punto de dar un gran paso, pero… no sé… Hubiese querido algo más de intimidad entre ellas…

Y aquí es donde reside mi gran problema con Glee, el quid de la cuestión, la gota que rebalsó el vaso: el doble estándar. No es la primera vez que lo veo, lo discutí con Glee varias veces, porque tengo sangre caliente y salto como leche hervida, entonces más de una vez tuvo que escuchar mis reclamos. Pero me cansé, no lo puedo soportar más.

No es porque fueran Quinn y Santana y verlas chocar sus labios hubiese sido casi como entrar al paraíso. En realidad en las habitaciones de hotel en el capítulo  “I do” nadie se besa con nadie. Y realmente no me interesa si Artie y la chica que interpreta Ali Stroker intercambiaban saliva o no, pero yo personalmente quería ver a las “Quinntana” besarse, porque hubiese sido orgánico y natural, y porque es lo que suelen hacer las parejas cuando se meten en una cama, en general, al menos.

Esto es solo la continuación de las “Brittana” que tardaron tres temporadas en besarse, y que se contaron tantas veces como dedos tengo en mi mano, y cuyos besos ni siquiera son muy memorables salvo quizás el primero en que Britt con una sonrisa le come la boca frente a todos en otro capítulo de San Valentín.

Parece que las lesbianas no tienen derecho a ser cariñosas y demostrativas fuera de entrelazar meñiques y abrazarse cada tanto. Y Glee ni siquiera tiene excusas para contestarme, por eso mientras cenábamos en San Valentín prefirió hacer silencio.

Rachel, muy sensual, se sacó la ropa y se metió en la cama. Hablando de gente sensual, Finn se quedó en calzones y, gracias a todas las diosas, apagó la luz, porque sí, verlo semidesnudo hubiese sido una catástrofe. Ok, ellos eran quienes venían cantando la canción “We got tonight”, y muy a mi pesar son la pareja central de la serie (nadie lo entiende), pero me hubiese gustado ver cómo fue ese primer instante entre Santana y Quinn. No me interesan los dos nabos nuevos cuya historia carece de interés ni la de los chicos en sillas de rueda, pero vamos, Quinn era el cuarto personaje principal de la serie cuando Glee y yo comenzamos el idilio, y hoy quedó reducida a un personaje surrogate, como si fuese una de las activas de la serie Dollhouse, digamos programada con una personalidad distinta para cada capítulo en el que le toque estar. Y además Santana adquirió un protagonismo enorme en la tercera temporada, ¡quiero ver cómo cambia su relación! ¡Y quiero verlo en pantalla!

Pero no, pasamos capítulos y capítulos viendo a los “Finchel” besándose y con sus dramas adolescentes, a los “Jarley” besándose sin que nadie se mosqueara, y sí, además, Sam besó a Brittany apenas le declaró su amor. ¿Tres años habíamos dicho que tardamos en ver a Santana besar a su novia?

Glee me dijo alguna vez, mientras yo le revoleaba un cenicero, “pero… ¡yo no soy homofóbico, ¿cómo me podés decir eso? Tratamos el tema de la salida del clóset de Kurt, y cómo maltrataban a Kurt, y cómo su padre y su hermanastro y todo el glee club lo defendía. Mostramos cómo Kurt conoce a su primer amor, se enamora, se dan su primer beso, tienen relaciones y cantan revoleando purpurina para todos lados. Está claro que no soy homofóbico. Nadie en mi familia lo es”.

Seguro, que no, querido Glee, le habré dicho aquel día, con voz dulce y claramente irónica. Papá Ryan como hombre homosexual no podría ser homofóbico, ¿no? Pero qué tal si probamos con… ¿lesbofóbico? No, ni siquiera quiero hablar de la imagen de la mujer que proyecta este show, de la dependencia que cada personaje femenino tiene del hombre de turno, de cómo es el macho el que siempre queda como héroe y salvador de cada situación. Y así como hace unas semanas Brittany rompió la cuarta pared y se refirió directamente a la comunidad bloguera y lésbica, en “I do”, Quinn no solo reivindica la idea de Santana de que ella siempre ha dejado que los hombres la definan, sino que también le habla a ese público que mil veces se ha quejado por lo” machocéntricas” que son las mujeres en el programa. Porque la Tierra no será el centro del universo, pero claramente en Glee los hombres lo son.

Glee es lesbofóbico y ni siquiera se da cuenta; claro, cómo darse cuenta cuando tiene para seguir el ejemplo de su padre, que se queja de forma desagradable y burlona de las fanáticas de las Cheerios y de las Faberritanas que lo único que le piden vía Twitter es un igual tratamiento entre las parejas sin importar su orientación sexual.

Ya no me cansan los heterosexuales, porque eso lo vivo a diario con todas las series y películas que me ofrecen, pero sí estoy harta de que los gays en esta serie sean mejor tratados que las lesbianas. Díganme lo que quieran, no me interesa, Glee ha hecho que termine detestando a Kurt. Lo logró. Un personaje interesante y que de alguna manera se presentó como un importate modelo para los adolecentes gays se volvió insufrible a mis ojos. Lo mismo me sucedió con Blaine y el protagonismo que adquirió, aunque solo era el novio de uno de los protagonistas.

¿Por qué tengo que ver a Kurt lengüeteándose con Blaine? ¡Y en esa situación! Juro que hasta que el chico de los moños no levantó la cabeza, pensé que iba a aparecer su nuca antes que su cara (¿ustedes me entienden, no?). Sí, así de íntima y jugada es la escena del auto. ¿Por qué no puedo ver a Quinn susurrándole en el oído a Santana? ¿O a Santana acariciándole la pierna a Quinn mientras están acostadas, luego de que, obviamente, había estado metida entre sus piernas?

Lo siento, Glee, me cansé, y cuando yo me canso no hay vuelta atrás. Fue lindo mientras duró. Prefiero terminarlo ahora y únicamente recordarte como aquella serie que me hizo muy feliz durante un largo tiempo, que me llenó de emoción y que tapó algunos huecos en mi vida. Me hubiese gustado que las cosas fueran diferentes, pero bueno… hay más peces en el agua, con suerte para vos quizás no sean ni lesbianas ni exigentes. Estoy segura que encontrarás alguien que sepa apreciarte y con quien puedas ser vos mismo… Cada tanto, con mis amigas, con ustedes,hablaré de los bellos momentos, o me reiré cuando lo critiquen, por ahora… ¿alguien me pasa un kilo de helado?

.

 By @Debora_dora

 

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , , , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (23)

  • Mariana

    |

    Totalmente de acuerdo con lo que decís. Yo dejé de ver Glee después del cap de las rupturas, primero porque los personajes nuevos son aburridos y con cero carisma, y segundo porque me cansé de que se nos rían en la cara a todas. Por eso le dije basta, por suerte lo hizo a tiempo, y ni me dolió. Porque Glee logró eso solito, que dejara de importarme. Había tanto potencial al principio… me acuerdo que contaba los días y me desesperaba para sentarme a ver el cap en vivo. Ahora hace meses que no veo uno solo.

    Es una pena, pero afuera hay cosas mejores. Brittana fue algo hermoso, pero ahora estoy ocupada con Bechloe y cuando se me pase mi obsesión por Anna seguramente seguiré a otra pareja.

    Reply

  • Alba

    |

    Estoy completamente de acuerdo contigo debo dora, yo solo comenze a ver glee por Dianna y a medida que su personaje fue desapareciendo yo deje de ver glee, asi llegue hasta el dia en que glee ya no existia para mi, sin embargo me confieso culpable de ver solo los fragmentos donde Dianna hace sus pequeñas apariciones, en fin. El tiempo te ayudara a superar esta ruptura, el helado de que sabor?

    Reply

  • Sandra

    |

    Es interesante ver como todo el mundo que ha visto alguna vez glee nunca consigue poder dejarlo por completo. Por mucho que llegues a odiarlo sientes la necesidad de verlo una vez más. He leído a mucha gente que ha llegado a la misma conclusión y siempre ha recaído o bien viendo los capítulos completos o bien viendo fragmentos de simplemente aquello que les interesaba. Yo misma siento que glee me esta tomando el pelo pero todas las semanas acabo viéndolo y de vez en cuando leyendo algún spoiler para ver si puede llegar a suceder algo, lo más mínimo e insignificante pero algo. Me gustaría ver si de verdad puedes cumplir con la ruptura o si va a ser un simple hasta más ver y si si lo consigues me gustaría saber como lo has hecho porque yo también lo necesito por el bien de mi salud. Suerte con ello.

    Reply

  • Faberry-Dianna

    |

    Termine con lagrimas en los ojos después de leer esto. Es exactamente lo que yo pienso, y digo todo el tiempo a ellos que no pueden verlo. Sé que no está bien tratar de “meterles ideas en la cabeza” a los demás, pero, si esta gente (gleeks) que se auto proclaman “mente abierta” no puede verlo, ¿quien lo hará? Y me pone mal que no puedan ver el machismo y lesbofobia que emana el show. Realmente me pone mal, me da vergüenza, y se que quizás esté dramatizando todo (como suelo hacer) pero me duele, y eso no puedo ocultarlo. Me duele ser feminista y decir que veo Glee (ya dije,quizás dramatice un poco, pero es así) Me duele, y me siento así hace mucho tiempo.

    A mi me gusta Quinntana , y verlas así valió la pena. Aunque se noto mucho la desigualdad con la pareja gay. Lo dije en mi twitter después de sorprenderme con la escena Klaine en el auto (me sorprendí bastante, luego una chica me explico lo del cambio de horario , porque ya sabemos como es FOX, así que sorprende) y dije que aca se notaría la desigualdad más que nada, si no se mostraba algo así con Quinntana. Y, como era esperable, no sé mostró. Aunque jamás pasaron algo así Brittana, sabemos muy bien que el problema no es solo de la Fox que corta los besos gays (o cortaba) , sabemos como piensa Ryan, lo sabemos desde hace bastante, y yo, sabiendo esto lo sigo viendo. No sé contestar porque lo sigo viendo, pero lo sigo haciendo.
    Ryan es machista, lesbofobico y con mucha doble moral. Es la verdad, y estoy podrida de que nos digan idiotas por pensar así, que nos digan que solo nos quejamos porque las Brittana no están juntas, diciendo que le podría “haber tocado a cualquier pareja” y eso último no es cierto (ni nada de lo que dicen es cierto)
    Puedo explicar muchas veces mis argumentos a los demás, pero llega un momento en que me canso. Estoy algo cansada de decir que Finchel expresa machismo y que es tóxica. Cansada de tratar de explicarle a los Klainers (porque a algunos de verdad los quiero y necesito que entiendan mi punto) que si Klaine sigue así va camino a transformarse en Finchel 2.0, siendo una pareja tóxica. Cansada de decirles a algunos que no está bien “asegurar” la sexualidad de alguien, y menos si no conoces a ese alguien, que no está bien decir que cierta persona “jamás sería gay por ser religiosa” y más si después te auto proclamas “gay-friendly” Miro los mensajes erróneos que da Glee y veo a algunos de sus fans, y esto realmente no me sorprende.
    Se que si discuto con cierta gente, termino mal, llorando y quejándome por las redes sociales a las 8 de la mañana, de que nada va a cambiar. ¿Como podemos avanzar en el pensamiento de la sociedad si algunos hipócritas piensan así? Y digo “algunos” digo “muchos”
    Perdón si me salí de tema, pero necesitaba hablar de esto. Creo que aquí puedo hacerlo libremente mientra que en paginas Gleeks decís que Finchel es machista y te prenden fuego.
    Muchas gracias por la nota :)

    Reply

    • diana

      |

      Completamente de acuerdo, es mas yo soy gleek (p eso creo) no pertenezco a ningún fandom, (aunque el achele/faberry me llama por la “química” que descubrí), pero es una absoluta y cruel verdad, Glee dejó de representar el sueño de miles de jóvenes de sentirse especiales, y de comedia se transformo en tragicomedia para terminar en un melodrama sin parangón.

      Siempre he pensado que el pelón es misógino ,lesbofóbico y machista, (sólo basta ver algunos capítulos de the glee project para descubrirlo), y nos damos cuenta que los personajes femeninos (excluyendo a Rachel y últimamente Santana) los ha despedazado, sin desarrollos que valgan la pena.
      Por cuanto a Quinn, vaya es una “explosión de ovarios” como se dice por acá lo que resultó de ese “aparejamiento” forzado, porque TODAS (incluyéndome) sabíamos que Quinn era gay, desde aquel comentario acerca de las faldas:: (“Dios bendiga al pervertido que invento las faldas”), luego las miradas que lanzaba a Rachel a lo largo de todas las temporadas y tantas cosas más!, así que no descubrió nada nuevo lo único que hizo fué confirmar el “secreto a voces”
      En lo personal no es que me guste o no Quintana, claro que gusta es como dice SL Wanky!! 2 bellezas muy hot, una latina sexy y una rubia sensual en cada movimiento que uff! lo que no me gustó fue la forzada situación y cómo lo manejó, como si Quinn fuera una maníaca, que necesita hablar mal de los hombres (los llamo cerdos) que tomando unas copas de alcohol se tira a su mejor amiga que está enamorada de su otra mejor amiga!! eso no es tan posible….
      Y puedo seguir con más pero el punto es que Glee acabó, yo lo sigo viendo igual que muchas por momentos, si alguna performance me llama la atención y porque a mi hija le encanta (todavía no sabe leer entre líneas ni descubrir el subtexto)
      ADIOS GLEE….FUÉ HERMOSO MIENTRAS DURÓ….Y NO ERES TÚ, SOY YO QUE ESTOY ASÍ POR TU PINCHE CULPA….JEJEJEJE
      Y como siempre Debora Dora sublime hasta la última línea……por cierto helado??? sabor????

      Reply

  • Ana

    |

    Podría decirse que era casi un hecho esta ruptura, no? . De un tiempo a esta parte, Glee dejó de ser lo que era pero, a mi parecer, no por lo que sus seguidores demandasen de los storlines sino justamente, y como muy bien dijo DD, por no saber cuidar a los personajes. Si nos ponemos a pensar por ejemplo Quinn fue de los que sufrió por todo tipo de cambios y “tragedias adolescentes” (? y sin embargo siempre faltó desarrollar, ampliar y hasta incluso darle coherencia a su historia. Puede que sea por la cantidad de personajes? No lo creo. Por falta de voluntad de los escritores? Tal vez.
    Con respecto al último capítulo, me dio la sensación que todo estaba desconectado. Los diálogos se generaban entre pocos como que cada uno estaba en su mambo (sabiendo que había varios de los personajes originales) y sobre las escenas Quinntana, no sentí química entre ellas y puede que en parte se deba a que, y tratando de aportar algo como respuesta a tu pregunta, las escenas se hicieron más de una vez porque mirando detalladamente fíjense que a partir de las tomas del bar, hay algunas que aparecen con las uñas pintadas y otras que no. Es sólo un parecer. Después la del baile, no hay nada que lo justifique .. las ví torpes, incómodas. Más allá de esto, y aunque suene un poco conformista, estuvo bien la idea de experimentar de Quinn pero no la supieron aprovechar, como todo en Glee.
    A veces creo que tanto spoiler dando vuelta genera expectativas que luego terminan en desilusión. Lo mismo de los fandoms, hablando de las historias y NO de los personajes, .. una cosa es darle cierta expectativa a las historias en relación a lo que puede llegar a pasar dentro de lo posible .. otra muy distinta, es querer que pase lo que uno quiera. Ya se sabe los productos que vende la fox, y es por eso que me pregunto si tendría que sorprendernos que Glee todavía esté al aire.
    Sin más, DD es un gusto leerte como siempre. Gracias por el espacio.

    Reply

  • Anónimo

    |

    Simplemente BRAVO! Una nota cruda y real.
    Hasta acá llegamos Glee, me canse de esperar tantas cosas de vos, sabiendo que nunca iban a llegar.

    Reply

  • LAMAFOAR

    |

    Debora ante ti mil y un aplausos excelente escrito, plasmado todos los sentimientos que muchas tenemos… déjame aquí dar mi testamento .. Glee me enamoro, gracias precisamente al primer articulo que lei por debora..lo vi, me encanto y el amo creció capitulo tras capitulo…como toda relacion creo que el primer año es solo amor, se respira amor, se come amor…pero sigue el tiempo y ya tu amor no te parece tan idilico y no te parece tan perfecto. termine la segunda temporada con cara de cansancio, pero igual que las relaciones que llevan 50 años…a pesar de todo se aguantan LOL y llego la tercera temporada y capitulo tras capitulo el amor se murio y sonaba una cancion en mi mente (se me acabo el amor de maia LOL) llegue al ultimo capitulo de la 3ra season y dije totalmente cansada termine con glee y me dije bye bye arrivederchi mi amor pero debo conseguirme otro LOL no soporte mas el maltrato con nosotras el maltrato con nuestros personajes favoritos..me canse del maltrato al amor de mi vida osea Di..me canse de que la esencia de glee la borraran a causa de las parejitas..como he dicho esto ya en twitter se parece a un gran hermano..todos con todos LOL
    decidi ver este capitulo por dos razones Quinn y por Quinntana y si soy totalmente honesta por la emocion que me generaba ver a Di haciendole ojitos a una femina jojojojj . Me gusto la escenas fueron graciosas..estoy de acuerdo que falto profundidad y tal vez podria verse forzado por eso, creo que como es glee tomaron las escenas grabadas y le metieron tijera..que tijera le metieron moto sierra y nos dejaron esos escasos segundos.
    Pero algo que me indigno, pero como buena colombiana lo trasforme en broma e ironia fue la deformacion del Rachel que ahora es Lea/Rachel Rachel/Lea..me choca ver a Lea pero lo que me enfurecio fue que este personaje? ya llego al ser una PUTA (perdon por la palabra) pero viendo un personaje por tres años resulta indignante ver en que lo convirtieron..agradeci el regalo quinntana porque después de todo no es tan malo con Quinn pero tampoco es suficiente para dejar de gritarle a Dianna RUN DIANNA RUN FAR AWAY FROM GLEE….estoy tan cansada que a glee le deseo la muerte..depronto le queda algo de dignidad porque sentido comun ya lo perdio, una lastima porque la escencia de glee no la pudieron rescatar y saben cual era? el glee club no los amores no las parejas pendejas (finchel) no los dramas amorosos..eran los inadaptados sociales eran los tontos eran los losers..con los que nos identificabamos…no este gran hermano ….

    Reply

    • Machine

      |

      Exactamente como dices LAMAFOAR, la esencia del Glee de la primera temporada eran los inadaptados, los losers (alguien se acuerda que la L era uno de los principales simbolos de Glee), como luchaban por sus objetivos (en este caso ganar las competencias de los coros), pero en algún momento Ryan hizo lo que suele hacer con todas sus series, es decir las fregó todas, Glee perdió todo sentido, ya no había continuidad, era un caos, nadie se acordaba ya del objetivo del club, creo que iban a las competencias por compromiso, se centraron en las “parejitas” (muchas de ellas con un muy mal story line) como salvavidas para mantener a flote el show, Glee ya fue, no supo evolucionar, ojalá termine en esta temporada por dignidad.

      PD: Maldito Pelón.

      Reply

  • @Basfita

    |

    Que tragedia!! (vos sabes de que te estoy hablando!!)

    Reply

    • Debora Dora

      |

      jajaja, me hiciste reír (de vuelta!)

      Reply

  • mowgli Menech

    |

    Totalmente de acuerdo contigo Debora. Yo comencé a ver Glee desde la primera temporada gracias a ti, también me enamore de la serie, llenaba ese lado vacío que sentía, y me identifique de cierta forma con la serie, me hizo ver las cosas de otro modo(por aquellos años yo tenia 15 años y ya sabrás como son esas etapas de la adolescencia).
    Después con la segunda temporada me sentía un poco confundida en cuanto la trama, no sabia ni tenia una idea clara de hacía donde iba o que querían conseguir, y eso fue cuando la serie comenzó perder sentido. También me aventé la tercera temporada, pero ya era más por verla que porque realmente me gustara, y cuando termino yo deje de ver Glee. Si me dolió ver como la serie que tanto me gustaba se transformara en la porquería que ahora es.
    En fin, para mi glee solo tuvo una tempora y lo mejor es quedarnos con los buenos recuerdos que nos dejo el Glee original, el de la primera temporada.

    Reply

  • Anónimo

    |

    sin dudas escribiste lo que la mayoria piensa,Glee predica machsimo y lesbofobia,hacen a los hombres heroes y a las mujeres unas arrastradas,y si las mujeres hetero son unas arrastradas te imaginaras las lesbianas…
    Es verdad lo de las Quinntana,fue relajado,divertido,pero no hubo profundidad ni intimidad,y Dios sabe como proteste por la falta de beso,las demas parejas(Jarley,Finchel,Klaine) tubieron besos,y de sobra,pero ya sabemos como tratan a las parejas conformadas por chicas en glee.

    Reply

  • sadasa

    |

    Es triste, pero es verdad, Glee APESTA. Como todas, cuando empecé a ver Glee, allá por la primera temporada e incluso antes de que Fox Latinoamerica la promocionara (El capitulo piloto salió en EEUU en mayo del 2009), fue amor a primera vista. Hasta entonces, nunca había visto una serie que pudiera plasmar tan bien algunas cuestiones adolescentes, y lo que más me gustaba era que lo hacía con ironía, con giros realmente originales y mucho humor. Me parecía hasta inteligente. Acostumbrada a ver series para adolescentes pedorras, me llamó la atención que no fuera un programa que se dedicara a construir sus personajes en base al típico problema de “soy lind@, soy fe@, me quiere, no me quiere” y todas las huevadas a las que estamos acostumbradas. Lamentablemente, en algún momento, Ryan empezó a darle al paco y junto con sus neuronas, el programa también se dañó. No entiendo como alguien puede destruir a TODOS los personajes, a sus creaciones, como lo hizo este tipo (él y ese grupo de monos que tiene por guionistas), pero lo logró. No hay coherencia, no hay un argumento que sea linean, las historias son cada vez más inconexas y, como bien fueron señalando Debora en su posteo y las lectoras en sus comentarios, el doble estándar se puede ver a 2 kilometros de distancia. Los personajes femeninos dan lástima, como por ejemplo TINA. ¿Alguien puede explicarme por qué a esta chica la volvieron INSUFRIBLE? ¿Por qué carajo se enamoró del gay más gay del programa, sabiendo ella que nunca podría estar con él? Por favor, Tina!, Blaine destila purpurina.
    Ni hablemos de Britt, que si bien nunca fue un faro de luz, con el correr de las temporadas se volvió cada vez más estúpida.
    Creo que la única que tuvo un desarrollo medianamente razonable es Santana. A Rachel me dan ganas de darle la cabeza contra una pared y Quinn, bueno, a estas alturas me asombra realmente que siga viva y apareciendo en el programa, después de todas las cosas que sufrió.
    Los personajes nuevos son… insulsos. Y me resulta casi gracioso ver como los patrones de los personajes principales de la primera temporada, se repiten con los nuevos. Pareciera que todo girase en un círculo vicioso e ininterrumpido.
    En fin, coincido con todo lo que vinieron diciendo. Y si bien, admito, me encantó ver que Quinn se animara a dar ese gran paso, se notó lo forzado de la situación.
    Porque me conozco y reconozco que soy masoquista, que me gusta tener por que sufrir, voy a seguir viéndolo. Si por esas casualidades de la vida, una nave extraterrestre abduce a RM y cualquier otra persona con dos dedos de frente y un poco más de talento comienza a reescribir glee y las cosas cambian, voy a venir corriendo a contarles, jaja.
    Como siempre, excelente blog, excelente espacio. (Digo como siempre porque siempre lo leo pero nunca participo, jo).
    Besos en la cola para todas (?

    Reply

  • Kaki

    |

    Yo sabía que Debora no me iba a decepcionar. No esperaba menos de ella.

    Atención, chicas, he aquí la razón por la que agradezco tanto el día en que descubrí esta página, estas son las notas que uno esperaba leer cada cierto tiempo (o siempre). Aquí está la autora que tanto nos ha hecho reír y reflexionar. Para mí, lo mejor de esta página es cuando en esta dualidad de lo gracioso con lo serio, siempre hay algo bueno que sacar. Camila y todas las chicas que escriben para la página también tienen su merecido crédito.

    Quizás no es el momento ni el espacio para hablar de esto, pero permítanme decirlo, yo conocí Deborarte con la nota “LIKES GIRLS”… NO NO… “LOVES GIRLS” ¿la recuerdan? Ja, como olvidarla. Debora en la introducción nos hacía reír con las posibles causas de que Dianna saliera con esa franela, pero luego la nota se tornó bastante seria e introspectiva. Al leer los comentarios de las chicas en esa nota, observé opiniones bastante acertadas, muy bien argumentadas; fue en ese momento en que quise saber más y quería ser parte de esto. Luego buscando más contenido sobre esta página, encontré “Carta abierta a Afterellen”, cuando leí esto, sabía que estaba en el lugar correcto… ¿por qué? Porque así como es divertido reírnos de alguna serie, algún suceso o de esas locuras del “subtexto nos condena”, también deben existir esos momentos de ser mujeres críticas, porque la vida es así, no todo es disfrutar por disfrutar. Es bastante agradable verlas a cada una de ustedes (lectoras y autoras) opinando con tanta pasión, eso es enriquecedor, además de divertidas, somos chicas inteligentes, conocedoras y bien ubicadas en tiempo y espacio.

    Yo sabía que la autora de ” los guionistas de glee atacados por una horda de lesbianas furiosas” no iba a digerir tan fácil el capitulo del pasado jueves ¿por qué? Bueno, porque es la misma chica que hace un tiempo nos dijo lo siguiente:

    “El otro día recordaba Buffy, la Cazavampiros y su genial historia lésbica, porque creo que aún hoy en día ninguna historia de amor entre mujeres jóvenes en la televisión ha superado la storyline de Tara y Willow(…) Tuvo que pasar más de una temporada para que finalmente Willow y Tara se besaran, y la espera lo valió. ¿Saben por qué? Porque el primer beso entre estas chicas universitarias no se dio en una cita, ni despidiéndose en un aula, ni fue robado o forzado para alguna escena con música romántica de fondo. No, el primer beso fue en uno de los episodios más desgarradores de la serie, cuando la madre de la protagonista muere, y Tara necesita consolar a su novia y darle fuerzas. En ese instante, Tara la besa y Willow se deja, y en el mundo todo se acomoda, porque no hay nada más tierno y natural que dos personas que se aman expresándose amor. ¿Alguien se dio cuenta de que eran dos mujeres? ¡Lo dudo! ESO, SEÑORITAS, ES ESCRIBIR CON INTELIGENCIA. Pero ese es Joss, el Dios, que siempre amó y cuidó a sus personajes. En el caso de Glee ya me conformo con que los autores sepan los nombres de los personajes o al menos con que hayan visto las temporadas pasadas…”

    Gracias por decirlo, Debora…

    (Disculpen la extensión)

    Reply

    • Kaki

      |

      Sorry, olvide colocar algo muy importante… Quiero recordar algo que nos dijo Debora hace un tiempo:

      “Ojo, tampoco quiero que ahora Ali Adler deje de twittear y se ponga a escribir una escena barata a las apuradas solo para satisfacernos. Quiero algo que sea orgánico.”

      Y fue exactamente lo que nos dieron… Nos lanzaron un hueso, chicas… Para mí, Ryan con este capítulo nos dijo: Querían ver a una Quinn gay, aquí la tienen, lesbianas de %&#$%, ahora dejen de fastidiarme…”

      Reply

      • LAMAFOAR

        |

        OMG JAJAJAJAJAJA “querían ver a una Quinn gay, aquí la tienen, lesbianas de %&#$%, ahora dejen de fastidiarme” SUBLIME JAJAJAJAJAJAJA

        Reply

  • Anónimo

    |

    Gracias por una nota tan sublime.
    Creo que hemos dejado en claro, que muchas y muchos nos sentimos así con respecto a Glee, mas yo no puedo dejar de verla, aunque sea solo algunas partes, puede ser masoquismo, o yo qué sé, pero no lo puedo hacer. Yo he sido Quinntana Shipper desde siempre, gracias al mundo FanFiction. Claro que me encanta Brittana, y gracias a tí, DD, conocí Faberry y tambien he desarrollado un gusto especial. Debo decir que Nunca, en el tiempo que he estado babeando por las dos chicas, me imaginé que podría llegar a hacerse real. Ni siquiera me había planteado la posibilidad. Cuando leí los spoilers (Yo también los odio, By the way) no los quise creer. Y hasta ahora, no lo creo. Pero tienes razón, aunque las escenas me dieron más (mucho más) de lo que yo esperaba, me hubiese gustado que mostraran un poco de ternura entre estas dos. Y puede tener sentido, o no, pero quiero que sigan su storyline, porque las personas no solo se acuestan con su mejor amiga, y lo olvidan. Al menos, las caras de Santana, hacen que no me lo crea. Y Quinn. God. Quinn. Todas sabíamos que tenia una cierta inclinación lésbica. al fin la mostró. Pero Glee es una ruleta, y puede darnos cualquier cosa. Esa ruleta casi nunca está a nuestro favor. Así que ni siquiera me queda esperanza. Tampoco me agradan algunas personas del fandom, no entiendo como llamandose “open minded”, no pueden dejar de ser tan juzgones, y es que me he encontrado tanto comentario de odio hacia las Quinntana (inclusive por parte de las Brittana) que Bueh, no me agrada para nada. Si es que la culpa no es de ellas. (ni de ninguna de nosotras) Si no de los escritores y su mente que quién sabe por donde va. Ya me harté de Finchel y de todas las parejas, que Glee en lugar de hacerme disfrutar, me pone de ansias y me enoja. Pero no se que demonios me dio RM y ese Glee que aun no puedo dejarlo. No del todo. Si alguien sabe del como, espero que me lo diga. Gracias.

    Reply

  • Vanefenix

    |

    100 % de acuerdo!! EXCELENTE resumen de una crónica anunciada! jaja Odio a Ryan Murphy y al fraude lésbico de cada escena entre las brittana. Y además dejarnos con sabor a poco en las potenciales escenas entre Santana y Quinn, que podrían haber reivindicado aunque sea un poquito la cosa, todo mal. (Aunque valió la pena ver a las chicas en la misma cama aunque sea por algunos segundos) Veremos con qué salen ahora… lo peor que no lo puedo dejar de ver… jaja

    Reply

  • M Jimena

    |

    Hey!, has chequeado el foro de las local del F.B.I…..desde hace unos días mencionan un desayuno achele en san valentin (junto al BGB Cory)…también mencionan algo de los anillos. Será otro Achele day?

    Seguirás posteando sobre Achele? Espero de todo corazón que sí.

    Saludos

    Reply

  • Vero

    |

    Era sabido que esto iba a pasar, yo personalmente lo sigo viendo porque me gustan las performance pero realmente ya ver a tanto a Blaine comienza a cansarme, no me malinterpreten tiene una linda voz pero ya esto es un abuzo. Honestamente cuando leía las notas anteriores de los capítulos y manifestaban opiniones como que los personajes ya no tenían sentidos o las historia, etc. yo no notaba eso porque no me ponía a verlo detalladamente solo disfrutaba del programa que tenía adelante pero poco a poco me fue cayendo la ficha primero con Finn el tipo solo pensaba en él y era tan notorio que una persona como yo de despistada se dio cuenta, después Rachel de diva de Broadway con una actitud de hago lo que sea por tener notoriedad paso a ser una mujer que pensaba dejar sus sueños que anhelaba desde que nació por el energúmeno de Finn y el casamiento. Brittany cada vez menos diálogos y cada vez más tonta, los demás tenían cada vez menos protagonismo (mucho no me importaban). Quinn creo que (no me maten por esto) tuvo actitudes normales, creo yo, de una persona que tiene un mundo armado en donde ella manda y de repente todo se cae y buscas la manera de agarrar algo a que aferrarse, eso transforma a cualquiera pero el hecho de que Quinn se babe por Finn por que demostró una actitud de súper macho me pareció ridículo. Sam (ni me va ni me viene) en esta temporada lo estupidificaron y no creo que iba para esa dirección el personaje. Tina es una completa perra, que paso ahí, los nuevos tienen muy poca química y se nota, Marley me gustan pero quedo estancado no avanza lo mismo paso con Unique ahí tenes alguna historia y juntando otras historia tenes un capítulo. Tampoco pretendamos que no cambien los personajes, tienen que madurar y aparte no olvidemos que Glee más allá de los temas que tocaba siempre fue dirigido para un público heterosexual por ende las parejas gay no era la idea de que resalten por eso no me sorprendió el trato que se tenían. Quinntana era algo que no esperaba que el pelón mostrara y seré honesta me encanto!! Ya el simple hecho de ver a Quinn revolcándose con otra mujer me encanto. Pero como es Glee seguro que si hay una nueva temporada y la señorita Fabrey aparece creo que tendrá amnesia y ahí el calvo queda en completa evidencia de que solo lo hizo para callarnos. El vestido infartaste de Santana, los coqueteos, la voz casi orgásmica de Quinn y el hecho de haber esperado años el destape de Fabrey fue lo que dio resultado que Quinntana gustara. Que Quinn se acostara con Santana fuera ilógico, no lo creo porque esta temporada me dio la sensación de que alguna vez se iba a plantear esa duda y actuaria para solucionarlo entonces que es mejor que alguien que sentís y te da esa confianza para avanzar agreguémosle que estaban borrachas y el hecho de que estaba bastante podrida de los hombres dio este resultado. Si pasara Faberry otra tendría que ser la situación porque la relación que tiene con Rachel es diferente, es más tranquila (a pesar de las miradas y comentarios que para mí le dan un toque extra Lea y Dianna).
    Lo seguiré viendo porque tienen lindos temas, buenas voces. Me pase lo se perdón pero quería expresarme.

    Reply

  • Vero

    |

    Si el programa es acerca de el glee club como hubieran desarrollado la historia ya cuando se gradúan?.

    Reply

  • Orchiss

    |

    Amen! La serie no es mala y en principio llamó la atención porque si, asi sin más, atrae; pero es cierto que las lesbianas poco a poco nos dimos cuenta que se le podía sacar su lesbico provecho; y ahí estuvimos y algunas ahí estamos todavía, pacientes a que el milagro de la completa sinceridad suceda pero no. (Sobra decir que la esperanza no se centraba solamente en Brittanna.) Glee maneja de alguna forma una doble moral; tienes razón y no es solo que las mujeres esperen a ser salvadas por los hombres, incluso Kurt tiene que ser salvado siempre por el hombre gel.
    Si no conocen como es una verdadera y mielera relación lesbica, que vengan y nos pregunten y por supuesto que les daremos miles de ideas de como deben representarla autenticamente.

    Reply

Leave a comment

*