PORNO PARA MUJERES: girls just wanna have fun…

Written by Debora Dora. Posted in Desgenerando Espacios

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

>

Luz tenue, música funcional, departamento ordenado, cocina impecable, muebles de madera. Suena el timbre y una mujer joven y bonita se arregla la bata mientras se dirige a la puerta. Del otro lado, un muchacho se ajusta la visera sobre sus ojos y saluda a la mujer. Ha venido con el encargo. Por algún motivo que desconocemos el muchacho ingresa al living para dejar la pizza sobre la mesa. Ella buscará dinero en su bolso, pero no lo encontrará; a cambio de su comida, deberá pagar con otros favores.

Si miramos atentamente, es probable que nos demos cuenta de que este mismo hombre le ha arreglado la fotocopiadora a la morocha de esa otra película cuyo nombre podría inventar ahora mismo. Sí, la morocha que lucía igual de operada que la pelirroja que cumplía su deber de policía, y que no solo encontraba revólveres cargados cuando palpaba de armas a los sospechosos.

Quizás estas escenas no sean reales. Yo no las recuerdo, pero por algún motivo estoy casi segura de que existen en alguna cinta, en un remoto videoclub barrial, catalogada bajo las tres letras: XXX. ¿Ustedes no las vieron?

Los que saben, o los que no saben, aseguran que cuando viste una porno, casi se podría decir que viste todas. No me quiero apresurar a sacar conclusiones, porque debería hacer un extenso trabajo de campo, pero volvamos a suponer que no estoy tan errada…

Hace muchos meses que deseo escribir sobre este tema, y aprovechando que sumamos a LiveJasmin a nuestra columna lateral, creo que es un buen momento de que lo haga. Es que el trabajo del webcammer me llama la atención, y me hace parar en las dos veredas: en la del modelo de videochat (ya sea mujer, hombre, heterosexual, gay, lesbiana o travesti), y en la del consumidor, que paga por un rato en privado con una persona a la que jamás llegará a tocar, pero que le brindará  los minutos de show erótico que pueda abonar.

Siempre fue difícil ser feminista, en especial cuando se entra en ciertos temas escabrosos. No creo que las sufragistas hayan estado debatiendo estos temas, pero ciertas ramas del feminismo más moderno los han  tomado en consideración. No quiero adentrarme mucho en estos lares, porque es difícil salir con vida, pero quiero reflexionar en voz alta (¿debería escribir en mayúsculas?) sobre algunos asuntitos.

No me gusta la mujer objeto, nunca me gustó ni me gustará, en especial cuando se vuelve objeto de un hombre. Muchas veces me parece violento, otras tantas me indigna tanto que debo cambiar de canal, en especial cuando se busca rating con la poca ropa, el baboseo y el chiste fácil. En otras tantas oportunidades me pregunto si al fin y al cabo no todos terminamos siendo objetos de algo o de alguien. ¿Esto está mal? Es complicada la sexualidad, no hay nada que hacerle…

¿Está mal ser cosificada si así lo queremos? ¿Si no nos negamos? ¿Si, incluso, lo disfrutamos? Cuando pienso en un trabajo como el de webcammer de sitios eróticos no puedo pensar en la mujer como un objeto, porque allí no solo se encuentran féminas trabajando. Hay de todo y para todos los gustos; en todo caso debería pensar en el sexo como objeto. ¿Está mal cobrar por darle placer a los demás de una forma u otra? ¿Le hace mal a alguien si el momento de intercambio es consentido?

Por algún motivo en esta sociedad no se nos permite a las mujeres pensar en el sexo como objeto de disfrute. Recién hace medio siglo se ha liberado la sexualidad de las mujeres y aunque los tiempos han ido cambiando, aún muchos tabúes siguen vigentes.

Recuerdo mi adolescencia: mientras que los varones comentaban en voz baja qué películas porno habían podido ver o qué hacían los protagonistas en tal o cual escena, las mujeres fruncíamos la boca, desviábamos los ojos y nos mostrábamos ofendidas por algo que desconocíamos. ¿Cómo saber si te gusta un estilo de film si jamás fuiste expuesta a un solo fotograma? Algunas otras nos reíamos o lanzábamos un “puaj”, cuando alguno osaba relatarnos el ¿argumento? de dicha película. Pero ¿ustedes creen que alguna de mis compañeras le contaba a otra qué película XXX había visto el fin de semana?

Vamos, ahora que todas estamos más grandecitas, no me vengan a decir que jamás han mirado una porno. No, no, no me refiero a ir al videoclub, pasar la cortinita violeta (si la hay…), elegir un film, tratar de que el cajero que nos atiende no grite el título por altoparlante ante toda la clientela, llegar a casa, hacer unos pochoclos y disfrutar de hora y media de gemidos. Me refiero a ver de pasada una de estas pelis, quizás una o dos escenas, quizás una miradita por casualidad. ¿No tienen hermanos mayores? ¿No han encontrado alguna vez un video sin etiqueta en algún cajón de un padre, de un tío o de un primo y se animaron a dejar brotar la curiosidad? Venga, a mí no me mientan…

Insisto, piensen que si ya para los hombres tener pornografía escondida, en general, suele dar vergüenza, que se la encuentren a una mujer es mucho peor, o al menos así nos criaron a muchas. No es mi caso, no soy pacata, pero es difícil escapar de la crianza, ¿no? Después de todo desde la sociedad y desde muchos credos se nos enseña que la sexualidad es peligrosa, más que nada la sexualidad de la mujer que despierta un deseo incontrolable en el hombre. Por eso el manto de silencio, la vergüenza por nuestros cuerpos, por nuestros deseos inconfesables.

¿Masturbarse? ¿Qué es eso? Mientras que los hombres no dejan de tocarse en la pubertad, las mujeres no llegan a conocerse íntimamente hasta muchos muchos años después, si es que alguna vez lo hacen. Una ablación simbólica de nuestras propios deseos, de nuestra sexualidad, ejercida desde las iglesias, los colegios y la televisión.

Reflexiono: ¿para qué sirve el porno? Sí, para calentar. Sí, para cumplir ciertas fantasías a través de personajes ficticios. Sí, también para acercarnos a nuevos estímulos. Sí, para mil cosas. En la adolescencia es, después de todo, y aunque muchos no quieran verlo de esta forma, algo educativo. Es una lástima que los niños crezcan con algunas ideas erradas y preconceptos que luego arrastrarán hasta las primeras experiencias sexuales (el tamaño importa; no, no todas deben gritar así; no, es poco probable que tu profesora de matemáticas te haga quedar después de hora para “eso”…), pero aún así sigue siendo una aproximación a algo que comenzarán a vivir como un cambio, como una necesidad. Siempre lo ideal es la educación sexual en casa y en el colegio, pero el porno ayuda… Si no pregúntenle a mis compañeritos de secundaria…

¿Qué pasa con la mujer? Mientras que los pubescentes varones de hormonas revolucionadas se recrean en el porno, las niñas no tienen nada para ver, nada que les diga cómo será la historia cuando se sumerjan en el maravilloso mundo del sexo. Muchas me podrán decir: ¡que también miren porno las niñas! ¿Las mismas niñas que no tienen idea de qué es el clítoris? Really? ¿Y ese porno en particular? ¿El porno en el que la figura femenina (oxigenada y siliconada) es un mero objeto decorativo a ser utilizado por un hombre o por varios? ¿El porno donde lo que más importa es el placer masculino? Mmm, no lo creo, puede ser que una película XXX tradicional cause curiosidad y algunas sensaciones, pero… ¿puede resultar tan atractivo y estimulante para una adolescente como para un chico de su edad?

Claramente, el porno tradicional está hecho por hombres y para hombres. Claro que las mujeres pueden verlo e incluso disfrutarlo solas o en compañía de un compañero… o compañera (más que nada si son las protagonistas de The kids are all right… en fin…), pero dudo que la mayor parte del mundo femenino busque desesperadamente este tipo de films, los compre por catálogo o disfrute de asomarse al universo puramente masculino de la pornografía.

Hay algo clarísimo cuando hablamos de porno: se puede encontrar de todo, claro, de todo pero desde la óptica masculina. Lo gay es masculino… y lo lésbico, también, porque las rubias que se manosean en el jacuzzi están esperando que algún muchacho se les una en el agua caliente para finalizar la escena.

Lo cierto es que lo que nos excita no se puede controlar. Sí, a la pareja protagónica de The Kids are all right le calienta el XXX gay. Sí, lesbianas mirando cine gay. Allá ellas. En general no decidimos que nos hace mojar. Mucha gente se sorprende cuando acaban mirando una escena de bondage, aunque en la vida real ni se imaginan sometiendo a alguien con un látigo o una paleta.

El tema es que no hay que darle vueltas al asunto; al ser humano lo pone ver situaciones sexuales, ver a otras personas, dos, tres o varias, teniendo sexo de diferentes formas, con accesorios o disfraces o en el espacio exterior. El tema es… ¿las mujeres y los hombres nos excitamos de igual forma? ¿Nos calientan las mismas cosas? Es difícil generalizar, pero por algo la mujer (ya sea hetero o lesbiana) no es la principal consumidora de esta millonaria industria cinematográfica.

Muchas mujeres hablan pestes del cine porno. Que no es creativo, que no es real, que no tiene historia o línea argumental, que los actores fingen. Y sí, es cine, son actores, deben estar hartos de repetir escenas o de hacer como que tal o cual cosa les gusta. No es real, porque es ficción, esa es la idea central del séptimo arte (aunque este género en particular lo hagan pasar por el décimo segundo). ¿No tiene historia? Y… cuando la finalidad es masturbarse acabada la cinta, no sé si se necesita historia… Quizás las mujeres sí las necesitemos, quizás muchos hombres también.

Al sexo femenino históricamente nos han acusado de no ser visuales. ¿Eso es malo? ¿No somos visuales? Bullshit, las mujeres nos podemos calentar tanto o más que un tipo al ver algo que nos pone. Pero volvemos a lo mismo, cada una es un mundo, no podemos hablar por todas. Tal vez lo que no nos excita a muchas mujeres sea que todo el cine porno esté atravesado por la mirada masculina, por el falo, por su propia necesidad de acabar.

Varias autoras de teoría queer han reflotado este tema y han mezclado feminismo y cine erótico, desmitificando ciertas ideas, quizás ideas que también son masculinas. Además de hablar de ciertos tópicos importantes en los que ahora no voy a entrar (el cuidado de los actores y actrices porno, posibles enfermedades, seguros médicos, seguros de retiros y otros temas semejantes), se enfrentan a los responsables de las películas que venimos viendo hace décadas. ¿Para qué crear un porno femenino si ellos hacen el porno que todos queremos ver? Mmm, no lo creo. ¿Es necesario un porno para mujeres hecho por mujeres? Tal vez sí. ¿Cómo saberlo? Siempre es bueno tener la alternativa, ¿no?

En la actualidad, en muchas partes del mundo, realizadoras cinematográficas están creando películas condicionadas exclusivas para mujeres, no porque no la puedan ver los hombres, sino porque están claramente destinadas a ellas, a su placer. Coincido con muchas ideas, es bueno ver mujeres reales teniendo sexo con hombres reales (o con otras mujeres reales, porque también hay para todos los gustos), quizás llevando sus fantasías a otro nivel, quizás con historias interesantes, con guión. Mujeres modernas que no sean esclavas sexuales, porristas, adolescentes incestuosas o convictas rapadas, sino chicas normales, al estilo Sex and the City sin zapatos de diseñador.

Si bien estoy de acuerdo con el hecho de no reproducir ciertos personajes estereotipados o escenas como la que describí en el primer párrafo, hay otras cosas con las que difiero. ¿Necesitamos las mujeres que en una cinta XXX haya un buen decorado, sillones rosas y cuadros de artistas conocidos? Si nos dan algo más delicado e interesantes diálogos ¿nos excitaremos más? Mmm… ¿quién lo sabe? Sigo insistiendo en que lo más interesante es cambiar las perspectivas, construir el deseo a partir de lo que las mujeres queremos y buscamos, en base a lo que necesitamos. Quizás así, dentro de algunas décadas, las adolescentes también puedan acercarse a la misma experiencia educadora (y masturbatoria) que sus compañeros del otro sexo.

No lo sé… ¿ustedes qué piensan?

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (13)

  • Aura Morel

    |

    >Interesante articulo. Soy lo que me enseñaron a ser, soy lo que he aprendido a través del tiempo. Me mostraron que el sexo debe ser descubierto en la mujer por via del hombre, sin embargo, aprendí que no es asi, que no entiendo por qué razón solo el hombre puede ser el ente que nos muestre como es la vida sexual. Las mujeres tenemos la misma necesidad, pero nos la reprimen a tal punto que no exigimos, que no nos dedicamos a conocernos mas, que dejamos que otro lo haga por nosotras. Afortunadamente, tengo la dicha de tener un cerebro que piensa y que voy en la vida haciendo lo que deseo, sintiendo lo que deseo, conociendo lo que quiero y siendo quien quiero ser sin estar predispuesta por los tabúes, por la falta de orientación sexual que hay aun en tantos rincones del mundo. He visto porno, no soy fanática de el, porque a los pocos minutos ya no siento nada, porque lo que veo no me llena. Que tipo de pornografia seria interesante para mi? Esa que tenga los detalles que me hacen excitar, así como un buen beso, o que lentamente la pareja se acaricie. Pero, eso nos gusta a todas? No lo creo, y de ahí es que vienen las cuestinantes y las divergencias sobre si el porno que se hace la mujer lo disfruta como debería.

    Me gustaría leer opiniones de las chicas respecto a este tema que por mas conocido que sea, aun no se habla a lo claro como se necesita.

    Reply

  • Erika Lust

    |

    >Buen articulo, y quien quiera ver como se hace un cine adulto diferente que mire mi ultima peli Cabaret Desire en lustcinema.com, la acabo de estrenar

    Reply

  • Déjameexistir

    |

    >Excelente artículo :) La verdad en mi vida he visto poco porno, jamás me ha llamado mucho la atención. Las veces que lo he visto si me pone, pero pasan unos minutos y sería… me aburre.
    Coincido con Aurora Morel, para que me pueda excitar debería tener aquellos detalles que nos gustan, besos apasionados, caricias lentas, miradas con complicidad… y Bueno ese tipo de cosas…
    Saludos… :)

    Reply

  • World Traveler

    |

    >Creo que todo el asunto en torno al porno esta mitificado que solo los hombres lo pueden ver, yo soy mujer y tambien lo eh visto no es que me quede atrapada con los guiones x que muchos si no es que todos son un fiasco, hace unos dias estaba zappiando de canal en canal y me encontre con una peli porno y el guion era que el muchacho estaba embrujado y que las diosas de la lujuria debian tener sexo con el para liberarlo, en realidad me dio tanta risa que definitivsmente verlos teniendo sexo ni remotamente me estimulo nada y menos que las rubias con mucho silicone tampoco me agradan.

    Necesitamos como bien dices un cine porno dirigido a las mujeres tambien porque entre tener los mismos derechos ese seria uno que muchas mujeres agradeceriamos.

    Saludos

    Mar Lopez

    P.D. muy buen articulo, aunque sospecho que si no tienes muchos comentarios por aqui es porque los tabues sobre el sexo aun estan en muchas de las que aqui escriben.

    Reply

  • Jane

    |

    >Aún recuerdo que la primera porno que vi fue una que tenía guardada mi padre en un cajón, del tiempo de VHS… y que mala que era.

    Con la llegada de la adolescencia y viendo que en cualquier esquina de los salones de clases los chicos se ponían a hablar a ratos de chicas en posiciones "x" y tal, yo también decidí ver porno… ya con el tiempo te das cuenta que es algo repetitivo, que da igual si es una orgia, 3 hombres y una chica, que si los actores se operan o que finjan el orgasmo … Es porno, el video xxx en el que la mujer se deja hacer del hombre o hace lo que el pida.

    Como el porno hetero no me interesaba me pase al lésbico… que resulto ser casi lo mismo, porno para hombres. En muchas de estas, las supuestas "lesbianas" insatisfechas con sus juguetes, lenguas, dedos, etc, convocaban a un hombre para terminar el trabajo; también estaban las pelis en las que, si alguna no llegaba al orgasmo lo actuaban de una manera muy ridícula… Y con ese viaje por el mundo pornográfico me di cuenta que no era lo mío.

    Solo debo decir que para gustos pornos hay a montones, es solo cuestión de que es lo que te gusta. Y debo aceptar que no todo en ese mundo son videos malos, por un lado hay videos educativos, yo no tenía ni idea de donde estaba el clítoris y practicarle sexo oral a mi chica me aterraba, con un video bien explicadito estuve más clara en el tema e incluso tome unos tips.

    Saludos :)!

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Hola… no soy de mirar porno. Pues soy de esas que ocultan lo que son por su propia seguridad. Quizas muchas lesbianas lean mi comentario y digan "otra más!" Pero el caso es que he mirado porno hetero y nunca me "pone" tan solo me daba curiosidad. fue en mis tiempos de adolescencia. ahora que ya tengo 21 me dio por mirar películas lesbicas y ya con mirar las esenas donde las chicas se acarician y tienen algo me llamaba. Cuando un día vi una porno lesbica donde las chicas se dan como locas me gustó muchísimo pero cuando entraba el tipo… me aburría y dejaba de estar lo que se dice caliente. Terminaba buscando esas pelis como dicen varias… que se acarician, se dan besos tiernos y cosas así. a muchas mujres nos pone más ese tipo de pelis. y deberían hacer ese tipo de porno, con esas escenas y donde terminana haciéndolo sin intervención de hombres. POrno para mujeres es lo que yo diría. Y a ver si me sacan una duda… cuando pensamos en una chica que nos gusta y ya con eso nos exitamos. eso es porno? o es una simpre fantasía sin sentido pornográfico? Pues estoy deseando desde hace mucho llevarme a mi amiga a la cama, pienso en ella y aaahhh!! Ayudenme, chica en problemas. y el caso es que no se que hacer, pues ella me ah dado pistas de que es lesbiana como yo y si le gusto como me gusta… quisas surja una relación y FINALMENTE pueda salir del closet. Quizas dianna y lea no se animen a salir… pero yo quiero hacerlo, con mi chica de la mano.

    gracias por leer mi "ESTÚPIDO" comentario.
    solicito ayuda de comunidad lesbica. ¡YA!

    gracias!

    Naty

    Reply

  • Anonymous

    |

    >es dificil todavia a pesar de la evolución del feminismo, que muchas mujeres rompan los tabues que les ha marcado la sociedad.. Los medios tiene mucho que ver para lograr desarrollar una manera mágica de pensar debemos hacernos conscientes de las resistencias que nos impiden obtener la felicidad de sser nosotros mismos….
    Tenemos resistencia a nuestro propio cuerpo, tenemos miedo de utilizarlo con toda libertad, desde pequeños nos enseñañ que los hombres se mueven de una menera y las mujeres de otra, nos enseñan una serie de gestos sociales que nos encierran de alguna manera en una especie de armadura haciendo que nos movamos de tal o cual manera y privandonos de experimentar nuevas sensaciones que podrian enriquecer nuestra personalidad

    Nos avergonzamos de la intensidad y multiplicidad de nuestros deseos, limitados por prejuicios inculcados por las religiones duarante siglos. Estos prejuicios al culparnos de nuestros propios deseos nos culpan tambien de nuestra creatividad..
    Felicidades como siempre una muy excelente nota.

    Reply

  • Anonymous

    |

    >uuupsss disculpen no firmé el ultimo comentario …..diana claudia!!

    Reply

  • Anonymous

    |

    >bueno, interesante la nota!Les cuento que hace poco, en un cumple un pastel amigo me pidio mi laptop para sacar musica y encontro una de mis carpetas de pelis "para domingos a la noche con lluvia" y me dio verguenza ya que el 60% de esas pelis son de chicos gay.. a ver, el tema es que a mi las porno de "lesbianas" no me movilizan para nada, en cambio las de chicos si, ya que los veo como que lo estan disfrutando mas, como que son mas autenticos. A mi no me calienta ver dos rubias yankis chupandose el ombligo y diciendo uh yeah uh yeah, solo me dan risa. y a partir de esto se abrio el debate con mis amigas sobre las pelis porno de chicas y adivinen que? al final estabamos todas de acuerdo en que no hay! (o no son conocidas)asi que, cineastas tortonas estimo tendran mucho exito si se animan eso si, coincido con algunos de los comentarios de mas arriba: los besos sentidos y las caricias no deberian faltar
    Gracias
    Eli

    Reply

  • Anonymous

    |

    >hola, en pirmer lugar excelente atriculo, muy interesante
    por mi parte creo q seria positivo para la educacion sexual q se lanzara otro tipo de porno xq, a pesar de q lo consumo de vez en cuando (no vale la pena mentir), resulta un tanto "igual".
    creo q seria mas educador (en tanto a publico femenino como masculino) un tipo de porno q se asemeje un poco mas a la realidad, o por lo menos no tan enfocado por los hombres. lo pienso no solo por el desinteres en aumento q el porno actual me genera, sino q me causa curiosidad el enfocque femenino, puesto que soy hombre y di con esto justamente guiado por mi curiosidad, buscando entender un poco mas y quizas aprender algo mas q pudiera emplear con mi novia, no desde lo "tecnico" sino algo un poco mas alla de eso
    respecto a los tabus, me tienen podrido, es cmo si lo q cada quien tiene ganas de hacer de pronto se prohibe, me enferma ver a la gente q actua asi y lo respalda
    bueno, espero toparme de nuevo con este blog buscando algun otro tema interesante ^^
    saludos
    Tincho

    Reply

  • Rhoma

    |

    Hola, soy una adolescente, y asi como dices, me genero curiosidad y comencé a buscar porno, pero lo que encontre, aunque admito me exito un poco, era a una mujer que utilizaban como objeto, lo que genero mi desagrado, y busque “porno para mujeres” y asi llegue aca. Realmente, es verdad, los hombres con respecto a su sexualidad es otra cosa, aunque tambien somos seres diferentes las hormonas actuan de una forma diferente en ellos y en nosotras, ellos más rapidamente tienen esa necesidad de sexo, ese despertar de su sexualidad, ven porno, se masturban, estan con una chica dependiendo de su suerte, en cambio, aunque dependieno de cada una, cuando en nosotras llega ese despertar de nuestra sexualidad, hay que romper tabues,
    Realmente me simpatiza habalr de esto, y tu articulo es muy interesante, gracias por compartirlo

    Rhoma.

    Reply

  • suh_sana

    |

    Nunca he visto una pelicula porno, si videos cortos y todo gracias a tumblr. Ahí es donde he encontrado un par de cosas relativamente buenas (para mi gusto) pero en general creo que es un área que comercialmente no es atractiva, no así la lectura erótica que ha sido el boom últimamente.
    Creo que ahí esta el detalle, que generalmente la mujer necesita un contexto, una historia un preámbulo que caliente más que el acto propiamente tal, por eso yo si bien odio el porno visual AMO leerlo.

    Reply

    • Debora Dora

      |

      Muy de acuerdo con vos. Prefiero lo literario! Y sabemos que en fanfics se pueden encontrar muuuchas cosas buenas! 😉

      Reply

Leave a comment

*