Pensamientos al paso: … no solo una lesbiana muerta…

Written by Debora Dora. Posted in Otras, Pensamientos al paso, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

.

Para continuar con el debate, otros Pensamientos al paso contrapuestos…

.

Hace media hora terminé de ver The 100 y mis heridas están abiertas y sangrantes (sí sí, hoy sangro en negro). Es imposible dormir cuando tengo cosas en la cabeza, el corazón con agujeritos y aún sigo excitada. La serie de Jason Rothenberg ha logrado apasionarme y sus “Clexa” enamorarme y eso, a estas alturas (después de muuucha ficción, tanta porquería lésbica dando vueltas y cantidades de decepción, tanta que tengo para abrir una caja de ahorro en el Banco Nación), es un milagro, porque la verdad que es difícil hacerme suspirar por algo.

Porque sigo alborotada es que decido escribir esto en caliente, porque estoy triste, pero también asombrada e indignada, pero no, no es por lo que creen, es más que nada por la reacción que el último capítulo de The 100, “Thirteen”, ha despertado no solo en los seguidores, también en las fanáticas de “Clexa” y en las lesbianas en general (vean o no el show).

Hace muchos años Tara Maclay caía desplomada en una cama, tiro en el pecho y un círculo de sangre manchándole el pulóver celeste. Después de una noche de sexo reconciliador con Willow, Tara moría en brazos de su novia dando por terminada la mejor relación joven y duradera que he visto en una serie de ficción, y de eso ya ha pasado más de una década…

Hoy (ayer, digamos) Lexa (Alycia Debnam-Carey) corrió un destino similar: una bala perforándole el estómago y una Clarke (Eliza Taylor) llorando sobre su cuerpo al mismo tiempo que tratando de salvarla con toda la esperanza de que eso fuera solo un mal sueño, una pesadilla de la que despertar en la cama en la que acababa de hacer el amor con la mujer con la que “maybe someday” podría llegar a construir algo más que la paz entre su gente.

Imposible ver el capítulo siete de esta tercera temporada y no volver a recordar el último suspiro de la wiccana de Buffy, la cazavampiros… porque si había algo irónico en la muerte de la rubia era esa bala tan mundana que le había quitado la vida. En una serie de vampiros y demonios, morir de un balazo es casi una broma de mal gusto. Lexa muere de forma similar, por una bala, pero no en manos de sus enemigos ni de sus súbditos, que hasta hace dos segundos pedían su cabeza, sino en manos de su maestro y protector, haciendo lo que él creía mejor para ella, su Heda, la comandante de los trece clanes.

Desde principio de temporada supe que Lexa moriría, no porque haya leído spoilers (las que me suelen seguir saben que los detesto), ni porque creyera que Alycia no iba a dejar su otra serie (Fear the walking dead) para hacerse regular en ésta; lo intuía porque la historia lo demandaba, no veía otra salida para la Heda, su muerte era casi anunciada, una necesidad para que la historia cambiara, diera un giro, para que se disparara para otro lado. En un mundo donde primero se pelea por las diferencias, luego por la tierra cultivable y después porque la “sangre demanda sangre”, los finales felices están todavía muy muy lejos. Claro, ¿a quién no le gustaría ver diez capítulos de Clarke y Lexa, ya despojadas de sus títulos de guerra, viviendo en una choza y cultivando una huerta en el fondo? ¡Yo me apunto! Pero eso ya no sería The 100, no sería la serie que vengo viendo hasta el momento…

He gritado miles de veces: ¡¿es necesario?! Cuando una serie tiene que sacar a un actor por cualquier motivo, ¿siempre debe recurrirse a la muerte? No, no siempre, y no siempre lo hacen, peor en general es lo que recordamos. Cuando Silvia muere en brazos de Pepa en el día de su boda y agoniza durante medio capítulo grité: ¿había necesidad? Para mí no, porque además de cruel en su forma de sacar a Mariam Aguilera de Los Hombres de Paco, no aportaba nada a la serie, que cuatro capítulos después siguió como si nada, salvo por la viuda que seguía llorando por los rincones, pero ¿a quién le interesa un personaje secundario que solo había entrado a la serie para enamorar a una de las regulares cuando todo eso ya no está? The Good Wife, en el otro extremo, también mató a uno de sus personajes principales porque el actor quería marcharse, y en una serie donde nadie muere, su asesinato fue chocante y desestabilizó la vida de la protagonista dándole un nuevo rumbo a la serie, en este caso, todo tiene sentido…

Sí, aunque no lo crean, para mí era necesaria la muerte de Lexa. ¿Me gusta? Claro que no, queridos pastelitos, Lexa es el mejor personaje de The 100 (no cuento a Clarke, porque Clarke ES la serie), no solo porque la actriz australiana le puso cuerpo y alma, sino porque la Comandante aún desde antes que apareciera, ya era un mito, un misterio a desentrañar (algo que seguirá siendo, porque hasta el último segundo, y desnuda en cuerpo y alma frente a la chica de los cielos, aun así es capaz de llevarse un secreto consigo). Y ese misterio fue capaz de sostenerse y perpetuarse aún después de la traición, aún cuando comenzamos a saber un poco más de la mitología de los comandantes, aún cuando la vimos sin maquillaje y en camisón sonriéndole a Clarke y mostrándole su alma como, posiblemente, jamás se la haya dejado ver a nadie más que a Costia. Pero no solo por su individualidad este personaje fue tan querido por el público, sino por el dueto que formaba con la rubia, como líderes, como contrincantes momentáneas, como efímeras amantes, desafiándose hasta último momento.

Llore y sigo con un nudo en el estómago, porque pasé de la emoción a la lágrima en menos de cinco minutos dentro de un excelente episodio que me hizo contener la respiración de principio a fin, y eso me parece muy difícil de lograr (al menos conmigo que ya estoy bastante curtida cuando de historias ficticias se trata), pero creo que Jason y su equipo lo lograron. Jason, dios hasta hace unas horas, hoy devenido en monstruo… Y sí, esto es lo que más me enoja, más que saber que ya no hay “mapache correteando golden retriever por Polis”; la ficción me pone triste, la realidad me supera…

He escuchado, leído y retwitteado decenas de elogios y grandes críticas para The 100 no solo de periodistas y bloggers especializados, también de los fans; en serio es casi un milagro que los especialistas en televisión hablen tan bien de una serie para adolescentes, de una serie de ciencia ficción. La que más reivindiqué (y lo hice en esta nota) es el hecho de que en el universo de esta serie de CW no había lugar para las etiquetas ni para que nadie pestañee si tenés una pareja de tu mismo sexo. No hay banderas del arcoíris ni salidas del clóset (se ve que en el espacio no se estilan los roperos…). Sitios gays que suelo leer han mandado a construir monumentos para este grupo de autores y directores, porque por fin una protagonista bisexual (permítanme usar esta palabra) parecía vivir su vida libremente, sin etiquetas y sin que se hiciera un gran escándalo al respecto. Aplauso por aquí, sidras descorchadas por allá…

De pronto los aplausos se apagaron, la sidra sale sin espuma y aparecen los insultos, las amenazas… “Mataron a la lesbiana”, es lo que leo en los tweets indignados, en los insultos de Tumblr… Guau… es que yo no entiendo nada… Cuando las “Clexa” sellan sus labios es: “Lexa besó a Clarke”, pero cuando Lexa encuentra su destino pereciendo en brazos de la rubia, de pronto es “Los guionistas mataron a Lexa”… Déjenme recalcar la diferencia: Lexa fue asesinada vs. Mataron a Lexa…

Tara se murió. Sí, fue asesinada, pero por un arma no por Joss Whedon… Me pregunto: ¿cómo de pronto un acontecimiento deja de ser intrínseco a un universo de ficción y pasa a ser culpa de la mano de quien escribe?, ¿en qué momento el límite se borra?

Quizás esté equivocada y si es así, quisiera ejemplos claros y concretos, pero en las tres temporadas que van de The 100 (y dejaré de lado los primeros capítulos que fueron más bien teen y bastante flojitos) jamás he visto nada forzado en esta serie. Yo al menos me sumerjo tanto en este mundo postapocalíptico que no veo los trazos de sus creadores, a diferencia de lo que sí me sucede con otros shows. Glee, por ejemplo, u Once upon a time (un show que “érase una vez” solía disfrutar), donde de pronto los personajes se contradicen, se ven claramente forzados a hacer cosas que jamás hubiesen hecho, se utilizan recursos como “recontar” una parte de la historia para que nuevos personajes (roñosos y desagradables) lleguen a cumplir con el rol de “pareja de…” y, cuando ya es demasiado tarde, vemos que aquellos protagonistas que solíamos admirar son solo una sombra de lo que alguna vez fueron… ese es el momento en que yo pregunto: Señores guionistas (y pelona mala), ¿qué quisieron hacer?, ¿por qué están comiéndose a su propia criatura? Creo que el momento en donde veo la mano del creador y le hablo directamente tomándolo como responsable de una acción que un personaje de ficción lleva a cabo, es el momento en que debo replantearme si seguir sufriendo por algo que ya no tiene sentido, o si cortar todo lazo con el show…

Sé que muchas fanáticas miraban The 100 solo por “Clexa”, o por Lexa en particular, y claro, ya nada tiene sentido, porque en realidad nunca lo tuvo… pero no entiendo que quiénes disfrutaban de la serie ahora estén insultando al creador o crean que quienes hacen ficción les deba algo más que puro entretenimiento (respetuoso, pero entretenimiento al fin)…

Internet, las redes sociales, la cercanía a actores y creadores, como ya lo he dicho en otras oportunidades, han cambiado el juego. Se mide casi tanto como el rating la cantidad de hashtags y de seguidores, y el feedback hace todo muy interesante y raro, hasta que los límites borrosos se desdibujan más aún… Sé, porque lo pasé en muchas oportunidades, que los lectores/espectadores nos creemos con algún derecho sobre lo que nos gusta y, en cierto punto, lo tenemos, pero a la larga… ¿de quién es la historia?

Creo que una ficción tiene dos momentos en que no es de nadie… Cuando se concibe es de su creador: los autores inventan personajes, circunstancias, una línea argumental, pero en algún momento algo sucede y la historia toma vuelo propio y a veces la pluma no puede forzar a un personaje a hacer  algo que no desea… La historia se escribe sola, se mueve con vida propia, exige ser contada de esa manera y no de otra, y no hay nada más mágico que eso para cualquier storyteller. Luego la historia está terminada, y en ese momento tampoco es de nadie, está ahí de principio a fin para ser leída o vista. Pero hay otra instancia: la apropiación, el momento en que llega a manos de los consumidores, donde se interpreta, donde se la deconstruye, se la completa y se la extiende en la imaginación. Es cierto, nosotros nos vamos a hacer dueños de esa historia por un momento, pero la historia ya está escrita en ese Contínum de tiempo y espacio que ya no se puede modificar, que no es de nadie…

Chicas, no crean que soy inmune, acabo de agregar el bello rostro de Lexa a mi lista de “In memoriam” y lo hice con mucha pena. Sé, porque hace mucho estoy en este baile, lo que significa sumar otro personaje queer a la lista interminable de muertes lésbicas, a ese destino ficticio que parece ser el único disponible a la hora de escribir historias que incluyen personajes LGBTI, con los que nosotr@s, l@s diferentes, l@s que nos cuesta un huevo y la mitad de un ovario conseguir un personaje que nos represente, podamos identificarnos. Y soy la primera en salir a gritar “queer bating!!!” cuando siento que me llevaron engañada a ver una historia solo porque había algo lésbico, pero me niego a circunscribir a The 100 a esta lista de guionistas que no sabe qué hacer con la comunidad gay (como no lo hice con Joss Whedon en su momento), porque no puedo. Sería ilógico de mi parte hacerlo cuando admiro una serie que es mucho más que esta magnífica historia de amor (que sí, resulta ser gay), cuyos personajes femeninos son los más interesantes del show, donde la fortaleza de cada uno es palpable y las relaciones que los unen no giran alrededor de los hombres…

Para mí The 100 es más que una serie feminista, es un show igualitario (tanto de género como de sexualidad). Sí, muere Finn y muere Lexa… mañana probablemente le toque a Lincoln… no lo sé… Pero para mí hoy no murió una lesbiana y no me puedo enojar como debería estarlo, por simple deber a mi comunidad. Hoy murió un gran personaje, un personaje que será recordado cuando la serie termine y muchos años después, y cuando la muerte te encuentra en un show de este estilo, también te toca morir como viviste: sin etiquetas.

.

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , , , , ,

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (11)

  • Mariana

    |

    No voy a agregar mucho más ya que dije lo que pensaba en la nota que escribí sobre su muerte, pero me parece que si los guionistas sabían de antemano cuál era el final de Lexa, para permitirle a Alycia dejar la serie, no hacía falta que nos ilusionaran tanto con su historia. Me parece cruel. Vos pensá que hace meses que Jason (el creador), y Alycia y Eliza leen nuestros tweets sobre la pareja, sabiendo en silencio que no había ningún futuro en absoluto para Clexa, e igual así Jason dijo un montón de cosas aprovechándose de eso. Siento que se me rieron en la cara. No meto a las actrices en la bolsa, porque creo que hicieron un excelente trabajo, y no dudo que a Alycia le pareció tan cruel e innecesario como a nosotras, pero si apunto a los escritores. Se merecen todas las críticas que puedan recibir.

    Siento que esta vez, en una era como vos decís de redes sociales, donde los guionistas están en contacto directo con la gente, que se nos rieron en la cara. Si Lexa iba a morir, no era necesario que lo hiciera teniendo sexo con la mujer que quería cinco minutos antes. Como dije antes, la única palabra que se me viene a la cabeza es: fue cruel. Su muerte no estuvo a la altura de lo que su gran personaje fue, una gran guerrera. Y es por eso que duele el doble.

    Bueno… no habrá más que tragar la tristeza en silencio.

    Saludos.

    Reply

  • Yani

    |

    Coicido con Mariana.
    Jason se rio en la cara del fandom Clexa, y esas imágenes q se infiltraron donde se ven a Lexa y Clarke en la ciudad de la luz se infiltraron a propósito, sabiendo el destino de Lexa ahora jugara con q en futuros capítulos volverá, solo para matarla de nuevo o quien sabe q
    Yo creo q el fandom Clexa tiene motivos para indignarse (no al punto de insultos)
    Y las fans de Lexa mucho mas, la manera en q murió Heda ‘La Comandante’, una guerrera, líder de los doce o trece clanes, no fue digna, se merecía una muerte a la altura de lo q fue el personaje
    Yo seré una de las q deje de mirar la serie, no importa q rumbo tome y si vuelve Lexa (seguro no lo hara con vida) me enganche a la serie por Clarke, pero mas aun con la llegada de Lexa y el duo, no de pareja, q formaron juntas: Dos guerreras peleando por su gente y tratando de llegar a una paz entre todos. Ahora sin Lexa vere a Clarke incompleta (es mi percepción) y un vacio q deja un personaje enorme.

    Reply

    • Yani

      |

      Olvide mencionar q para mi tampoco murió la ‘lesbiana’ de la serie, murió un gran personaje, interpretado por una gran gran actriz
      Aunq ya jode bastante q en la mayoría de las series siempre se cargan a la ‘lesbiana’

      Reply

  • Anónimo

    |

    ese es el efecto q produce estar en un fandom o tener un personaje favorito
    los productores y escritores saben q lo q hagan producirá un efecto en los seguidores, bueno o malo, justificado o no
    los fanáticos se meten tanto en las historias, aman tanto a uno o dos personajes, o una pareja, q llegan a tener reacciones drásticas
    se puede tener distintos puntos de vistas
    en este caso creo q un poco se justifica la reacción, por el lado q mencionan las de los comentarios anteriores, hubo una especie de burla por parte del productor, querer tener un fandom pendientes de este capitulo, también creo q el mismo habrá filtrado esas imágenes de clexa en la C.O.L, para seguir teniendo pendiente a ese fandom y concuerdo totalmente en q la manera en q murió el personaje es muy idiota para lo q fue el personaje
    y quizá sea idiota la manera en q vuelva a aparecer en esos capítulos, no se cuantos serán
    obvio q hay maneras de reprocharle al productor sin insultos, pero como dije: asi es el fanatismo
    con respecto a q haya sido un personaje lésbico, hay un historial q comprueba q en la mayoría de las series se cargan a dicho personaje, matándolos u otra cosa, pero no felices

    Reply

  • dany

    |

    Es complejo separar los sentimientos en este momento, estoy como tú cuando escribiste la nota, recién termino de ver el capitulo. Primero, tengo pena y no concuerdo con quienes dicen que Lexa se merecía una muerte mejor, porque ¿que mejor que morir en los brazos de Clarke diciéndole que no quiere otra Comandante?, quizás the 100 nos acostumbró a muerte extremadamente violentas que ver a Lexa morir por una bala que ni era para ella puede ser forzado para algunas, pero yo lo vi como una muestra de cariño al personaje, como una muerte en “paz” quizá no estén de acuerdo conmigo, pero eso sentí, no quería que muriera, claro que no, también quería creer que podía haber un final feliz para ellas, pero siguiendo la linea de la historia y como mencionaste, la serie tiene un tema más amplio que la Clexa, lamentablemente para nosotras, pero es así. Ayer, antes de ver el cap y comiéndome todos los spoiler dije que no iba a ver más la serie, ahora no lo sé, estoy como Clarke, no quiero otra Comandante, pero vamos a ver como sigue todo.
    Y sobre “cargarse a la lesbiana”, no da aquí, es simplemente una coincidencia, así lo veo, gracias por la nota es el análisis más cierto y racional que he leído.

    Reply

  • Nono

    |

    Bueeeeeno, soy una señora no tan grande pero casi y la verdad es que hoy necesité muchas buenas noticias DE “la vida real” para digerir algo tan pequeño como el devenir de una de las varias series que sigo (soy una señora seriefila). Escribo aquí solo porque necesitaba decir que me ha gustado más que mucho esta publicación de Debora Dora (me gustan todas, así que supongo que, en lo que a mí respecta, que me guste no es garantía de nada), devuelve un poco las cosas a su sitio. Es ficción. De todos modos mi vida en cuasi closet me hace pensar que la vida tiene un componente tan grande de closet que a veces ni en la muerte devela más allá de lo que creemos creer. De todos modos, de este episodio, sólo me queda este “rum rum”: soy una señora, no tan señora, y sin embargo estas ficciones me llenan de melancolía y un poco de malestar. Un poco de malestar siempre demasiado cerca. Y por cierto, como seriéfila, no me termina de gustar “Fear the… etc”, mejor hubiera sido quedarse en Polis.

    Reply

  • florrastas

    |

    Debo decir que no soy una amante de las series. Tengo poca paciencia. Prefiero las pelis, o quedarme con una serie por año. Y asi venia. House of card y breaking bad, me eran suficiente.
    Hace unos meses, ya obviamente sin ninguna de las dos opciones, y con todas las películas del oscar vistas, me puse a ver que podia ver en Netflix. Tenía que elegir algo que tuviera un poco de acción, lo suficiente como para q mi novia se quede quieta un rato, por lo cual la idea de una serie con una sola temporada, parecia copado. Es asi, que descarté casi la mayoria, (todas con más de tres temporadas) y me puse a ver, la que para mi solo tenia una temporada. The 100.
    Debo decir que nos la comimos en un sabado entero lluvioso. y debo decir que odie a todos los teenagers tomando malas decisiones.
    Pero había algo en la historia, que me parecía interesante, la idea de que en cada capítulo terminara con las mismas ganas de querer matar a un adolescente y a su vez querer ver el proximo capitulo jugaban en mi una suerte de amor, odio, donde claramente triunfó el amor.
    Triunfo el amor por que el personaje de una rubia, logro para mi, conducir a todos en un camino más feliz. Un camino de liderazgo, donde creo que tb la serie creció. y fuimos olvidando a algunos adolescentes, para empezar a recordar cosas mas fuertes.
    Claramente al llegar al final de la primera temporada, queria mas! y es ahí donde supe que había una segunda. Creo que la segunda temporada fue maravillosa. De principio a fin. Debo decir que no shippeo nunca, creo q solo tuve una pareja q ame (en skins), y que mi tumblr lo tenia abandonado. Pero la segunda temporada me hizo shippear. Shippear a morir. Pero voy a hablar de eso un poquito más adelante.
    Clarke me hizo tener fe en la “humanidad” o mejor dicho “en los nabos esos que bajaron del cielo”, cada decisión de la segunda temporada conllevo emocionalmente una carga muy grande. Yo quería que a finn lo maten, lo odie por desquiciado, y por matar grounders, pero cuando llegó el momento y la forma, clarke me hizo temblar hasta los huesos.
    Ese fue el momento en el cual entendí que hay decisiones que tomar para la serie, que si lexa dejaba pasar eso, todo lo que seguía en adelante podía ser quebrantable. Pero no fue asi. Lo que tuvo que ser para que tenga coherencia lo fue.
    La mordida del labio del s02e14, y lo desfachatado de la rubia frente a la commander, es algo que jamás olvidaré, la arrincono, y se fue. Yo no sabía que ese capítulo traía un beso.
    Había entendido la dinámica de liderazgo que compartían y los juegos de posiciones y retos que se traían la una a la otra, y me gustaba ese tire y afloje, por las posiciones de “poder” que ambas tenían. Pero el beso no me lo veia venir, no era algo que esperaba, y … se me voló la peluca.
    Hacía mucho tiempo que no me sorprendía por algo asi, y a su vez me gustaba. Hace rato deje de ver series por sus personajes lésbicos o no, ya que en un momento de mi vida, lo único que hacía era más que nada, relacionarme con ese tipo de contenido. es mas. no vi buffy. Asi que no puedo indignarme tampoco con las similitudes de la muerte de los personajes.
    Ame la sorpresa. Me gusto, porque nunca, ni después del beso, me plantee que algún personaje pudiera ser gay, lexa es una badass, con todo lo que eso implica, y es lo que a mi me importa. y la rubia es una aplanadora llena de impulsos, malos o buenos, que hacen q las cosas marchen. Me emocione, no solo por lo lindo del beso, sino por lo badass, que podian ser las dos juntas. Ninguna de las dos representaba ni el blanco ni el negro, ni las dos juntas un gris. Por q ninguna de las dos iba a renunciar a lo que creía realmente que las guiaba a sobrevivir en el mundo donde estaban. Y el “not yet” fue todo lo que esperaba, para que a lo que me gustaba la serie, le sume ese plus de amor que me faltaba, ya que hasta el momento tampoco era muy fan del amor sky/ grounders, lincoln/ octavia. (El hecho de tener a los adolescentes plenos en la primera temporada, me hizo ser siempre pro grounders).
    Creo que la temporada dos tiene un final maravilloso, (ahora vuelvo a hablar de la situacion clexa). No me esperaba la aniquilación completa de “una raza humana”, y aunque no era nada pro “mountain man”, la chica que ayudo (que no se me viene el nombre a la cabeza) yo tenía ganas de que corretee por las praderas (los demás me parecían bastante culpables, por el tema de la sangre grounder).
    Pero era verdad, la rubia “I have no choice” me demostro una vez mas. Que las decisiones no son fáciles, y por suerte no son todas las que espero. Porque si fuera asi, ya me hubiera aburrido de la serie.
    La rotura de corazón que tuve con lexa abandonando a clarke, fue terrible.
    Fue terrible, primero por que amo a lexa en su pintura de guerra, es mi debilidad, y yo quería que aniquile a todo el mundo, que mueran todos los que tuvieran que morir y q la rubia se sintiera orgullosa de ella, y que existan esas miradas complices de guerra, que entre las dos idearan planes maestros que los salvarian a todos. Pero doy gracias a dios, que no soy guionista, y que eso no fue asi.
    El final de la segunda temporada fue epico (para mi), nunca tuve tantas ganas de ver una tercera. Sabía que lexa no iba a desaparecer, ya que los grounders iban a seguir estando, y ella es su líder.
    La sola idea de pensar en cómo se iban a enfrentar los guionistas a una tercera temporada en la cual, ya en la segunda temporada, la union grounders/ sky people pendia de un hilo y en la cual ahora clarke, que era para mi la que podía lograr esa unión, estaba un poco enojada,o por no decir del todo, me traía una sonrisa. Sabia que algo interesante podia traer.
    Por suerte la temporada tres ya había empezado, asi que mi ansiedad no tuvo que ser contenida.
    grounders, sky people y clarke mas sola que un hongo, eran condimentos que ya me gustaban.
    Clarke era héroe de el territorio “enemigo”, “That’s all? You killed our greatest enemy. You wiped them out..” una heroina que no buscaba ser y que traía amor/ odio por donde se viera, tanto dentro de la serie, como en los shippeos por fuera de ella.
    Para mi la guerra ya había empezado.
    Todo lo que se sucede en la tercera temporada, me hizo shippearlas un poco mas, algo q un poco lamento, por q es imposible no ver spoilers cuando uno shippea. A ser verdad, creo q es el único error que cometí con respecto la serie, todo lo del capitulo 7, me debería haber tomado de sorpresa.
    Se me hizo largo lo que escribí, por ende voy a dejar pasar, a lexa en ropa de noche, al bitanic, “i’m glad you’re here”, “You left a hero to your people. And you return one.”, “I swear fealty to you, Klark kom Skaikru. I vow to treat your needs as my own and your people as my people”, para seguir con lo que hoy nos compete.
    A mi la muerte de lexa, me pareció necesaria. No había forma de que supiéramos, todo lo que supongo vamos a saber, sin que ello se sucediera. Me parece q a el propósito de la historia, el/la commander, tenía que morir. Digo el/ella, por que quien hubiera sido, en este caso era una mujer, Iba a morir.
    Debo decir que al día de hoy, hablo de esto, y me cuesta, porque el nudo en la garganta lo siento todavía. Porque en algún punto, mi corazón no puede contenerse.
    Espere mucho por que lexa termine de sentirse amada, o que se “consolide” la relación (aunque ya sabía o sentía q clarke la amaba, solo que pasaba por un periodo de “perdón”) y terminar con esa ilusión que yo tenía de que sea forever me impacto.
    Pero debo decir que no estoy preparada, para el amor/ muerte en general. No para la de lexa, no como para la de muchos mas (gays, heteros, perros, gatos.. etc). Siempre me paso lo mismo.
    La verdad, que yo no sé, lo que sería una muerte digna. lo único que sé, es que lexa no tenía miedo a morir, tenía miedo de lo “humano”. Para ella la muerte era un concepto diferente al mío, podía estar en posición yoga después de que casi la maten, y en paz.
    Ella se preocupo hasta último momento por dejar todo “arreglado” para clarke que quedaba en este mundo, y la muerte de ella en si, no le presentaba ni un misterio ni un miedo. Tal vez ella sabe más que yo, y claramente que clarke, de lo que le pasaria despues.
    El capítulo fue intenso de principio a fin. Y siendo una romántica al 100%, debo decir que en toda la escena desde que clarke entra a la pieza, hasta que sale de ella, tuve felicidad y piel de gallina. Ame que estuvieran juntas! y quería que se termine el capitulo para ver todos los miles de gif animados con todas las versiones posibles de ese encuentro.
    El streaming no me permitio ver, la lagrima de lexa caer en su beso, ni tampoco me dejo poner pausa en el momento malo. Fue un fondo blanco. De la sonrisa, al llanto desconsolado.
    Debo decir que tampoco me gusto que se suceda el amor en la única hora de despedida que le dio octavia, cuando clarke estuvo entrando y saliendo de la habitación de la commander como si fuera su casa. Y no se si tiene un propósito. Pero si se, que creo que no podría haber sucedido antes su encuentro. Y creo que tal vez me hubiera indignado, si el beso que clarke le daba, era solamente en el lecho de muerte. Pero como siempre les digo, que bueno que no soy guionista, por que aburririá a todos y sería muy cursi.
    Voy a decir esto aunque suene masoquista, pero el recitado de clarke hacia lexa de
    “In peace may you leave this shore.
    In love may you find the next.
    Safe passage on your travels until our final journey to the ground.
    May we meet again.”
    Fue lo más hermoso y dramático que vi en mi vida. Nunca, senti algo asi. Les juro.
    Si hay algo que le tengo que decir a lexa es que es tan buena como commander, tanto como con los movimientos para ganarnos a todas! no solo a clarke sino a todas nosotras. Nuestra commander era una romántica incurable, que besaba lento y que amaba al 100% y que le toco esperar, pero que además era visionaria, y tenia una mision, y comandaba a miles de hombres y mujeres cuyo lema “blood must have blood” intento cambiar.
    Lexa para mi fue un personaje integral e inquebrantable. En el amor y en la guerra. En las alianzas y en los castigos. Alguien que desafio “love is weakness” y que nos dejo un poco alto los estandares del romanticismo. (Si chicas, esto hay que admitirlo). Y esto me parece que fue un trabajo en equipo. Lexa no podría haber sido lexa, sin quienes lo crearon. De hecho lexa es lexa, por quienes se involucraron en su proceso de creación, y el respeto y la admiración hacia su propio personaje creado, y por sobre todo. Que no es poco. fue un personaje que tuvo una historia que se respeto de principio a fin.Y Lexa, nunca olvido que la quería a clarke.
    Yo hoy lamento haberme spoileado o casi spoileado, lo que sucedía en el capítulo 7, y lo que pueda llegar a suceder más adelante. Aunque mi corazón está achicharrado, me gusta el elemento sorpresa.
    Yo hoy no se como podra sobrevivir clarke después de un amor y muerte asi. Por que no se ni me imagino, como se puede sobrevivir después de eso. Tampoco podría superar la idea de que del cuerpo de mi “chica” salió un chip, espíritu o lo que sea de su espalda. Es por eso que hoy me dejo llevar por lo que me puedan llegar a contar los creadores de la serie. Todos tenemos que superar esto. Tal vez si hacen un buen trabajo, eso me haga superar a mi tb, tanto como a clarke, lo que sucedió. Y confio que asi sera. Por que no hay forma de borrar el legado de lexa, ni de la historia general, ni de nosotras.
    Por último si es que alguien llego a leer hasta aquí, tengo que volver a decir, que para mi, era necesaria la muerte, era necesaria para contar lo que se viene. Y no me pareció que tuviera que ver con una muerte para masacrar a la comunidad lesbica. Me deje llevar por la emoción, de que esta historia tenía todos los elementos que fantasie, en una pareja gay de televisión, y supieron enviciarme de principio a fin. Pero creo, que en vez de maldecir, hoy agradezco esto.
    Por suerte no viví tantas muertes televisivas. Pero creo que aun si hubiera vivido todas, no hubiera estado ni un poco preparada para esta.

    Voy a extrañar la dinámica de las dos, tanto en el amor, como en el liderazgo. Voy a extrañar la pintura de guerra. y el hecho de que lexa me ponga la vara de conquista siempre un poco más alta. la voy a extrañar mucho. y voy a seguir poniendo stop en el capítulo siempre cuando clarke sale de esa pieza.
    Por que para mi
    “May you live forever, my commander”.

    Reply

    • Debora Dora

      |

      Guau, hermosas palabras! Me emocioné de nuevo!

      Reply

  • Nono (No, no, en verdad)

    |

    Hablando con un niño muy brillante sobre la muerte le dije unas cosas muy raras para un niño. Esas cosas raras no son más que mi propia idea de cómo vivir siendo un ser mortal: saber que somos mortales es el privilegio de los humanos sobre los otros seres vivos, pagamos ese precio porque también podemos hacer arte, desarrollar ciencia, tratar de hacer de nuestras vidas más que respirar y comer para sobrevivir. Vivir no es sobrevivir, aunque sobrevivir sea necesario. Los seres humanos podemos contemplar lo bueno y lo malo, e ir más allá en nuestra comprensión. Así que hay que vivir haciendo tantas cosas buenas y bien hechas como se pueda, vivir tratando de ver toda la belleza del mundo, ser parte de la belleza, no dañar, no dejarse dañar y saber que en definitiva, sin la muerte la belleza no sería tan bella, los buenos no serían tan buenos, los sabios no podrían decir que son sabios porque en la eternidad casi todos tendrían tiempo de aprender. En definitiva que los seres humanos somos lo que somos sólo porque morimos. El niño, tan humano, me dio una respuesta genial, que no viene a cuento pero porque me desviaría de lo que quiero escribir acá. Leía recién lo que escribí la otra noche y ni yo me entiendo, pero eso es lógico tenía mucho vino encima y mucha alegría por algo personal. Leía lo muy bien y mucho que ya han escrito sobre este tema de Lexa y su muerte y después de pensar un poco llegué a la conclusión que valía la pena escribir algo más en estado de sobriedad.
    Me revienta cuando matan un personaje que me gusta porque matan eso, algo que me gusta. Casi me quedo sin aire cuando mataron a Will en The good wife, y tuve tanto miedo de que “mataran” a Kalinda, que aún hoy lo pienso y agradecería con lágrimas a los guionistas la deferencia y la diferencia.
    Y sí, pienso que aquí también tendrían que haber hecho la diferencia. O alguna. Y de hecho, creo que aún hay tela -en esta historia de Clarke y Lexa- que cortar desde el exclusivo telar de la ficción.
    Sin embargo creo que lo que duele de todas estas lesbianas muertas es una cuestión de humanidad y tiene que ver con lo difícil que es ya la vida como seres mortales.
    Para los mortales la felicidad, la belleza, es el trozo de inmortalidad que nos queda. Es el sabor dulce en la boca, el del sentido.
    Y creo que la “normalidad” es una especie de felicidad de mínima. Es la estabilidad, lo seguro en la vida que vivimos mientras vamos muriendo. Estar “fuera de la normalidad” te lleva a depender demasiado de la felicidad, esas condensación esquiva que requiere la suma de demasiadas cosas. De la excelencia en todo lo que pienses o encares y si no siempre estás un escalón más cerca del fracaso y la insatisfacción que los “normales”. En ese sentido creo que tanta lesbiana muerta en la vida de las ficciones es una especie de afrenta de los hétero-normativos. Son raritos para mi gusto, no darse cuenta de nada aunque se les diga y se les diga.
    En mi caso soy bisexual, es bastante complicado andar expresándose enteramente por ahí, en ese aspecto de mi existencia. Me quita mucha calidad de vida, me magulla. No me entregaría a la “normalidad” ni bajo amenazas, porque creo que esa búsqueda de la “normalidad” es un precio demasiado alto para el (mi) espíritu humano.
    Así que, en definitiva, creo que lo que me molesta tanto de que maten a personajes como Lexa es (además de lo buena que era su presencia en la historia) esa vecindad entre la “anormalidad” y la “infelicidad”. Esa analogía que es una afrenta. Por lo menos.

    Reply

  • Mariana

    |

    Sé que pasaron varios días desde el capítulo pero todavía no deja de venirme a la cabeza la muerte de Lexa, y la tristeza de entender que no voy a volver a ver a un personaje que me encantaba caló hondo en mí. No es racional, ya lo sé, las personas tenemos tragedias infinitamente peores que la muerte de un personaje de ficción, pero el corazón tiene razones que la cabeza no entiende. La realidad es, sí, me cuesta mucho encontrar una serie que me guste y The 100 me gusta (o gustaba), y encima tuve la suerte de que apareciera Lexa. Hoyo en uno. Y ahora que me quedé sin Lexa, probablemente uno de esos personajes que siempre voy a querer (aunque haya aparecido poco), también me quedé sin una serie que me gustaba.

    El comentario de arriba nombró la muerte de Will en TGW, y siento que la puedo comparar con la de Lexa respecto a lo que me hizo sentir. Me cayó tan fuerte que nunca más volví a ver TGW de la misma forma, y eso que me encantaba.

    Lo que quiero decir es que lo entiendo. Entiendo que era necesario para la trama (como las muertes de Finn y Maya), y por la situación de Alycia, pero no me pidan que me guste…

    Pero bueno, respeto a los que quieran seguir viendo el show y defendiendo a los escritores, por más que esta vez no lo comparta.

    Reply

  • lorena

    |

    Generalmente no me expreso en estos temas, pero, lexa calo tanto en mi, que se lo debo, la muerte de ella era algo que todas sabíamos, algo cantado, pero y me incluyo acá, lo quise negar con todo mi corazón, por que jamás había shipeado a una pareja como a las clexa, dejando a un lado a pepa y Silvia. Pero aunque sabia que lexa moriría, su muerte me tomo por toda la sorpresa del mundo, no pensé que después de que ella y clarke habían consumado su amor, me la iban a matar así, es que es de no creer, que pasemos de la gloria al completo sufrimiento.
    En este hecho me duele la forma en que murió, como leí en otro blog fue la salida fácil la de siempre, entiendo que la trama tenia que seguir, pero, vamos ellos son los escritores se supone que si están allí es por que tienen una imaginación bastante amplia, claro como fan clexa prefería que no la mataran, tal vez que se produjera en polis un golpe de estado, yo que se, es una serie de ficción por dios, pueden hacer lo que quieran, pero parese que los escritores en estos temas están faltos de ideas e imaginación.
    Una segunda cosa que me duele es el uso, por que nos usaron para ganar público, para hacer ruido, para llamar la atención, por que me duele? Pues por que como ya lo dijeron en otro comentario, las lesbianas tenemos tan poca representación que duele que cuando hay una pareja o personaje tan pero tan bueno lo maten así, es un fuck you directo, si sabían que la iban a matar por que ilusionarnos tanto, para que promocionar a las clexa como la pareja diferente, en la cual esta vez se vería reflejada esa visibilidad y esa pareja tan soñada que se que muchas deseamos, para mi como televidente fue un fuck you!!! Y puede que lo diga por que estoy dolida e indignada pero no se puede hacer eso, si la iban a matar para que ilusionarnos y demás, eso es una putad@ aquí y donde quieran.
    Para terminar lexa para mi era mucha mas que la pareja de clarke, era una chica en la cual y se que no soy la única me veía identificada, un personaje 100, y me noe hubiera importado que ella no terminara con clarke por que lexa era más, era mucho más, clarke podría terminar con quien quisiera pero lexa era lexa esa heda, que era única.
    Sinceramente, dejare de ver la serie por que en primer lugar la veía por las chicas, mas por lexa, y sin ellas no le encuentro el sentido, o sin mi heda no hay sentido. Debo decir que no comparto todo el odio contra el creador hay comentarios muy pasados, y no esta bien, hasta para insultar hay que tener principios, como queremos que nos tomen en serio con esa clase de comentarios, si nos duele y mucho pero hay que ser educadas. Puede que esto lo escribiera con todo el enojo que tengo pero no por eso deja de ser cierto hoy y mañana, animo chicas es duro y duele pero la vida sigue y no se detiene por nadie aunque aveces pareciera que si.

    Reply

Leave a comment

*