LA CENICIENTA QUE NO QUERÍA COMER PERDICES

Written by Debora Dora. Posted in Desgenerando Espacios, Feminismo in your face, Literatura

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 

Hace unas semanitas nomás les hablé de mi aversión al color rosa (sí, ¡el rosa apesta!), un temita que viene desde mi más tierna infancia. Ya saben, odiar el mero hecho de que te obliguen a usar algo de ese color simplemente porque te corresponde, porque naciste hembra y en esta sociedad eso es sinónimo de sumisión, inferioridad, debilidad y también de “rosado”, o al menos eso es lo que nos quieren hacer creer. Muchas compran, otras ignoran y otras se rebelan. Ya se imaginan en que bando me encuentro, ¿no? ¿Y ustedes? Yo como me di cuenta que no era ni sumisa ni débil, y nunca me sentí inferior, tampoco me creí eso del que rosa era obligatorio por simple portación de vagina.
¿Saben qué otra cosa se suele relacionar, inevitablemente, al rosa en la actualidad? ¡Las princesas! Sino pregúntenle a cualquier niña menor de diez años, ese es el concepto que les venden desde que son bien pequeñitas y comienzan a dar sus primeros pasos; muchas veces sucede en las casas, si tienen suerte no, pero sino siempre están los medios de comunicación para alentarlas a que ser una princesa es lo mejor que les puede pasar. ¿No tienen tele en su casa? (¿qué son? ¿amish?). No importa, basta con ir a comprar un juguete para enterarse. Vestidos envidiados por Lady Di, estolas, coronas, tiaras y cetros, todo para imaginarse a sí mismas en el castillo real, a la espera de que llegue el príncipe azul, total ya están entrenadas para encoger el pie si no les llega a entrar el zapatito.

¿Conocen ese cuento? Claro, que sí, La Cenicienta, clásico de clásicos. La chica abusada por su madrastra y sus malvadas hermanastras, que encuentra a su amor pero vestida de seda, porque todas sabemos que al dar las doce, mona queda… De todas maneras no es el único cuento, también está Caperucita Roja amenazada por el lobo (bien masculino); Blancanieves que se la pasa fregando no para un hombre, ¡para siete!; o La Belladurmiente, que espera dormida hasta que el beso del hombre la devuelve a la vida. ¿Quién no ha escuchado alguno de estos cuentos infantiles cuando era pequeña? Las heroínas de los cuentos de fantasías son nuestras primeros referentes, lástima que esos personajes de heroinas tenían poco, y eran más que nada víctimas del sistema que encontraban su final feliz recién cuando el amor romántico y bien heterosexual llegaba a sus vidas en forma de hombre adinerado y de alcurnia, lo que les deparaba un destino feliz a su lado, rascándose todo el día y observando crecer la hierba a través de la ventana de la torre más alta del castillo.
Así que buscando literatura infantil y decente, porque no pienso alimentar de pequeña a mi niña oriental nonata con esa basura, me encontré con un interesante cuento llamado La Cenicienta que no quería comer perdices, una interesante vuelta de tuerca que seguramente no será solo para niñas, ya que se repasan los roles preferidos de este tipo de literatura, un delicioso guiño para las feministas. Claro, la pastelería no podía faltar… pero no les voy a dar ninguna pista.
Hermosamente ilustrado, muy a la manera de Tim Burton y su Chico Ostra, y escuetamente escrito, pero con toda la fuerza de las palabras justas y de las ideas feroces, la ilustradora Myriam Cameros Cerra y la escritora Nunila López Salamero, ambas españolas, nos traen este inteligente cuento que merece la pena ser leído y, también,  contado.
Además de la versión online les dejo el PDF para guardar, aunque más interesante sería conseguir la versión impresa, ¿no?
Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (11)

  • Anonymous

    |

    >Estoy completamente de acuerdo y siempre lo he dicho también: no se vale poner a las niñas como princesas o como barbies o con muñecas que lloran y de hecho como hombre también me doy cuenta que pasa lo mismo por acá: GiJoe, transformers, carritos y muchas cosas más pero bueno.

    Lo que en este punto me sorprende es que poca gente se enajena con este tipo de tabúes tanto, con todo respeto pregunto: porque enajenarse tanto con la homosexualidad? se perfectamente que sigue habiendo gente retrógrada que no acepta esto o lo ve como una enfermedad pero mientras siga existiendo una enajenación cuando a algunos ya ni nos interesa o nunca nos ha interesado este tema pues creo que esto seguirá igual.

    Se que voy a sonar grosero y lo siento: existe un programa cómico que me gusta mucho llamado Little Britain y me recuerdas mucho a Daffyd quien se creé el único gay del pueblo y hace lo imposible para creer esto, lo cierto es que ser gay, lesbiana, homosexual o como le quieras llamar ya no es algo bizarro, extraño, impío o enfermo y por lo mismo creo que ya está de sobra tratar de meterle en la cabeza a todos esto.

    Lo siento

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Y cuando digo que no me interesa el tema me refiero a que ya lo veo como cualquier otra cosa porque no debo de verlo como algo especial, sería como ver a un inválido y decirle: mira pobre tontito, apenas y se puede mover… eso sería una completa estupidez.

    Reply

  • DEBORA DORA

    |

    >Mira, niño anónimo, solo voy a decir algo, ayer lei un artículo en el que se contaba como tres adolescentes en un colegio de Estados Unidos, intentaron tirar por un barranco a una compañerita de clase simplemente porque era lesbiana… ¿Qué tal?

    Mientras esas cosas sigan pasando, no hay nada normalizado. Y yo no soy la única lesbiana en el mundo, por eso escribo y me leen…

    No diré más,creo que como ejemplo basta para responder a tu inentendible mensaje.

    Ahhh, cierto… qué mal que los niños juegen con G.I.Joe… qué temible, xq de grandes todos serán soldados… No, deberías saber que los hombres siempre pudieron elegir qué ser y qué hacer. Las mujeres aún seguimos peleando por tener ese derecho…

    Adios!

    Reply

  • Camila

    |

    >WTF??!!

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Gracias por la respuesta, solo es algo que pensé en ese momento, si dije de los GiJoe y los transformers fue solo porque tú mencionaste el rosa, es una forma de comparar, yo jugué de niño con esas cosas y algunas me siguen gustando a mi edad pero me considero una persona bastante relax, en contra de la guerra y con rollos por el estilo.

    Creo que no me di a entender bien, nunca dije que lo que tu haces está mal, cada quien hace con su blog lo que se le viene en gana y mientras no caigas en la ilegalidad todo está perfecto, la cuestión era otra y discúlpame si no lo entendiste, en verdad te pido mil disculpas, espero que con el ejemplo que te pondré a continuación me entiendas un poquito y si no pues no hay problema, yo estoy abierto a dialogar.

    Existe un estado en un país donde comenzó a surgir una serie de hechos realmente trágicos: los femenicidios (Cuidad Juárez, México), se llegó a hablar tanto de eso que casi se volvió un tema de carácter nacional, es obvio que esto es una tontería (lo de los asesinatos), sin embargo se convirtió en una tontería mayor cuando aunque no se hacía nada real se hacía demasiado, noticias y noticias en todos los medios al grado de volverse algo famoso e incluso una película se hizo pero… cual fue lo malo en este caso? que todo mundo se enfocó en ellas aunque no se hacía nada pero a su vez todo mundo se olvidó de los niños y los hombres, cada día había más personas del sexo masculino (incluyendo homosexuales) a los cuales absolutamente nadie les hacía caso, cualquier persona podía matar a un hombre y nada le pasaba porque la atención estaba fijada en las mujeres solamente, siempre he dicho que todo debe de ser unánime como en todos lados y eso te incluye a tí por ejemplo, yo lo único que decía es que me gustaría que todo fuera parejo, que si te pasa algo a ti (y deseo que no) o a mi entonces se trate de la misma manera, no porque eres un político debes de tener mas preferencia que un pordiocero, a fin de cuentas somos seres humanos tengamos las preferencias que tengamos.

    En verdad lo siento si fui grosero, no fue mi intención, lo que ocurre es que tengo una amiga también lesbiana y así hablo con ella, hablo muy directo, solo que a veces ella no sabe contestarme algunas cosas y me quedo con algunas dudas, eso es todo pero de ninguna manera pretendo ofender.

    Por cierto, mi nombre es Alfonso pero sinceramente no creo que importe mucho eso.

    Reply

  • DEBORA DORA

    |

    >Hola Alfonso! Bueno, gracias por volver a escribir. Mira, creo que todos debeos ser tratados por igual, como seres humanos, más allá de nuestro sexo, nustro género (porque sí, son dos cosas distintas), nuestra orientación sexual, preferencias políticas, ideologías y religión. Ante la ley todos somos iguales, y de eso no hay duda, el asunto es que la ley la manejan los hombres (como sustantivo inclusivo, aquí no me refiero a sexo), y los hombres discriminan, invisiblizan, y hacen diferencia. Entonces estamos muy lejos de una igualdad real, ya sea entre hombres y mujeres, como entre homos y heteros, o entre razas o minorías en general.
    Y si se habla en particular de mujeres, es porque son siempre las mayores victimas, hay prubas de esto, basta con leer estadísticas. Hay movimientos de luchas que vineven desde hace siglos queriendo defender a la mujer de todo tipo de abuso, no solo sexual, y en general el abuso está dado por hombres. Entonces, la posición de la mujer historicamente ha sido la de débil, primero porque le faltaban derechos, luego porque no tiene tanta fuerza, no es tan hábil, no es tan inteligente y demásestupideces que se han dicho a lo largo de los años.
    No tengo nada contra los hombres, pero soy feminista, y para mí (y tantas otras), las mujeres vamos primero, porque hemos estado relegadas demasiado tiempo…

    Reply

  • Camila

    |

    >AMEN!
    Iba a escribir algo, pero me di cuenta que solo era caer en la redundancia, ante lo que escribio Debora Dora.

    Reply

  • Isobel

    |

    >Lei esto tarde… donde yo recido no se puede hablar con nadie sobre la homo o el lesbia. cualquiera te mira raro. vivan ustedes que viven en un pais tan esplendido que acepte estos temas.

    Reply

  • DEBORA DORA

    |

    >Bueno, Isoble, te invito a que participes activamente del blog y después si queres te pueod pasar la dirección de un foro donde hay chicas de todas partes del mundo y en donde se puede hablar libremente de cualqueir tema!
    Saluditos!

    Reply

  • Ale

    |

    Aaaaa, Como extrañaba dejar mi comentario! Debo decir que me encanta como escribes, me encanta degenarando espacios..
    Hace algun tiempo te conte mi anecdota del moño rosa, y veo cosas asi con mi cuñada y mi sobrina todo a su alrededor es muy rosa, muy de princesa, claro a mi me encanta el color rosa y asi, pero no porque sea mujer sino porque si y ya, pero a mi sobrina waaaooo la tienen rodeada de ese color y de ese tipo de pensamientos, tanto que cada dia se vuelve un poco mas superficial y trata de complacer a los demas y solo tiene 8 años!
    En fin doy gracias de haber tenido unos padres que me dejaba elegir lo que queria, que nunca me puso en la mente que con un hombre y famiila perfecta seria feliz, que me dejaba tener los amigos que quisiera y jugar lo que quisiera!
    En fin Debora eres genial, eres mi primer girl-crush!

    Reply

  • Naty

    |

    “…porque no pienso alimentar de pequeña a mi niña oriental nonata con esa basura…” HERMY!!! Jajaja lo primero que se me vino a la cabeza. Pinta un buen librito para regalarle! Está caído el link ya pero dps voy a ver si lo puedo chusmear en otro lado. No sabía que me estaba perdiendo tantas notas tuyas viejas! Me estoy poniendo al día :)

    Reply

Leave a comment

*