I don´t care, I ship it!: Orphan Black

Written by Debora Dora. Posted in I ship it!, Otras, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 

.

Por que en este 2014 en Deborarte adoptamos el lema “I don´t care, I ship it!” decidimos abrir esta nueva sección que estamos seguras que a muchas tortas que nos leen les va a gustar. Este es el lugar para shippear como se nos ocurra y sin restricciones.

Hoy nos toca suspirar un poco, y respirar aliviadas, por varias razones, pero como esto va sobre el final de temporada de la genial Orphan Black, les aclaro que es una zona de ***SPOILERS***, así que ya saben, si aún no la han visto, no se asomen por aquí. Pero si ya se sorprendieron con el décimo capítulo de la segunda temporada de la serie canadiense de ciencia ficción que nos tiene a todas como locas, síganme porque esta sección está dedicada a ellas…

.

SARAH MANNING Y COSIMA NIEHAUS

A ver, ya sabemos que esta serie no solo tiene a su pareja lésbica, al hermano gay y divino y, además, un clon transexual llamado Tony, que salvo por su extraño peinado, que a muchos (y me incluyo) no ha terminado de convencer, es una gran adición a un programa televisivo que rebusca en el tema de la identidad sobre todas las cosas. Así que ya he dedicado mi tiempo a hablar de la adorable “geek monkey Cosima (interpretada por la más adorable aún Tatiana Maslany) y de su relación con la doctora Delphine Cormier (Evelyne Brochu, a.k.a. “the puppy”), que nos dio ganas de hacer “crazy science” desde que apareció en la primera temporada para monitorear a la chica de rastas.

Pero no les voy a mentir, somos lesbianas, la nuestra es una raza que sobrevive gracias a la búsqueda incesante de subtexto por todos lados, así que no me culpen de ver cosas donde todos creen que no las hay. Porque en cuanto vi por primera vez interactuar a Sarah (la clon principal, también interpretada ¿adivinen por quién? Sí, sí, por Tatiana Maslany) y a Cosima, tuve que gritar: “Sí, sé que una es hetero y punk y rebelde y la otra es tortita y adorable y no se da cuenta de nada y que, sobre todo, son genéticamente idénticas, pero… I don´t care, I shipt it!!!”

Y sé que no soy la única, oh no no, para nada; ahí afuera hay una legión de lesbianotas que creen ver mucha onda entre Cos y Sarah (¿”Sasima” o “Punky Monkey“?) cada vez que hablan por Skype, o ese día en el bar, en que se miraban la una a la otra a través del espejo, o cuando a poco de conocerse, Cosima vuelve a Canadá y Sarah termina sucumbiendo a sus brazos y se deja agarrar por la estudiante de ciencias importada de SanFran.

Sarah tuvo que besar a Delphine el día que se hizo pasar por Cosima, pero en realidad sabemos que nunca confió de ella, en ningún momento desde que Cos le dijo por teléfono que había conocido una chica francesa con pelo rizado por los ángeles y que le había dicho “Enchanté” y que había quedado perdida por ella y su acento. Sarah estuvo intentando por mucho tiempo que su “hermana” se abriera de esa peligrosa relación, y solo se acercó a la francesa cuando no le quedó más remedio, porque la chica necesitaba una cura para su enfermedad.

Ni hablar de lo que sufrió la inglesa desde que se enteró que Cosima estaba enfermucha, y que fue capaz de entregar el diente de su hija y de hacer que le saquen a la nena tres litros de sangre para donarle médula a su “auntie Cosima”. Claro, hasta hacía dos segundos era todo: “ni loca te entrego a mi hija, antes muerta, malditos buitres de Dyad”, pero después del llamado de Cos, Sarah fue capaz de dejar al tipo de barba con el que se estaba a punto de escapar y cazar del brazo a Kira y arrastrarla para ayudar a curar a Cosima: “Cómo no, acá tienen a la borrega, ¿dónde hay que firmar?”.

El último capítulo nos dejó unas cuantas cosas además de un nuevo giro argumental; de nuevas dudas; de mucha pena por Helena (sí, sí, también la interpreta Tatiana), porque nunca le pasa una buena a esa chica; de más misterios; de nuevos personajes siniestros y de una Delphine perdida en alguna parte del mundo comiendo Eskimo Pies y llorando desconsolada… Lo más importante es que ¡nos regaló una escena de las “Punky Monkey“(no me gusta este nombre de ship, me da la sensación de que estoy shippeando a Sarah con Kira…). Sí, sí, es la escena que yo llamo #forthekids, porque no hay razón que me explique el por qué esa escena tan íntima fue filmada entre estos dos clones. Vamos, los geniales creadores de la serie, junto con su más genial equipo de redes sociales, están muy al tanto de todo lo que pasa en el fandom y es imposible que no supieran de este extraño ship que a muchas nos hace soñar… Sí, sí, Cosima es la clon con la que más relación tiene Sarah, eso es cierto, pero ¡vamos!, que esa química que se respira entre ambas cuando hablan inclusive a través del monitor es ufff…

Luego de lo que es la mejor escena que han filmado los creadores de Orphan Black hasta el momento y que encontró a los cuatro clones principales meneando al ritmo de “Water prayer rasta mix” (¿cuán torta luce Sarah bailando? Just cheking…) con la pequeña Kira (Skyler Wexler) y con el “brother seestra” Felix (Jordan Gavaris), la noche se termina y Ali se va a su casa. Felix se acomoda con su sobrina en un sillón, Helena en el suelo abrazada al tubo de nitrógeno que contiene a sus futuras hijas, y de pronto encontramos en la misma cama (¡en la misma cama!) a Sarah y Cosima. Claro, de la chica de rastas es entendible, pobre, está enfermita, pero ¿Sarah?, ¿solo para hacerle compañía? La escena #forthekids irradia intimidad por todos los costados, y como si ya no compartir una cama  no fuera lo suficientemente íntimo, a Cos se le da por jugar con la mano de Sarah… Sí, se ve que le gusta jugar con las manos de las mujeres, porque algo similar ha hecho con Delphine en la escena de cama que comparten en la primera temporada, ¿lo recuerdan? Y luego viene esa frase repetida por Sarah Manning por segunda vez en esta temporada: “I can´t do this without you, Cosima”, y ovarios lésbicos comenzaron a explotar alrededor del mundo, porque cada vez que Sarah dice “Cos” o “Cosima” nos alteramos.

No, no me interesa que sean iguales y que se llamen a ellas mismas “hermanas” y bla bla bla, don´t rain on my parade, please! Podés contener a alguien agarrándola de la mano, pero ¿entrelazar los dedos?, ¿hacía falta? ¡Vamos! Está claro que fue una toma para demostrar que los creadores de la serie pueden seguir superándose día a día (y sí que lo hacen), pero más allá de eso, yo la voy a tomar como un guiño para todos los pastelitos del mundo que seguimos suspirando por estos ships hermosos e imposibles. ¡Gracias, Orphan Black! Gracias, por regalarnos esta escena, por crear estos fantásticos personajes y por mantenernos intrigadas con esta fantástica historia. Y sí, ¡ya no veo la hora de que vuelvas!

PD: No, no, thank you!!!

.

By @Debora_Dora

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (5)

  • Naty

    |

    Yes, yes, a million times YES! Desde la season 1 que vienen siendo shippeables, pero esa escena… Fue como “OMG, clone club dance party, best. scene. ever!!!” termina y nos quedamos contentas, relajamos a ver qué pasa ahora y- WAIT WHAT. Are they in the SAME BED?? Are they HOLDING FUCKING HANDS?? Y que Sarah le repita “I can’t do this without you, Cosima” noooo, my feels… Ese fue un ree mimo al fandom, #forthekids totalmente… excuse me, me voy a ver la escena de nuevo… I ship it!!!

    PS. La ventaja de shippear clonecest es que no podemos terminar perdidas en una ship IRL con las actrices a lo Achele, gracias Tatiana!!!

    Reply

  • Pamita

    |

    AMOOOOOOOO este Shipp Sarah y Cosima son mis personajes preferidos de la serie y es evidente q hay quimica entre ellas (Si, Tatiana tiene quimica con ella misma, asi de genial es) Cuando aparecen juntas en la cama me falto saltar y aplaudir pero cuando empezaron a jugar con sus manitos ahi si aplaudi sin pudor. Los creadores de esta serie son geniales por darnos estos momentos sabiendo lo mucho q lo queriamos.
    Nota aparte Sarah bailando madre santa!!! Q fuertisima y gay esta.

    Reply

    • Ellen n°3

      |

      Jejeje esto es demasiado divertido. La verdad es que con este ship no me pasa nada, pero lo que me encanta es el argumento de los fans para shippear a estas dos.
      Eso de que Tatiana tiene quimica y tension sexual con ella misma es muy hilarante. Gracias por las risas y me encanto esta seccion la libertad de tener los ships que a una le plazcan por las improbables que sean, creo que es una de las cosas que hacen mas interesantes y en algunos casos tolerables un monton de series.

      Reply

  • Sara

    |

    ^^^Thisssss!
    Yo las shippeo desde la escena del bar en la primera temporada y el principio me sentia mal porque pensaba que era la unica loca que shippeaba clones o como ellas se llaman hermanas, pero es genial encontrar que definitivamente no soy la unica y que cada vez nos dan mas elementos para shippearlas.
    Solo te corrijo una cosa, no solo las lesbianotas las shippean, yo soy hetero y las shippeo demasiado. De resto todo muy cierto.

    Reply

Leave a comment

*