GUÍA PRÁCTICA PARA LA LESBIANA ACTUAL: CÓMO SOBREVIVIR A UNA REUNIÓN CON AMIGAS HETEROSEXUALES

Written by Debora Dora. Posted in Planeta Lesbos

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

>

Muchas veces cuando ando despistada por la vida, con los auriculares puestos y un libro siempre a mano, noto por qué dicen que los homosexuales somos una minoría (por ahora…). Aun conociendo mucha gente del gremio, la mayor parte del tiempo me encuentro rodeada por heterosexuales, o al menos por gente que dice serlo. Desde padres (mmm, sigo dudando de Padre Metrosexual, pero démosle el beneficio de la duda) hasta familiares y amigos, pasando por vecinos y compañeros de trabajo.
Si bien tengo un grupito de amigas lesbianas, el resto de las personas con las que salgo de vez en cuando a tomar algo, a cenar, al cine o a alguna muestra de arte suelen llamarse a sí mismas “heterosexuales”. Todo bien, yo no las discrimino, qué se le va a hacer… nacieron así… pero a veces la convivencia se hace complicada… Casi como si ellas fueran de Saturno y nosotras de Plutón (este ya ni siquiera es un planeta, ¿no?)…

En fin, la semana pasada, cenando con amigas pakis (“hetero” en el lenguaje homo-argentino) que conozco desde que somos muy chicas, pero a las que no veo demasiado seguido, sentí la imperiosa necesidad de escribir esta simple guía para ayudarlas a ustedes, pastelitos nóveles, a poder tener una cena con amigas hetero y lograr sobrevivir para contarlo.

Así que procedamos, y para no dar nombres reales, llamémoslas: “La Lipstick“, “La Torta Wannabe”, y “La Gay-Friendly“. Mmm… creo que las acabo de deschavar al dar sus tweets, ¿no? Ooops

Veamos…

* Si te llevan a cenar a un restaurante alemán donde el 85% de su carta consiste en salchichas de todo tipo (ahumadas, blancas, coloradas, super, etcétera), sabelo que deberás soportar los flashes en la cara en cuanto te acerques el tenedor a la boca, mientras por dentro pensás: “no debo olvidarme la cámara cuando las lleve a una marisquería o a tomar té con torta”. Así que anda practicado desde ahora tu sonrisa de: “este es solo un desliz, jamás volverás a agarrarme con alguna comida con forma fálica cerca de mis labios; saca todas las fotos que quieras ahora, pero ni se te ocurra subirlas a Facebook… o etiquetarme en ellas”. Mmm, lo de la amenaza para que no te etiqueten nunca sirve…
* Es probable que la tortilla que traen como aperitivo antes de la cena no te apetezca más que a ellas, pero solo por orgullo comete un pedazo mientras ellas vitorean.
* Las hetero cada vez vienen más evolucionadas y gay-friendly que nunca, por lo que ya no sirve asustarlas asegurándoles que la camisa a cuadros que tienen puesta es típica de pastel o que esas zapatillas las empezaste a usar cuando saliste del clóset. Pueden discutirte por horas que los anteojos aviadores son re top y nada lésbicos (please!), y ni se te ocurra mencionar los borcegos; van a debatir sobre el tema hasta que llegue el postre… Querer hacerles la cabeza con que alguna amiga torta de tu grupo está detrás de ella ya tampoco funciona como antes, ahora lo toman como un elogio.
* Mientras miran revistas “femeninas” y comentan sobre zapatos y carteras, limitate a mirar los cuerpos de las modelos. Ni se te ocurra preguntar si Manolo Blahnik era uno de los capitanes que comandaba una de las tropas durante las primeras invasiones inglesas de 1806.
* No, querido muffin de mi alma, Paula Cahen D´Anvers no es la última ganadora del premio Nobel de literatura. No te gastes en preguntarles si les gustó alguno de sus libros. Evitá que te miren como si les dieras pena.
* No, chicas, Kosiuko no es una nueva variedad de sushi… No cometan mis mismos errores.
* Cuando una de ellas (cof “Lipstick” cof) cuenta cómo el encontrar una estola que combina a la perfección con una camisola la hizo tener un orgasmo en pleno centro comercial, limitate a asentir con una sonrisa (mientras que te preguntas cómo puede ser que las pakis acaben de manera tan simple…).
* Lo bueno de que hablen de su última visita a un centro recreacional y nocturno donde los hombres bailan sin ropa es que mientras ellas quedan con la mirada perdida recordando la… mmm, la… “comida alemana” de alguno de los strippers, vos tendrás tiempo de repasar las actividades pendientes para toda la semana.
* Al momento de repartir los personajes de Sex and the City entre las cuatro, sentite apenada y terminá resignándote a ser la cínica de Miranda. Dejales que crean que te sacrificás por el equipo… No tienen ni idea de que la colorada de los trajes es lejos el mejor personaje de la serie…
* Pensá que lo bueno de estas reuniones es que tenés material con el que trabajar, y cuando estás rodeada de pakis siempre podés dejar tus semillitas por doquier. Si ya conseguiste la tostadora, no te quedes sentada, hay mucho camino por recorrer… siempre podés lograr conseguir la cafetera expreso. Así que mirá sus puntos débiles. Por ejemplo, “Lipstick” va a llamar a su nuevo auto “Lady Gaga”. Vamos, todas sabemos lo que puede generar la cantante pop… un poco de empuje y la muchacha se acerca a la frontera. Ni hablar de que “Torta Wannabe” se queda callada, con mirada perdida, y tarda en responder a la pregunta de: “¿estarías con una mujer?”. Y para el final, pura materia prima: “Gay-Friendly” habla de Grey´s Anatomy y las “Calzona” y se emociona toda. ¿A cuántas pakis han escuchado decir: “Amo a Arizona, es tan linda… cuando sonríe se ilumina toda la habitación… además es buena con los niños”? Ya está, esto no solo habla de cómo pasa tiempo pensando en una fémina, sino que también está considerando en adoptar…

Así que ya saben, pastelitos queridos, no es tan difícil sentarse a comer con amigas que tienen diferentes gustos, sexuales y de los otros. La velada siempre se llena de risas, en especial si se dejan de lado temas como ropa y maquillaje. Además siempre somos las más pertinentes para criticar a los hombres con los que salieron, ¿o no? Lo bueno de todo esto es que mientras vos te vas a acostar con una sonrisa, ellas se van a la cama pensando que al otro día deben pasar urgente por una perfumería, es que no puede ser que nosotras sepamos más que ellas sobre la última fragancia de moda. Sí, mis amores, me divertí tanto a costa de ellas,que no tuve el corazón para explicarles que “Achele” no es un nuevo perfume francés…

PD: gracias a todas mis amigas hetero que cada día me dan tanto material: ¡¡¡LAS QUIERO!!!
Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags:

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (8)

  • nathaly

    |

    >jajajajajjajajja mori con lo del perfume q pasadaaa jajajaja y m encanto lo d arizonaa

    Reply

  • Ankalli_Rebelde

    |

    >muy buena entrada! jajaja
    me mato..me senti re identificada con lo de las salchichas! 😉

    Reply

  • Aura Morel

    |

    >Me encanta la cara de mis amigas cuando les cuento algo de mi vida amorosa. Pareciera que estan descubriendo un horizonte de arcoiris. XD Bastante interesante, como siempre, gracias por compartir.

    Reply

  • Caro

    |

    >Excelente… y me replanteo sobre de qué bando estoy… La mayoría de tus comentarios están en mis pensamientos cuando me junto con mis amigas… estoy en problemas creo… o Ale… no se… =)

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Jajajajajajajaj excelenteee como siempre "debora dora" soy tu fan n°1 y amo todo lo que escribis, fue una genial reseña de todo lo vivido ese dia!! Y respecto a lo de Arizona, es solo un caso "unico", esa chica tiene algo che, y voy a empezar a contar tus intentos de hacerme cruzar el rainbow, cuando me regalaste un cazador de sueños que me hizo soñar que besaba una mujer, o ese libro que me hiciste leer que narraba la historia de amor de una periodista y su acosadora…con narracion detallada de sus encuentros amorosos..jaja.
    Conclusion, paquis y tortis podemos vivir en armonia y felicidad, te quieroo!!!

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Muy buena nota, che. Gracias… mis amigas pakis me dejan ": |", juro que hay veces en las que no sé de qué están hablando. Jaja

    Reply

  • FEDORA

    |

    >A pesar de ser "gay friendly" no tengo ninguna amiga gay…alguien se ofrece????
    Besos!!!
    Me encanto este articulo!!!!
    (me hizo dudar porque no me siento nada identificada con la supuesta hetero)….

    Reply

  • Anonymous

    |

    >michy: ese libro que me hiciste leer que narraba la historia de amor de una periodista y su acosadora…con narracion detallada de sus encuentros amorosos…
    Esteeeee….nombre del libro???? por favor jejeje
    xcelente nota como siempre…

    Pregunta: xq siempre tus "amigas" "hetero" t ven con la salchicha en la boca y dicen "yo sabia q si t gustaba" Digo??? xq les cuesta tanto entender q no t apetece??? y tu con la mente en blanco de no puede ser….

    Reply

Leave a comment

*