GLEE: bullying y hormonas en ebullición ("Never Been Kissed")

Written by Debora Dora. Posted in Glee, Glee Recap, Recaps, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 

Ok, hoy prometo hacerlo corto… Sí, ya sé que no me creen, pero haré el intento. Parece que no paso semana sin hablar de Glee, pero es que a veces los capítulos de esta genial serie merecen ser un poco analizados, ¿no?
El nuevo episodio (2×06 “Never Been Kissed”) me da la oportunidad de abordar un tema del que hace tiempo quiero hablar, pero que al final siempre va quedando en el tintero… el bullying. Probablemente muchas personas no sepan lo que significa esta palabra, sin embargo en los últimos tiempos, lamentablemente, la habrán escuchado bastante. Si bien es un término anglosajón que se podría traducir como “intimidación”, lo que designa es entendible en cualquier idioma.
Intimidación, hostigamiento o como quieran decirle, es aquello que hace una persona para dañar a otra, no solo de manera física sino también psicológica. El bullying escolar o el acoso escolar no es nuevo, para nada, siempre existió en todas partes del planeta; claro que en la era de la Internet parece haberse intensificado y alcanzado niveles impensables, en especial cuando con los celulares se filman los ataques en los colegios y se cuelgan los videos en la Red. ¡Divinos! Matones tecnológicos, justo lo que necesitábamos.
Por supuesto, hay diferentes tipos de acoso, diferentes motivos, diferentes hostigadores y hostigados, pero de lo que me interesa hablar es del bullying del que son víctimas millones de personas homosexuales en todo el mundo. Y aunque esto no solo pasa en la adolescencia, la edad escolar suele ser la peor, porque es el momento en que el chico está creciendo, se está definiendo en todos los sentidos de la vida y está intentando encontrarse, algo que se hace complicado cuando hay un par de estúpidos molestando alrededor, humillándote y haciéndote sentir que no vales una mierda, o que eres raro, o que eres demasiado estudiosa, o demasiado afeminado o que te vistes como si recién hubieras salido de Blossom.
Por las películas y las series nos damos cuenta de lo que importa la popularidad en los Estados Unidos y cómo las escalas sociales giran alrededor del estatus. Parece que ser popular y, sobre todo, aceptado es todo por las tierras de la comida rápida y la Coca Cola, entonces no suena extraño que en apenas unos meses se haya escuchado hablar de un número demasiado alto de suicidios de jóvenes gays, que ya no soportaban el acoso de sus pares, de esos que quieren deshacerse de lo diferente.
Muchos artistas, preocupados y conscientes de la sociedad en la que se está viviendo, salieron a hablar, twittearon, se sumaron a campañas para decir algo muy claro: “esto va a mejorar, no sos el único ahí afuera, la high school no dura toda la vida, tú vales mucho más que el infeliz ese que se ríe de vos”.
Glee no se podía quedar afuera, se sabe que es uno de los programas más gays de la actualidad, y plumíferos sobran ahí adentro, pero además se trata de una serie que con humor y aparente ligereza se mete con temas complicados y muy importantes. Pero bueno, de eso ya hemos hablado en otras oportunidades…
Desde el comienzo de la primera temporada los slushies, quizás el máximo símbolo del show, además de la “L” de losers, parecían repartirse en partes iguales para los miembros del club glee, y precisamente lo que me gusta de este programa es cómo con algo tan colorido y azucarado, y en apariencia inofensivo, se pueda resumir algo tan funesto como el acoso.

 

Porque de lejos parece gracioso que Rachel quede con la cara azul, o que se relama los labios cuando le toca ser cubierta con un slushie de mora o de frambuesa, o lo que sea… Pero cuando uno lo piensa bien, ese vasito cargado de esa bebida tan artificial como las apariencias que siempre intentan mantener los ciudadanos estadounidenses es un gran símbolo del bullying. Después de todo, Glee siempre estuvo destinada para los fracasados, los nerds, los geeks, los outsiders… Y aunque sea uno de los shows más populares de la actualidad, Glee sigue haciendo hincapié en estos losers que intentan levantarse cada día, y caminar por los pasillos del colegio sin ser agredidos con estas bebidas coloridas y pegajosas.
Lo que me parece más curioso es que siendo Rachel (Lea Michele) una de las que más ha sufrido el bullying en el colegio, apenas se la ha registrado en “Never Been Kissed”. Es que ahora, si bien no es popular, tiene un novio jugador de football (Cory Monteith), así que parece que se han olvidado un poco de ella (digamos que es popular por asociación, o invisible al menos…), o quizás es que Quinn Fabray (Dianna Agron) está más relajada después del embarazo y ya no la tiene entre ceja y ceja. Es una lástima, pero me hubiese gustado ver un poco de esta relación de acoso a la que nos tenían acostumbrados en la primera temporada.

Sin embargo, la serie musical del rosado Ryan Murphy se basó en dos tipos de acosos (y en un ex acosador al que se le ha dado vuelta la tortilla, porque Puck [Mark Salling] sufrió un poco de su propia medicina al estar internado por un tiempo en un reformatorio); por un lado el que recibe y viene recibiendo desde su juventud la Coach Beiste (Dot Marie Jones), por su extraña apariencia masculina y enorme. Aquí, además de enterarnos de que jamás fue besada, vemos cómo su exterior duro se resquebraja por algo que muchos otros podrían considerar una pavada. Y si bien los chicos no ejercen el bullying directamente, el hablar de otra persona a sus espaldas, es exactamente lo mismo. Lo que le sucede en el capítulo abre antiguas heridas que nunca terminan de sanar, y esto es quizás el mensaje principal que quiso dejar en evidencia Glee cuando finaliza el sexto episodio. Porque lo que pasa con Kurt (Chris Colfer) es solo el comienzo…

Y por el otro lado, no solo vemos como día a día Kurt es acosado por ser gay y bien vestido, sino que parece ser que ya es un solo tipo el que lo aterra cada día. Karofsky (Max Adler, que estuvo genial) se divierte refregándole en la cara lo poco que soporta a los gays; sin embargo, como bien le dirá al chico gay su nuevo mentor y quizás futuro novio, Blaine (Darren Criss, quien ya pasó a formar parte del elenco permanente), la homofobia no es más que ignorancia.

Siempre me quejo de que la mitad de los episodios están centrados en el alter ego del creador de la serie, pero debo sacarme el sombrero ante Chris Colfer; todos los sentimientos que pasan proyectados en su rostro cuando es besado sorpresivamente por el matón… Ese momento fue simplemente magnífico.

¿Se sorprendieron? Yo no. He estado ahí, alguna vez proyecté mis propias inseguridades en otros. No, nunca llegué al extremo de hacerle la vida imposible a alguien, pero a veces es tan difícil lidiar con sentimientos desconocidos, más cuando se es chico. El muchacho malo, enorme, deportista, con pinta de machote no puede ser gay, entonces saca toda su porquería interior demostrando que es bien malo, pero además, de paso, se la agarra con el tipo que le recuerda todos los días cómo son las cosas en su interior, como podrían ser si se animara.

No es la primera vez que vemos algo así: hace unos cuantos años (y las más antiguas lectoras o las tan enfermitas como yo lo recordarán bien), la Buffy, la Cazavampiros de Josh Whedon puso en pantalla algo muy similar: un muchacho con chaqueta del colegio se divertía siendo grosero con las féminas y amedrentando al pobre perdedor que se la pasaba todo el día con las mujeres. Sin saberlo, Xander (Nicholas Brendon), al enfrentarlo, estaba abriendo la puerta del clóset de ese mastodonte de aspecto amenazador.
 

Kurt hizo lo mismo, tomó coraje (palabra alentadora que le regala el muchacho de la escuela con la que los gleeks deberán competir en las seccionales) y ante uno de los ataques, lo enfrentó. La puerta del placar de Karofsky se abrió tanto que el pobre muchacho, con lágrimas en los ojos y la boca demasiado abierta, recibió su primer beso del tipo que lo acosa y hace su vida imposible.

Lo más triste, y en lo que Glee nos lleva a la reflexión, es que aún después de ese momento intenso, y después de que Kurt y Blaine quisieran hablar con él, Karofsky vuelve a empujar a Kurt contra un locker, casi como si nada hubiese pasado. ¿Está vez es por el rechazo? No, seguramente por el mismo miedo que lo aqueja desde siempre, el miedo a ser lo que es. Y, lamentablemente, el miedo es la pólvora de la homofobia, el miedo a todo lo que sea distinto y desconocido. Kurt deberá seguir saliendo del armario cada día, en cada oportunidad, ante la nueva gente que se cruce en su vida, y es probable que siga recibiendo ese o un trato parecido, porque las cosas aún no están como deseamos que sean, el cambio es arduo y la tolerancia de la población se moldea de a poco…

De todas maneras, hay cosas que no pueden esperar, y que un programa como Glee, que es visto por millones de personas todas las semanas, hable de estos temas hace un cambio enorme. Desde 45 minutos de show, el cambio comienza, aunque sea un paso mínimo, un detalle insignificante, que este tipo de temas aparezcan en un canal nacional de gran alcance ayuda a que el proceso largo y complicado se mantenga en movimiento, y sobre todo que los jóvenes gays y lesbianas sepan que no están solos.

Sí, Colfer tenía razón, es el capítulo más gay de Glee… No, esperen, creo que ya he visto demasiadas veces a Finn mirando a Sam mientras se baña… ¿no?

Sí, ya está, pasemos a algo más divertido. Porque además de todos los dramas, Glee también se mete con otro temita: las hormonas revolucionadas, que serán la causa de amargura de la pobre Coach Bestie, en especial cuando Sue Sylvester (Jane Lynch), que ya no tiene más ideas para atacar al club glee, se meta con ella para tratar de recuperar su presupuesto robado logrando que la echen… o que renuncie o… que la abduzcan los aliens… cualquier cosa con tal que se vaya.

Sonrisa por haber logrado sobrevivir al momento de calor, mientras recordaba al “mailman”
Sonrisa al imaginarse que la que la revuelca por la cama es Quinn en vez del grandote que tiene por novio…

Y sí que estos adolescentes están en pura ebullición. A las “Brittana” (Naya Rivera y Heather Morris) ya las conocíamos, y como dice Santana: “¿para qué decir que no?”, esa es su filosofía de vida, y ambas no se privan de llevarse a la cama a quienes quieren, o incluso a ellas mismas, pero las demás chicas del grupo no parecen tan dispuestas a… “entregar”.

 

Así que Finn, Sam (Chord Overstreet) y Mike (Harry Shum Jr.) se las tienen que arreglar como pueden. Mientras que el grandote le echa mano a su “mailman mailman” mientras se besuquea con Rachel en una cama, Sam y Mike se imaginan a la entrenadora en posiciones comprometedoras para bajar los niveles de… ansiedad, mientras andan de magreo con las suyas. En el caso de Mike, le funciona mucho mejor a su novia Tina (Jenna Ushkowitz) que a él, lo que hace más graciosa aún la situación, y demuestra que los hombres no son los únicos que se calientan, ¡che!

Mmm, es bueno tomarse un tiempo de descanso después de mi labor de “clockblocker” oficial a tiempo completo…

Pero a lo que quiero llegar es a mi querida Q, sí chicas, lo siento, debo hacerlo: voy a hablar del momento en que Quinn Fabray se está manoseando con el rubiecito. ¿No es genial la cara de poco interés que tiene cuando el pibe le besa el cuello? Claro que Quinn tiene muchas más razones que las demás para no querer llegar a mayores con un hombre, después de todo la última vez que eso pasó no terminó nada bien.

Me pregunto qué gusto de slushie comprar… A mí me parece que Rach se relamió el día que le tiré el de naranja… ¿Uva? Puck está loco… ¿qué puede saber ese cretino de mujeres?
Quinn: ¡Ya lo decidí! Mañana la mojo con uno de frutilla…
Sam: Al final si me hubiesen hecho gay, tendría más acción…

Igualmente, hubiese preferido que le quitara la mano de sus piernas y le dijera “let´s pray”, antes que hablara de ser los reyes de la promoción y otras pavadas varias, pronunciadas con un tono que me parece demasiado falso, igual que el que ha usado en el momento en que le dice a Sam que sería la criatura perfecta para Rocky, en el capítulo pasado. Solo faltaba que batiera las pestañas, dejara caer su pañuelo y se escondiera tras un abanico para ser un personaje escapado del universo de Jane Austen.

¡Vamos guionistas, decidan para qué lado quieren que vaya Quinn! No pueden hacer este tipo de escenas y después sacar su lado feminista en los momentos menos esperados. No concuerda la chica cristiana con la Guerrilla Girl. No le queda el lado tímido y banal, con la mirada que luego le echará a las “Brittana” cuando se comporten como dos infradotadas frente a Puck y Artie (Kevin McHale), porque así actúan estas dos, y voy a decirles algo: la culpa de que las mujeres sean tratadas como objetos no es solo de los hombres, y ese tipo de actitud comienzan por estas pequeñas acciones que a mí también me llevan a revolear los ojos.

 

Sigamos, porque de todas maneras, ver a Dianna Agron besando a cualquiera (aunque claro que preferiría que la otra parte fuera mujer) suma muchos puntos, porque vamos, ¿vieron cómo besa? ¡Por favor! Ni hablar del momento seudo masoquista en que dijo “say my name” y nos dejó a las “Achelettes” con la boca abierta y babeando… please! ¡Te digo tu nombre, tu signo del zodíaco y también el número de seguro social si me lo pedís en ese tono, nena!

Quinn: Say my name, Rach…
Sam: What?
Quinn: I mean… bitch… I mean… what was your name again?

En fin, antes de finalizar mi corto (¿?) resumen, quiero volcarme sobre unos detalles. Saben muy bien que soy una fiel creyente en “Faberry” y “Achele”, pero creo, y lo digo para que las fanas tortonas del mundo lo tengan en cuenta, que la posible relación entre Rachel y Quinn es demasiado imposible (a menos que secuestremos a Ryan Murphy y lo amenacemos con quemarle el ropero con toda su ropa de diseñador), y precisamente en el subtexto es donde reside la riqueza de shippear personajes que no son canon, así que recomiendo desde mi humilde lugar, seguir leyendo fanfics y disfrutar de Glee por separado, porque si no nunca estarán conformes con nada, muchachas.

¿”Achele” in the “Faberry”?

Yo voy a hacer mi aporte, como siempre: Quinn Fabray es una pressed lemon y lo sigue demostrando en cada escena, porque puede empezar besando a Sam, pero todo cobra sentido cuando dos segundos después va corriendo a llorarle a Sue, no porque el chico no la desea, sino porque su reputación se puede ver afectada por este pequeño detalle inentendible. ¿No entienden? Saca todas “A” y sale con el muchacho más lindo del colegio (aunque se parezca a un Macaulay Culkin inflamado, como le dice Sue) solo para seguir en la cima de la pirámide estudiantil, ¡solo por eso! You big lesbo!

Lesbo?

De todas maneras, mi corazoncito henchido de esperanza, reza a Lady Cheesus para que además de dejar calentito a su “novio”, siga revoleando slushies y apretujando a Rachel contra el locker, quizás en algún momento la morocha reacciona y la enfrenta, al igual que Kurt a Karofsky, terminando en una hermosa escena de amor dentro del vestuario… ¿no les parece?

Ok, ok… creo que voy a tener que dejar de leer fanfics
Ah, sí… algunas fotitos más… 😉
Me los imagino corriendo por la playa, también en cámara lenta, con una canción de Sergio Dennis de fondo… Iuck, ¡chorrean melaza! Che, Kurt, uno de los chicos Von Trapp quiere que le devuelvas sus pantaloncitos…
¡La Jaula de las Locas un poroto!
Kurt mirando a los chicos cantores de Viena estaba más contento que si le hubiesen dicho que era el único cliente en una barata de Manolo Blahnik.
¡Por favor! Quiero ser micrófono, guitarrista, pantalones de cuero… ¡lo que sea, con tal de que Lea Michele me cante así!
Las que estén libres de heterosexualidad que lancen la primera piedra… ¡las posibles lesbianas solo gritemos!
Finn, ¡chica equivocada! Tu novia es la que se está haciendo la gata frente a vos, aunque ni la mires.
Por si no la reconocieron (porque están distraidas mirando a las demás chicas que revolean el cabello y se arrastran por el piso), Dianna Agron es la que tiene la bandana, luce como un pirata y la gaydad se le sale por los poros…
¡Mailman, mailman! Convoquémoslo todas juntas…
Charlieeeee, ¡te estoy mirando!
Spies!!!!!
Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (17)

  • Anonymous

    |

    >Jajaja Como el mensaje ha sido tan largo me da flojera comentarlo, aunque debo decir que se agradece mucho la especial atención que nos da Glee -a los "outsiders", en general- y que si el programa tiene tanto éxito, no es sólo por los hipsters, sino que especialmente a los que nos sentimos identificados con esos outsiders y apreciamos todos esos temitas (homosexualidad, ser loser, embarazo juvenil, la reputación entre los pares) que, en el fondo, nos hacen cierto eco por dentro…

    Por cierto, aprecio mucho éste blog y no es sólo por las cosas que dices, sino que todo ese bonito mundo que reflejas, ese que van formando les y bis, y al cual recien me estoy integrando con (casi) toda la conciencia de lo que es ser parte de una minoría, que aun sufre matonaje, menos oportunidades que los heteros y qué sé yo… pero que tambien voy viendo como se forma una linda pequeña hermandad y me da gusto poder leer y expresar las cosas que queremos, esas que en mi antiguo ambiente muy hetero no podia decir en voz alta… No sabes lo liberador que son estos pequeños detalles -como leer tu blog, hablarlo con amigos o ir a una marcha del orgullo gay- para alguien que recien va asumiendolo y abrazandolo con su mente (casi) adulta (que lindos tiempos los de niña, cuanto mi orientación me parecía taaan natural), antes de que el miedo y los prejucios hubieran congelado por un buen tiempo lo que uno es (incluyase tener padres mas bien homofobicos, que el resto poco me importa qué piensen).

    Qué rayos, yo acariciaba la idea de una plácida vida con marido, hijos, siendo abogada… y ahora lo único que sé es que seré abogada y que mi vida no será convencional como creí de niña que sería, pero… Go ahead.

    Y lamento haberme puesto a hablar otras cosas y que tal vez no entiendas a ésta versión femenina y más suavecita del "miembro-del-equipo-de-futbol-y-gay-en-el-closet", pero senti la necesidad de decirlo ^^U

    PD1: En este blog descubri el Achele y me uno alegremente al fanatismo xD
    PD2: Me encanta el rosado y a mucha honra! xD

    Un beso,
    C.

    Reply

  • Vero_Dul

    |

    >Me muero de la risa con tus resumenes de Glee xD sobre todo con las conversaciones q metes debajo de las fotos xDD si es q eso es lo q tendrian q haber dicho jajajaj

    Reply

  • Arouillard

    |

    >Me encantan esos resúmenes… tan serios por momentos que te dejan pensando, pero por otra parte me rio como loca con las partes que pones tu traducción de las escenas.
    Muy interesantes como siempre… BRAVO !!!

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Buenísimo el resumen!! Me gusto bastante el capítulo de Glee. Lea y Dianna en ropa de cuero OMG!!!!!!! No me canso de mirarlas jajaja.

    Saludos desde Chile.

    Reply

  • Anonymous

    |

    >El capitulo fue una gran mierda para mi era puro kurt y sus estupideces el gordo golpeador yo solo dije enserio WTF RYAN MURPHY NO SIRVE DE VERDAD AAAJAJJAJ odie este epi y sobre todo q britt y san fueran como las tontas chicas bisexuales cachondas y puck fue muy lejos y artie me cansaron tratandolas mal jaja enserio y eso q yo amo a puck ajajaja pero lo peor fue san se porto ocmo una idiota y lo q yo digo y no me explico no soy para nada gay pero USTEDES ESTAN OBSESIONADAS CON FABERRY O COMO SE DIGA Y LA VERDAD VOY HACER SINCERA YO SI CREO Q LEA Y DI SI ESTAN JUNTAS JUNTAS ESO SE NOTA Q LOS NOVIOS SON RE PUESTOS X LA FOX Y ESO Q NC BIEN EL ASUNTO PERO SI SE VEN Q SON PAREJA SE LES NOTA ..OK DEJANDO ESO DE LADO .. USTEDES NO SE DAN CUENTA DE ALGO A KURT LO TRATAN COMO EN UN TRONO DE OK ES EL GAY PERFECTO Q HA PASADO LOS HORRORES Y BLA BLA OK ENTIENDO ESO PERO Q MIERDA XQ LOS ESCrITORES NO TRATAN CON RESPETO A BRITT Y SAN ENSERIO LAS MUJERES EN GLEE SON DESESPERADAS UN POCO SAN Y BRITT SON TODO OK NO SoMOS GAYS ES PARA CALENTAR GENTE Y RACHEL ES TODA DESESPERADA X FINN Q DEJA Q SE BURLEN DE ELLA DELANTE DE EL WTF Y QUINN DEJO SU BEBE EN ADOPCION Y DESPUES SE REVUELCA CON EL PRIMER CHICO POPULAR Q LE DICE ENSERIO WTF Q LE PASA A GLEE JAJAJAJ MI NOVIO SOLO DIJO Q MIERDA JAJA XQ VEO LOS EPIS CON MI NOVIO Y MI MAMA Y EL ESTA REALEMNTE ENFADADO Y NC A MI ME DIO ASCO EL BESO DE KURT SIN SONAR HOMOFOBICA O ALGO ASI NC XQ CREO Q EL DRAMA GAY DE KURT ES COMO OK LO MAS IMXTANTE EN CAMBIO BRITT Y SAN SON COMO SE ACUESTAN CON TODO EL MUNDO q son sus persoanjes pero Q MIERDA CREO Q LE DEBEN DE DAR RESPETO NO .. Y A KURT LE PoNeN A BLAIR Q ES EL GAY PERFECTO .. sii soy brittana barco y soy heterosexual y realmente pienso q los escritores la cagaron sin ofender a nadie no.. me gusto el resumen pero el epi no sirve creo q fue el peor .. moraleja las mujeres se dejan tratar com basura 2 kurt era uno de mis favoritos pero me canso toda su sufrimiento enserio apesta 3 ya queiro brittana pasando de verdad estan mostrando q las bi son como en tv porno o algo asi q mierda lo unico bueno son las cara de naya como una big perra jajaja espero q se componga mejor la trama y las canciones del epi malisimas bueno es mi opinion saludos

    Reply

  • DEBORA DORA

    |

    >Hey, muchachitas!!! Mil gracias por los comentarios!!!! Me g8usta que cuenten experiencias propias, q son justamente éstas las que nos dan una mirada personal del mundo!

    Please, no escriban en mayúsculas, que me duelen los ojos!!!

    Saludotes :)

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Me divierto mucho con tus resumenes jaja, estan muy bien hechos!. La verdad que para mi (hasta ahora) es el mejor episodio, lastima que no podamos ver algo mas de Achele, todo por culpa de Ryan Murphy, porque alimentarian los "rumores", pero bueno, aunque sea conformarnos con Klaine o Brittana :P.
    Saludos (:

    Reply

  • Anonymous

    |

    >no sé cómo se llama la chica que mira los episodios con la mamá y el novio… fue complicado seguirle el hilo, no entendí demasiado qué quisiste expresar… por lo poco que pude leer, quiero decirte que realmente el sufriento que pasa Kurt lo pasamos/hemos pasado muchas de nosotras… en mi caso, no en el colegio… si bien yo empecé a dudar de mi sexualidad cuando lo estaba terminando jamás pude hablarlo con nadie hasta hace 2 años atrás y no es FÁCIL! Yo creo que muchos chicos se deben estar sintiendo identificados con las vivencias de Kurt, es raro que en algo tan televisívamente masivo se trate la homosexualidad tan abiertamente… me parece algo realmente para destacar… primero de alguna manera "sirve como concientizador" para los potenciales abusores y segundo "sirve como apoyo" a los abusados… no sé si soy clara…
    Por otro lado, es una serie, hay papeles y roles a los cuáles seguir… la novia que persigue al novio, el loco que se acuesta con todas, al chico que lo dejan por otro, el novio que hace de boludo, las dos que se revuelcan con cualquiera, los que se enamoran, los que no se enamoran, el gay fuera del clóset, el gay dentro del clóset, los que aparentan, el ególatra, el indeciso, el nerd, el popular, las hormonas… todoo eso lo vivimos creo yo que todos en la adolescencia… obviamente en una serie televisima está exagerado de una manera lo suficientemente idónea como para comerciabilizarlo…
    Muy buena la nota! Y a mí las mayúsculas también me hacen doler los ojosssss 😐

    Dani.

    Reply

  • DEBORA DORA

    |

    >Clarísima, Dani, un gusto leerte! Como digo siempre, Glee (y otros tantosw buenos productos) siempre merecen análisis porque ofrecen diversas lecturas a los ojos avizoradores!!!

    Reply

  • Ana

    |

    >Me encantó Gwyneth Paltrow en Glee http://bit.ly/b3qXZ9 la verdad es que canta muy bien, ¿no?

    Reply

  • Anonymous

    |

    >nada de lo que se explico me gusta!

    Reply

  • Anonymous

    |

    >despues de ver ese episodio afirmo que no hay nada mas sexy que un grupo de chicas vestidas con cuero negro cantando living on a prayer… NADA!

    Reply

  • Anonymous

    |

    >hey que capitulo es??

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Mira 😉
    rachel britt y santana NO son lesbianas ok 😉
    que se te metaa en la cabesa que no todas son lesbi como tu ok 😉

    Reply

  • Anonymous

    |

    >Mira lelita no todas son lesbis como tu ok ? 😉

    que se te meta en la cabeza de una vez 😀
    como tienes cabeza para tanta estupides !

    Que ridiculoo eso ue escribes jajaja

    Saludos desde Chile *

    Beso 😀

    Reply

  • DEBORA DORA

    |

    >Ah a la "lelita" q decía que Santana no era lesbiana… ¿cómo le gustaría comserse sus palabras? Ojala alguna vez se decidan a a sacar a Quinn del clóset también, en ese caso te las preparo en escabeche;)

    Reply

  • Anonymous

    |

    >me parece muuuuy bueno lo tuyo deVora!!!!
    adelante,suerte
    un chuic
    Rick

    Reply

Leave a comment

*