GLEE (3X20): interesante realidad alternativa

Written by Debora Dora. Posted in Glee, Glee Recap, Recaps, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 

¿No es genial reencontrarte con un viejo amigo? Pasó mucho tiempo y sabés que estará cambiado; vamos, vos también lo estás, pero tenés la certeza de que en el fondo su esencia no se modificó durante todo el tiempo que no se vieron. Bueno, eso es exactamente lo que me pasó el martes pasado con Glee.

Creo que somos muchas las que coincidimos en que el Glee que todas creíamos conocer estuvo ausente durante la tercera temporada. Su carcaj vacío nos hizo gritar, protestar, indignarnos… Pero el martes con su especial de dos capítulos, como si el alma le hubiese retornado al cuerpo, la serie creación de Ian Brennan, Ryan Murphy y mi marido Brad Falchuck, nos recordó porqué nos enamoramos de ella a primera vista.

No, nadie borrará de nuestras memorias las peripecias por las que tuvo que pasar Quinn (Dianna Agron), las idas y vueltas de personalidad de Sue Sylvester (Jane Lynch), la pérdida de personalidad de Rachel (Lea Michele), el maltrato general a los personajes femeninos ni lo que nos hicieron sufrir con la falta de cariño de las “Brittana“, la pareja lésbica oficial (sí, todas sabemos que además hay otra en las sombras del subtexto). Sin embargo, casi como para congraciarse con las legiones de gleeks que aún siguen mirando el show, aunque terminen golpeándose la cabeza contra la pared luego de cada episodio, Glee demostró que aún recuerda la fórmula para hacernos reír y emocionarnos al mismo tiempo.

Cuando “Props” (episodio S03x20, escritor y dirigido por Brennan) comenzó y a los dos segundos me sacó una risa, algo burbujeó en mi estómago, y no, no se trataba de las milanesas con las que me acababa de atragantar en un intento de cena express para estar a las nueve en punto (hora Argentina) sentada frente al monitor.

Hace tiempo sabemos que los guionistas nos leen, ¿no? Si no trollean Tumblr y Twitter, pasan su tiempo leyendo fanfics. Que sepan lo que opinamos sus diversos fans, no significa que siempre nos escuchen o que nos den el gusto (sino los “so calledFinchel’” ya serían historia hace tiempo). Pero está claro que las mentes detrás de la exitosa serie sabían todo lo que se decía en las redes sociales sobre Tina (Jenna Ushkowitz) y su “no presencia” en la historia musical. A pesar de ser una de los cinco integrantes originales del glee club, la señorita Cohen-Chang jamás tuvo su momento de brillar, y de tartamudear pasó prácticamente a ser muda. Incluso su novio Mike (Harry Shum Jr.) cobró mucho más protagonismo cuando dejó de ser el asiático número 2 que bailaba en el fondo y empezó a hacer maravillosos pasos de baile, a hablar en clase y hasta a cantar. Ni hablar de que incluso tuvo una historia individual y pudimos conocer a sus padres.

El repaso por el “maltrato” que recibió el personaje de la chica gótica y tímida a lo largo de tres temporadas fue genial e hilarante, porque más allá del chiste del “Panda mudo” que circula hace tiempo por el fandom, el reconocimiento de su propio patetismo (al de los guionistas me refiero) le dio un nuevo sentido a la sucesión de imágenes y comentarios que culminan siempre con el “and that´s what you missed on Glee”.

¿No amamos a Tina? Yo sí, era un personaje que podría haber dado para mucho, no solo para ser a novia del paralítico o del gran bailarín. Y el propio error de los guionistas (al menos yo considero un error que usen un personaje secundario como simple adorno mientras que incorporan cientos de invitados especiales y dos millones de nuevos plumíferos cada temporada) fue aprovechado de manera inteligente para revolver varias cuestiones de la historia.

Una vez más la discusión es la misma: ¿por qué la egocéntrica y egoísta chica judía se queda con el solo en la competencia final? Y mientras que las demás veces fueron las dos divas chismosas de McKinley, Mercedes (Amber Riley) y Kurt (Chris Colfer) las que hacían berrinche, en esta oportunidad fue Tina la que alzó su voz y ni siquiera tartamudeó cuando se retiró del aula enojada ante los boquiabiertos compañeros de coro.

Es cierto que los televidentes estamos muy acostumbrados a esperar cualquier cosa del Universo Glee, y más que acostumbrados a desilusionarnos, pero esta vez fue distinto, porque el golpe que se dio la asiática número 1 al caerse en una fuente abrió una realidad alternativa digna de la película Freaky Friday (Un viernes de locos, en cualquiera de sus versiones). Puede haber sido una licencia argumental, un recurso barato para no aburrir a la audiencia siempre con lo mismo, una locura momentánea nacida de una noche de borrachera en la oficina de los guionistas. No importa lo que fue, lo cierto es que el bloque en el que los personajes intercambian sus cuerpos fue un verdadero vendaval de aire fresco.

Y ni mencionar que es precisamente este hecho y la misma Tina la que nos traen de vuelta a la Rachel Berry que todas amamos. ¿Díganme que no se emocionaron aunque sea un poco con las palabras que le dirige Tina a Madame Tussauds (Woopy Goldberg) a favor de su amiga? 

Rachel Berry is back y no se va a dar por vencida, porque así es ella. “¿Tienes idea de lo difícil que es ser yo?”. No, nadie lo sabe, Rach, y nos alegra que nuevamente estés en carrera y que por fin se reivindique la importancia de ser una mujer decidida, fuerte, segura, dispuesta no solo a luchar por los sueños, sino también a trabajar mucho para alcanzarlos.

No olvidemos, de todas maneras, que si Rachel no ha bajado los brazos luego de su audición fallida es porque alguien desde las sombras le dio un empujoncito. Sí, sí, hablo de Quinn Fabray. ¿Qué otra persona es capaz de incidir de esta manera en la vida de la gnoma si no es la rubia? Todo por una corona…

En otros asuntos, regresamos a dos temas que casi es milagroso que no hayan quedado enterrados bajo canciones pop y peleas de pareja adolescente. Por un lado Puck (Mark Salling), que aunque se haga el superado todos sabemos que no desea ser un Lima loser, y por el otro la coach Beiste (Dot Jones) y el asunto de la violencia doméstica.

En el último recap, @camila0109 se refería a este asunto con recelo y un poco de temor. No estaba bueno mostrar cómo una mujer golpeada que finalmente se decide a hablar frente a sus compañeras de colegio y algunas alumnas, termina volviendo a su hogar con el marido violento. No, no es lindo que las adolescentes se queden con esa imagen pero, como cada vez que se cuenta una historia, tampoco podemos mostrar siempre un buen mensaje, a veces solo debemos mostrar la realidad y, lamentablemente, estas cosas suceden. Por suerte el temor de Cami no se hizo realidad, y Glee reivindicó también a Beiste que, inspirada por una violenta pelea de la que rescata a Puck y luego de su desgarrador discurso, decide a poner un punto final a lo que puede convertirse en una relación mortal, como suele suceder en muchísimos casos. ¿A mí sola me gustó mucho el tema “Mean”, de Taylor Swift, que cantan estos dos personajes acompañados de una guitarra? Ok, a mí sola entonces…

Dejando de lado la música, hace algunos capítulos me quejaba de la constante moralina que se escurría por los pasillos del colegio. Desde sus inicios Glee ha hablado de temas importantes: homosexualidad, embarazo adolescente, capacidades diferentes, religión, discriminación… Sí, ha hablado de mucho, y en general lo ha hecho con seriedad, pero también con humor negro, sarcasmo e irreverencia. Nos lanzaban el tema contra nuestros rostros como un frío slushie y de nosotros dependía digerirlo, pensar, llorar o simplemente reírnos, aguardando un nuevo capítulo sin sentirnos tocados por lo que nos quisieron contar. Pero de un tiempo a esta parte las bajadas de línea se hicieron insostenibles. Los profesores recitaban discursos junto a los lockers y los alumnos repetían palabras que ni siquiera eran acordes a sus edades o personalidades. El mejor ejemplo, por cercanía, me resulta precisamente el de la violencia de género que acabo de mencionar.

Sin embargo, “Props” encontró a las verdaderas Rachel y Tina conduciendo un auto por una carretera, camino a enfrentar a la mujer que posee el destino de Berry en sus manos. Y de pronto vemos esa fina línea en la que los adolescentes se mueven durante varios años, esa línea que separa su vida de chicos sin responsabilidades de la vida de adulto a la que tanto se teme. Y en ese momento en que Rachel pone sobre el tapete su miedo al fracaso, su terror a convertirse en un adulto más, de esos que los rodean, que un día perdieron todos sus sueños y que mientras tienen empleos que odian, no se atreven a volver a soñar, es imposible no mirar a este querible personaje con otros ojos. No, no fue cuando perdió la virginidad, ni cuando se enfrentó a su madre biológica, ni cuando caminó con la cabeza en alto por más que recién hubiese sido humillada con un slushie de fresa. No, Rachel se vuelve adulta ante nuestros ojos y en sus palabras se desliza un tema delicado que hasta puede pasar desapercibido, porque de pronto la música de Flashdance suena de fondo, Tina sonríe, sus ojitos se hacen más achinados y el momento pasa. Y muchos… o al menos yo me quedo reflexionando sobre sus palabras. Y se me escapa una lágrima no porque la escena haya sido especialmente emotiva o porque el tema me resulte sensible, me da nostalgia el Glee que alguna vez llegué a conocer, y que se me escapó entre los dedos. A mí o a los guionistas, no lo sé…

En definitiva, ¿por qué el capítulo me pareció bueno?

* En “Props” las tres historias principales se mezclan maravillosamente con la trama general de la serie, trama que suele ser olvidada en la mayoría de los capítulos: la serie se centra en un glee club que tiene como objetivo ir venciendo a los demás coros en diferentes competencias. Llegan las Nacionales, su máxima aspiración y este es su año, sobre todo porque es el último.

* Las historias adultas estuvieron balanceadas con las de los jóvenes.

* No hubo protagonistas exclusivos, aunque algunos sobresalieran; lo principal era la preparación (siempre a último momento) para la competencia.

* Poco “Finchel”.

* Poco “Klaine”.

* Fue una vuelta a los orígenes, y la emoción y el humor estuvieron en pleno balance.

* Se notó que los temas no fueron impuestos a la trama, y orgánicamente se mezclaron con la hora de show; además no todos fueron temas pop del momento. Jenna Ushkowitz, como buena hija de Broadway que es, tuvo finalmente su solo (maravillosa interpretación de “Because you love me” en la piel de Berry), y un genial dueto con Rachel; sí, se ve que Glee estaba bien dispuesto a hacerme llorar hasta el final.

Por último… ¿cuán bien estuvieron todos los actores haciendo de otros personajes? ¡Excelentes! Salvo Vanessa LengiesTengo que decirlo, Nessa. Es cierto que Quinn no suele tener expresión la mitad del tiempo, y eso lo captaste bien, pero hay un único momento en el choir room en que la ex porrista cambia su gesto permanente de ice queen: sí, cuando Rachel canta y ella no deja de babosearse. Creeme, nosotras lo sabemos bien, ¡mira los videos! 

La que más me gustó definitivamente fue Dianna, que resaltó tanto como Vanessa haciendo de Sugar Motta, con sus morisquetas en segundo plano. Pero la mención especial se la lleva Lea, porque realmente captó cada gesto de su amiga Jenna, interpretando a la tosca chica oriental.

Y sí, lo confieso, lloré con Tina, con Puck y en especial cuando Tina y Rachel cantan juntas el clásico de Flashdance, “What a feeling”, que logra ponerme la piel de gallina, y corren hacia el autobús que los llevará a la competencia. De pronto volví a ver a esos underdogs que querían ganar y demostrar lo que valían, como individuos y como grupo, y eso me volvió a sacar otra lágrima. Se termina el año, se termina la temporada, se termina una etapa para los protagonistas y cualquiera que haya pasado por ese momento en que hay que despedirse y dejar que los demás sigan su camino, para también nosotros seguir el nuestro, entenderá por lo que pasan estos chicos.

Sí, lo reconozco, estamos todas sensibles, Glee está llegando a un final (y no me importa que haya una cuarta temporada, para mí el próximo capítulo es el final), y nosotras palpitamos cada momento con estos chicos, los buenos y los malos y, como si fuese nuestra propia graduación, nos sensibilizamos por cada detalle. Sabemos que falta menos, sabemos que nos vamos a rencontrar pronto con nuestro viejo amigo, la semana que viene de hecho, pero al menos en mi caso anhelo que aunque no lo vea nunca más, cada vez que lo recuerde, sea siempre con una sonrisa.

Posdata pastelero: luego de finalizado el último recap de Glee, llegará el tan esperado “El Subtexto te condena”. ¡Lo prometo! Por favor, dejen de enviar cartas de protesta, que las lechuzas ya no caben en mi patio.

¿Me estás hablando a mí?

Dame dos segundos que subo este recap y estoy con vos…

Malos pensamientos, malos pensamientos…

By @Debora_Dora

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (13)

  • Purplenergy140

    |

    Este fue el mejor episodio de Glee! el único que de verdad mostró un back to basics como decían que iba a ser esta 3ra tempo y que demostró que a la serie no la hacen ni los invitados, ni los tributos, ni los ganadores de concursillos ni los promances sino los buenos libretos. Me encantó el episodio por lejos el más divertido, me encantó volver a disfrutar de Sue Sylvester que parecía pintada al oleo desde hace mucho tiempo, amé el protagonismo que le dieron a Tina, amé a Dianna como Sugar y su griterío, me encantaron los temas elegidos, en definitiva le pongo un 10!!!

    Reply

  • Elidisha

    |

    Tan emocionada pero triste a la vez de ver como las horas estan contadas para ver por ultima ocación a estos grandiosos artistas juntos; la 4ta temporada no sera igual, ya que, cada uno contará su historia y otros aparecerán muy ligeramente en el show; pero espero lo mejor y estare atenta a la siguiente temporada para ver si mejora y los futuros integrantes de glee pueden mantener viva esta serie.

    Reply

  • atenea_jj

    |

    me encanto el recap y capitulo llore y eso q ni con titanic afloje una lagrima jejejejeje , me toco lo de pasar de etapa y dejar ir a las personas supongo q tendrá q ver q sea mi ultimo año de universidad jejejej pero volviendo a lo importante esto es glee señoras este es programa q me fascino y de cual hice fanática a mi sobrina
    diana simplemente genial y jenna sin palabras la verdad q saco a relucir su estampa de brodway, aparte me pareció que estaba hermosa, pero no tanto como lea en plan gótica ………babas
    voy a extrañar este glee muchooo

    Reply

  • Mery

    |

    Llevo leyendoos mucho tiempo pero es la primera vez que me animo a comentar…
    Enserio sois muy graciosas y teneis toda la razón en todo lo que decís..
    Y no soy lesbiana pero las faberry y achele son demasiado obvias como para que alguien intente siquiera negarlo…
    Buenísimo recap y espero con ansias el subtexto te condena!!!

    Reply

  • Belen

    |

    Ya que Faberry se va a terminar pronto, les parece buena idea hacer el subtexto te condena desde la primera temporada hasta llegar a estos ultimos episodios…digo como un compilado de lo mejor de Rachel y Quinn…
    Me encanto la nota
    Besos

    Reply

  • Vale

    |

    Belén que buena idea, así podríamos ver como fueron avanzando estas dos

    Reply

  • LAMAFOAR

    |

    que capitulo tan bueno , rei al minuto de iniciar…me parece increible que hallan reaccionado los escritores de glee tan tarde..si hubieran escrito asi probablemente hubiermaos tenido una temporada fantastica.
    Todos excelentes en su interpretacion de otros personajes, y me encanto cory y mark haciendo de klaine, llore de risa lo hicieron igualito.
    y obviamente dianna haciendo de sugar…se puede casar conmigo??? LOL

    Reply

  • WaitForIt

    |

    ” A mí sola me gustó mucho el tema “Mean”, de Taylor Swift, que cantan estos dos personajes acompañados de una guitarra? Ok, a mí sola entonces…”
    Seguro que a Di también le encanto,que son grandes amigas no? (:
    Gran capítulo..
    Con el último cap. para mi se cerrará un ciclo…ya que dudo que la siguiente temporada me enganche como han pasado estos 3 años..así que espero un gran final,por lo menos a la altura de estos dos últimos capítulos..

    Reply

  • Anónimo

    |

    Yo pensaba que era yo nomas la que lloro con el descargue de Puck … Y me encanto que volvio la Rachel Berry que conociamos!… Como siempre, Muy bueno el recap!!

    Reply

  • Angie LittleAchele

    |

    Muy buena la nota como siempre, a mi me gusto mucho este cap y lo llore tambien! Nos hizo recordar al viejo Glee, al que todos deseabamos
    La version de Puck y la couch me encanto, no sos la unica ehh! jjajjaa
    La verdad reconzco que esta temporda me dieron ganas de no verla mas, solo lo hacia por mis Achele, siempre tuve la esperanza de volver a ver mi Glee, el que me enamoro como loca alla por el 2009!!
    Esperare ansiosa el subtexto te condena, se extaña che!!! jajajaa
    Besos

    Reply

  • Gime

    |

    Si debo decirlo, tu forma de escribir y expresarte Debora_dora es lo que me hace leer tus recaps.
    Si se acaba Glee, se acaba Glee para algunos de los actores tambien y se acaba Glee para mi… pero se esta despidiendo bien hasta ahora.

    Solamente quiero dejar mi opinion en algo. Todos sabemos que es Glee, no hace falta aclarar, pero creo que ya se estan pasando con esto de tocar TANTOS temas importantes. Y si, puede sonar contradictorio al decir “temas importantes” pero es que realmente lo son, pero no por eso una serie debe abarcarlos a TODOS insisto. Me arriesgo a decir que fue eso lo que hizo a Glee bastante tedioso y hasta odiable en algunos capitulos. Al querer abarcar tanto, apreto poco. Si muchos personajes quedaron varados en el limbo esperando la continuacion de sus storylines o hasta llegabamos a ver los recurrentes cambios de personalidad de muchos que no concordaban con aquellos que habiamos conocido primeramente, todo por tocar “temas sociales importantes” y amoldar todos y “todos” a ello. No hace falta mencionar a Quinn y sus mutaciones o, como suelo llamarlo para hacerlo de modo mas grafico, constantes pisoteos.

    Necesitaba hacer catarsis. Como siempre, un placer leerlas.

    Reply

  • Nailea

    |

    No quiero que se acabe!!!!!!!!!!! Se supone que los graduados regresan en la cuarta temporada, pero aun así no será lo mismo!!!!

    Reply

Leave a comment

*