“Faberry”, el subtexto te condena 2.0 (2/2)

Written by Debora Dora. Posted in El Subtexto te Condena, Glee, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

 Oh, si! Lo prometido es deuda. La primer parte de este Subtexto te condena llegó a los 20 comentarios que la diva @debora_dora solicitó, asi que aquí está la segunda y última parte de la nota que todo el mundo (?) estaba esperando. A menos que a los escritores de esta serie en debacle se les ocurra una nueva personalidad para Quinn Fabray, la señorita Dianna Agron sea llamada a los cuarteles generales de Glee para obligarnos a ver la serie y DD se vea obligada a volver a contarles lo que realmente pasa entre las Faberry.

Basta de cháchara…

Previously en el Subtexto te condena: ¿Se animará Quinnie a cachetear a Santana? ¿Cumplirá su promesa la latina?…


Santana: ¡Te lo advertí! Si me pegabas, te la devolvería…
Débora Dora: Wow… no me suele gustar la violencia, pero puedo hacer una excepción por ustedes, chicas, más si aceptan golpearse vestidas de porristas.

Brittany: Hey, ¿qué están haciendo? Stop the violence! Y si no es violencia y se están divirtiendo de otra manera, ¡deberían haberme esperado!

Quinn: No es nada, Britt, no te preocupes. Solo estábamos intercambiando algunas opiniones sin importancia.

Q: Pero no se preocupen, ya me voy…

S: Ok… nunca me sentí tan excitada por haberme golpeado con Quinn… ¡Algo malo está sucediendo conmigo!

Y Acción de Gracias ya pasó, al igual que la Navidad, pero nunca es tarde para un regalo navideño, ¿no? Y mientras que yo solo recibo facturas, folletos de delivery y resúmenes bancarios, otras personas con mucha más suerte reciben en su puerta cosas como ésta…

 

Rachel: Oh, por Dios, Quinn, estás aquí… ¡eres tú! De carne y hueso, no lo puedo creer, ¡volviste! Oh por Dios, por Barbra, por el elenco de Wicked (el original, por supuesto), por…

Y así continuará durante 15 minutos, hasta que nota que hay alguien más en su departamento aparte de Quinn Fabray…

R: Ah… y tú, Santana… ¿Qué están haciendo acá, juntas… en mi departamento, tú y Quinn?
S: Los ratings están por el subsuelo. A Glee lo ve menos gente que a The secret circle, así que antes de que todos tengan que trabajar en serio y la gente note que Cory Monteith es un bueno para nada, Ryan pretende que nosotras acaparemos esa sección de los televidentes que se la pasan mejor mirando Pretty Little Liars, porque ese programa no tiene ni pies ni cabeza, pero al menos sus personajes son estúpidamente coherentes.
Q: Aja… lo que ella dijo. *Qué hermosa se ve con su nuevo look*.

S: Así que la pressed lemon y yo, como al parecer según estos guionistas tenemos mucho dinero, millas de viajero para tirar por las nubes y no tenemos nada que hacer, nada que estudiar, ningún equipo que animar en Louisville ni ninguna reunión de lesbianas anónimas a la que asistir en Yale, fuimos enviadas aquí para hacerte una intervención, ¿no, Q?
Q: *Limítate a sonreír, Fabray, mejor no digas todo lo que tienes en tu mente…*

R: ¿Una intervención? ¿De qué tipo? ¿Por qué Ryan querría intervenirme? ¿No le bastó con hacerme un savage en el cabello, maquillarme como a un payaso, hacerme usar botas de prostituta, y obligarme a lanzarme a los brazos del primer muchacho con pecho depilado que se me cruzó en esta academia? ¿Para qué las necesita a ustedes acá?
Q: Estamos aquí para decirte que… ¡tienes que desnudarte!
D.D.: Hell yeah!

R: ¿Acabas de decir eso en voz alta o fue solo mi imaginación?
D.D.: En voz alta, Berry, todas fuimos testigos, ¡todas! Sabemos que tú escuchas siempre lo que te dice Quinn, así que empieza a desvestirte, la rubia no va a tener ningún problema en ayudarte…

Luego de la sorpresa inicial…

R: Ok… entonces… ¿me tengo que desvestir para esa película de estudiantes para la que hice el casting? ¿Eso es lo que vinieron a decirme? ¿Para eso gastan su tiempo y su dinero?

S: Claro que no, vine solamente para comer hot dogs en el Central Park; son los mejores del país.
Q: Yo solo vine a verte a ti… ¡estás hermosa!
R: Quinn… acabas de decir eso en voz alta… frente a Santana…
S: Claro, porque yo no sabía nada de su sáfico romance, porque ambas son tan disimuladas…
R: … frente a Débora Dora, que ahora debe estar hiperventilando… frente a las lectoras, que ahora van a escribir twitts y a hacer post en Tumblr repitiendo tus palabras como un mantra, con fotos de cómo me miras, y con gifs de animales graciosos haciendo piruetas o luciendo estúpidos…

Q: No puedo mentir, Rach, luces estupenda… Hasta pareces más alta…
R: *Me estás asustando, Quinn, estás cavando tu propia tumba, y Ryan es el que sostiene la pala*

S: ¿Más alta? Wow, sí que estás enamorada del hobbit, Fabray…
Q: Cállate, Santana, tú piensas que Brittany es inteligente…
S: Touché.

R: En fin… No sé de qué están discutiendo, pero me gustaría saber por qué tengo que dejar mi pequeño cuerpo al descubierto en esa película mediocre en la que ya me negué a participar, y por qué ustedes tienen que convencerme de algo que claramente no va a suceder… Las escucho, señoritas.

S: Oh, sí, si va a pasar, porque luego de que me coma el mejor hot dog de Estados Unidos, voy a volver a Lima habiendo cumplido mi misión para que Ryan me dé lo que me prometió, y mi misión es que protagonices esa película disfrazada de pandereta.
D.D.: ¿Pandereta?
S: Sí, pandereta: el culo al aire y sin careta.
R: Damn!

Q: Vamos, Rach, ¿qué te preocupa? Tienes un gran cuerpo, las piernas más largas que jamás haya, visto, el mejor trasero de Ohio… Ok, eres un poco tabla, pero sabes que a mí me gustan las chicas con pechos pequeños…

R: ¿En serio, Quinn?
D.D.: Ay, por favor, Rachel, como si ya no lo supieras. Como si las veces que te arrinconó en el baño de mujeres del colegio no te hubiesen dado una pista…

R: Pero… es que… no quiero que todo el mundo vea mis partes íntimas. Quiero ser una estrella de Broadway y no creo que un desnudo aporte nada a mi carrera ascendente.

S: ¿Estás hablando en serio, Willow? Por favor, si no muestras piel no eres nada en el showbiz… ¿no sabes eso? Me extraña…
R: Lo sé, Santana, y esa es una manera de ver las cosas, pero yo creo que hay otras formas de darse al conocer y no creo que mostrando mis pechos al mundo lo vaya a lograr; quiero ser una actriz respetada.
S: Por favor… no me vengas a decir que justo tú, Rachel Barbra Berry, insufrible aspirante a estrella de Broadway, no tienes idea de esa actriz con una maravillosa voz que se desnudaba cada noche junto al coprotagonista plumífero de esa historia de adolescentes en la Alemania del siglo pasado. Esa en la que había masturbación, sexo en escena, aborto y mucha muerte, y no, no estoy hablando de The O.C.

R: Oh, sí, me imagino de cuál me hablas, pero…
Q: Sí, yo la vi en vivo y en directo… aún suspiro por esa actriz, por favor… ¡qué voz! ¡Qué—
S: ¿Pero qué, Rachel? La protagonista pasó de mostrar sus tetas en Time Square a protagonizar una serie musical de renombre, hasta que bueno…. ahora interpreta el papel de una universitaria que necesita mostrar su trasero para que la serie remonte… Pero ese no es el punto… A lo que me refiero es a—

S: ¿Me quieres decir qué estás haciendo, hobbit? No es hora de chatear con el resto de la Comunidad del Anillo, ¡te estamos hablando de algo serio!

R: Ok… No hace falta que te vuelvas agresiva, Santana, solo quería chequear si estábamos hablando de la misma actriz…

D.D.: Oh, sí, sí, ¡es esa!
Q: Sí, es esa, ¿me puedes pasar esa foto por bluetooth, Rach?

S: Bueno, basta. Tú no me estás ayudando, Fabgay, y tú, a ver si me escuchas de una vez: si no tuviste problema en desvestirte rápidamente en el auditorio la primera vez que esta porrista bipolar te dijo “manhands”, ahora no juegues a ser la chica tímida de Lima, Ohio…
R: *No puedo creer que Quinn le estuvo divulgando nuestros encuentros sexuales a Santana… justo a ella…*

Q: Vamos, Rach, hazlo por mí… Sé que no terminamos en los mejores términos, porque me mentiste y además no confías en mí, aunque con tal de volver a sentir tu lengua en acción, soy capaz de perdonarte… pero ya que no estamos juntas, al menos permíteme la oportunidad de volver a ver tu imagen como Dios te trajo al mundo… en pantalla gigante, en DVD, en blu-ray, en televisión por cable…
D.D.: Ok, entendimos el punto, Quinnie…
S: Vamos, Rachel, te lo está pidiendo Quinn… Piénsalo al menos…
R: *Demonios, Quinn Fabray, jamás puedo negarme a tus pedidos*

Algunas horas después…

R:*Mmm… Últimamente estas dos andan muy cómplices, no me gusta*. Hey, señoritas, disculpen que interrumpa este momento tan sáfico, pero quería comentarles que finalmente hice lo que me pidieron…

S: ¿Y? ¡Cuéntanos todo! A mí desde que mostré mis tetas en un programa mediocre cuando era una desconocida, me prohibieron bailar en el caño… Lo máximo que puedo otorgarle a Thelma y Louise es que se asomen desde algún vestido ajustado.
Q: No nos interesa, Santana, déjala hablar. ¿Y, Rachel? ¿Trajiste fotos como te pedí?

R: No, pero no se preocupen. Hice lo que me dijeron, me depilé al estilo “Nenuco”, fui dispuesta a sacarme todo y… ¡me rebotaron! Al parecer encontraron un actor canadiense que tiene mejores pechos que yo y que estaba dispuesto a mostrarlos en cámara.

R: Así que… ¡un éxito! ¡No tuve que mostrar mis boobies!
S y Q: ¡Bien!

R: De todas maneras agradezco que hayan venido hasta aquí para hablar conmigo y convencerme de que tengo un maravilloso cuerpo.
S: Sí que lo tienes, enana, lo sé por esa foto que me regalaste el año pasado para pegar en mi locker.
Q: Oh… ¿tú también tenías una?

S: Oh, sí, sí… y debo decir que has sido muy suertuda, Fabray…
Q: Mmm, mejor no hablemos de eso…
S: Y tú también, Berry; he visto muchas veces a Quinn en la ducha…
R: Oh, sí, sé de lo que hablas…

D.D.: Yo no sé de lo que hablan… ¿por qué soy la única que no tiene foto de Rachel o pase libre a las duchas? ¡Es injusto!
S: Cállate, D.D., tú siempre igual…
D.D.: ¿Yo? Fue la gnoma la que pidió “experimentos universitarios” con ustedes dos… ¿Cómo no pensar mal?
R: Oh, sí, me imagino en una lucha de cuerpos sudados en ropa interior, mientras los rayos del sol de la mañana se cuelan por las altas ventanas del aula de danzas… Y Quinn me arranca el corpiño con los dientes…

Q: Mmm, sí, las puedo desvestir a ambas…Tengo suficiente para las dos…
S: Mmm… Estoy tratando de imaginar la situación….
Q: ¿Qué? ¿No me crees, Santana?
R: Yo sí te creo, Quinn.
D.D.: Y yo, más si sigues sacando la lengua sin motivo aparente.

S: Sería un sueño… Mudarme a Nueva York, fundar mi colonia en Tribeca, ser el queso vegano en el sándwich “Faberry”, ¿qué más se puede pedir?
R: *Ay, se acordó que soy vegana, Finn aún está buscando la definición de “vegano” en Urban Dictionary*

Q: Oh, sí, orgasmos múltiples frente a los espejos del salón de baile… No tienes idea de cómo suenan los gemidos de Berry…

S: A ver practiquemos cómo sonaría nuestro intenso encuentro triangular… A la cuenta de tres…
R: Oh, yeah, oh yeah… Say my name, Quinn…
S: A la cuenta de tres, dije, hobbit…

R: Podríamos comenzar revolcándonos en el suelo de madera de NYADA y luego pasar por alguno de los sex shops de Times Square a ver si todavía les queda “El Ayudante de Santa”.

Q: No hace falta, Rach. Tengo un nuevo y completo arsenal de dildos con todos los personajes de Wicked.

R: Oh, Quinn, qué atenta, siempre pensando en mis orgasmos temáticos y musicales…
Q: Sí, sí… *Me está tocando, me está tocando, hace tanto que no sentía su calor*

S: Oh, pequeñas lesbianas juguetonas, ¿así que gustan de los accesorios? No te imaginaba así, Q. Me sorprendes…
R: Sí, Santana, a Quinn la enloquecen los animalitos a batería. Cuéntale sobre ese pulpo rosa que sirve para sumergir en la bañadera…

Q: Hay muchas cosas que no sabes de mí, Santana…
D.D.: ¿Estás intentando coquetearle a la latina? No te está saliendo, Quinnie.
R: … y también una vez usamos una jirafa que vibra y brilla en la oscuridad…
Q: … que seas mi mejor amiga no significa que conozcas mis más íntimos secretos…

R: Y… ¿te acuerdas aquella oportunidad cuando conseguiste la abeja vibradora que solo funcionaba cuando volcabas miel sobre mi cuerpo?
Q: Ok, ya entendimos el punto, Rachel, no creo que Santana ni Débora Dora quieran conocer todo mi catálogo de sex toys.
D.D.: Oh, no me conoces para nada, rubia.
S: A mí tampoco… Pero toda esta información solo me da ganas de que después de haber cumplido mi misión en NYC, Ryan cumpla su promesa y me dé lo que arreglamos: algo de acción sáfica en pantalla.
D.D.: ¡Sí! ¿Una orgía lésbica?

Q: ¿Escuchan? ¿Qué son todos esos gritos y alaridos?
R: ¡Qué bello suena! *Me imagino cuando mis fans vengan a verme a la puerta del teatro*
S: Shhh, paren, tortonas del mundo. Es el rugido de la comunidad lésbica, que escuchó “acción” y ya comenzaron a emocionarse.

R: ¡Las entiendo! En serio, chicas, estoy tan contenta de que estén aquí teniendo estas fantasías masturbatorias tan libremente conmigo, como si nunca me hubiesen odiado y torturado en la secundaria…
Q: Ya sabes cómo era, Rach: si te lanzábamos slushies es porque internamente deseábamos que te desvistieras. Como una metáfora.
D.D.: … y las metáforas con importantes…

S: Pero eso ya pasó, estamos en Manhattan, somos exitosas universitarias, al menos tú, porque Quinn y yo aparentemente jamás estudiamos, y lo más importante: we are singles!
D.D.: ¡Abrazo para todas!

R: Mil gracias, chicas, las quiero mucho, gracias por venir y hacerme sentir un poco como la antigua Rachel, la de antes de que cambiaran la plantilla de guionistas e hicieran que mi personaje sufriera una embolia cerebral.

R: Mmm, le daría un beso de lengua a cada una para festejar y las apretujaría todas…
Q: Sí, pero en este programa las mujeres no estamos autorizadas a chocar labios con otras mujeres, así que…
R: Entonces… ¡las invito a comer pastel!

R: Lara rara rara, rara rara ra…
D.D.: Apuesto a que ninguna lectora logra identificar a qué canción corresponde ese tarareo, Rach…

Pero aunque el programa literalmente se llame “gozo”, estas chicas no la pasarán nada bien, porque su felicidad no puede durar en Glee

D.D.: Sí, sí, Tina, si hablamos de desgracias no me olvido de tu storyline y de que abusaste un poco de Blaine con un Vick VapoRub en la mano… Aunque en realidad prefiero sacar esa imagen de mi mente…

Puck: ¿Y de este sombrero? ¿Por qué D.D. no habla de este sombrero bala?
Jake: Sí, la verdad que te hace bastante amanerado ese gorrito…

D.D.: Ejem ejem… Habló el que lidera el Trío Los Panchos versión maraca…

Finn: Por dios, Débora Dora, este Subtexto se está haciendo eterno y aún a mí nadie me trató de héroe… ¡Así no puede ser!

S: No puedo creer que pude pisar una iglesia sin prenderme fuego…
D.D.: Un milagro… Yo por las dudas no me arriesgo y observo la boda desde afuera…

Q: Yo aún me pregunto qué hago acá… Esto está llamado a ser un desastre… Las bodas hacen temblar mi columna vertebral de solo recordar…
S: Ni lo digas… ¿Y yo? No solo tengo que venir a un casamiento que no me interesa, además tengo que ver cómo el maldito de Ryan me refriega a los “Bram” en la cara… Con ese nombre de detergente no sé cómo ese ship puede tener éxito…

Sam: Hola, Quinn, con quien salí primero. Hola, Santana, con quien salí luego y ex novia de mi actual novia.
Santana: *Qué bella está… La extraño…*

S: Maldito pelón del demonio que nos mantiene separadas y ahora crea este acontecimiento para torturarme.
Q: ¿Estás hablando del mariposón de Ryan? Ni me lo nombres… ni a él ni a la enana que ahora vive en Nueva York.

S: ¿Y ahora qué hizo tu novia? ¿Se peleo con medio NYADA por un solo… otra vez?
Q: No, ni me interesa. Me dijo que ni se me ocurriera acercarme, que Ryan y la comitiva de la Fox descubrió nuestro plan de tener un trío lésbico en la Gran Manzana… Así que olvídate de atarla y amordazarla como siempre soñaste.

S: ¡Demonios! Allá va mi recompensa por hacerle el favor al pelado. Chau, acción lésbica, fuiste muy hot en mi imaginación…
Q: Por favor, ¿en todo lo que piensas es en sexo? No todo gira alrededor tuyo, Lopez, no me hagas cachetearte nuevamente.
S: Claro, como si a ti no te interesara el trío lésbico… Te recuerdo que lo primero que me mandaste por mail apenas llegaste a Yale fueron las páginas del Kamasutra lésbico que tenía las posiciones que más te interesaba experimentar.

Q: No quiere decir que aún no pueda probar todas esas poses estimulantes del libro que me prestó Débora Dora.
D.D.: Quinnie, grítalo más fuerte, hay lectoras de Deborarte en Madagascar que aún no se enteraron que te presté el Kamasutra lésbico… Pfff…
Q: Ella se lo pierde, si Rachel no quiere volver a montarse en este cuerpo, tendré que buscarme a otra…
S: *No sé de que está hablando esta bipolar… No puedo escucharla cuando Brittany le está lamiendo la oreja a Sam… ¡Esto no es justo! ¡Y eso que están haciendo es incesto!*

Q: Así que si Ryan no va a dejarnos hacer nuestra propia versión de The L Word, yo pienso emborracharme esta noche, en esta boda aburrida, y besuquearme con la primera mujer que se me cruce, dejándole estampado este rouge “Rojo golfa”.
S: Ey… ¿ese no es mi pintalabios?

S: Ahora, lo que no entiendo es cómo este hombre que acaba de adoptar a un niño con su marido, tiene tiempo libre para preocuparse por nuestra vida sexual… ¿No tiene que cambiar pañales? Y además… ¿cómo se enteró?
Q: Puso cámaras en los prendedores ridículos que usa Kurt en sus trajes y llenó el departamento de micrófonos…
S: Increíble…

Q: No sé de qué te sorprendes… A ti no te dará tu fiesta sáfica en un velero, pero al menos no te castiga como a mí, que no me deja librarme de mi contrato con esta serie acabada, ni como a Rachel…
S: ¿Qué sucedió con Rachel?
Q: La obliga a tener que volver a ver a Frankenteen en calzoncillos, y además tiene que mantener una relación con un prostituto… Creo que en todo esto Berry salió perdiendo…
S: Iuuu…

Q: Pero ya no me importa, me sentaré en esta iglesia, repetiré la frase de una feminista que no recuerdo… algo de un pez y una bicicleta… Lo dejaré contento a él y a mí público lésbico que sigue sumando pruebas sobre mi homosexualidad latente…

S: ¿“Una mujer sin un hombre es como un pez sin bicicleta”?
Q: Esa misma…
D.D.: ¡Lesbianota!

Q: Pero bueno, ya no me importa nada… No tengo a Rachel… No tengo libertad…

S: No tienes ni una pizca de heterosexualidad…
Q: Eso tampoco.

Q: Así que… ya que voy a tener que actuar según la personalidad del día, elegida por alguno de los nuevos guionistas, que ni siquiera saben si trabajan para Glee, para la serie de los maricas o para la del loquero… ¡haré lo que me plazca!
S: *Miedo*. ¿Cómo qué?
Q: Dame una Ardilla rosada, y ya verás…

Luego de la boda fallida…

Q: *Oh… mira cómo se mueve… ¡Demonios! Pero no, Quinn… con Brittany no… es muy inocente, y es la ex de Santana… Debes buscar otra*

S: Maldición… ¿por qué no tienen sexo en medio de la pista también?
Q: Mmm… no creo que quieras ver eso, Santana. No lo digas en voz alta, no queremos que Ryan cumpla tu deseo.
S: Salgamos de aquí.

D.D.: Alguien me explica quién les enseñó a agarrarse de la mano. Podríamos jugar a ver quién es más dominante…
Q: Yo te dije que en cuanto la vestuarista me puso esta chaqueta supe que la boda iba a ser un completo desastre… ¿Qué más podía pasar?
S: No me interesa, necesito beber algo fuerte. Y tú cállate, D.D.

Bartender familiar de Emma Pilsbury: Señoritas, sé que en la vida real cada una tiene como 40, pero necesitaría saber si sus personajes son mayores de edad…

S: Claro que sí, Rosario Cruz, para servirle a usted.
D.D.: Solo tú, Santana, puedes salir así de bien en una licencia de conducir. Cada vez que me sacan una foto de esas a mí parezco un cadáver recién sacado del río…
Q: Emily Stark, la más lesbiana del condado.

S: No te creía tan ilegal. Me gusta esta parte tuya, tan alejada de la presidenta del Club del Celibato…
Q: A mí también me gusta esta parte tuya, cuando no estás siendo una perra total que siento la imperiosa necesidad de cachetearte…

S: ¿Qué te parece si hacemos un brindis?
Q: ¿Por qué brindamos?
S: Porque aún después de una temporada bastante horripilosa conseguimos salir indemnes y aún estamos luchando en esta cuarta temporada que directamente es inmirable…

S: ¿Qué te sucede, Q? ¿Qué miras?
Q: ¿Qué? ¿No te puedo mirar?

S: Oh, no, picarona, en mi caso mirar no es gratis…

S: Cualquiera que intente mirar mi fabuloso cuerpo tendrá que vérselas conmigo…
Q: *Nunca me había percatado de los deliciosos labios de Santana. Bueno, en realidad nunca vi mucho más arriba de su trasero, que fue todo lo que me dediqué a mirar mientras sufría en el Club del Celibato… Maldigo y agradezco al pervertido que confeccionó el uniforme de las Cheerios*
S: … y si osan tocar… van a conocer lo que es el castigo de una nacida y criada en Lima Heights Adjacent…
Q: *¿Quedará mal si miro sus pechos?*

Q: *Hello, boobies!*
S: Mmm, Quinn… esos no son mis ojos….
Q: Oh, no sé por qué lo dices… No es como si hiciera media hora que estoy mirando tu escote…

Q: Pero voy a decir algo… Rosario, ese vestido sí que te sienta….

S: *¿Qué?*
D.D.: Oh sí… ¿qué? Esa es una excelente pregunta, Santana… Esperen… ¿Quinn sigue intentando coquetear con Santana? ¿Ese golpeteo en el hombro debería dejar en claro sus intenciones?

Q: ¿Qué quieres que haga, Débora Dora?
D.D.: A ver… qué te parece si mejor probamos otras maneras más sutiles y delicadas de halagar a tu amiga y mostrarle tu interés…
Q: Mmm…

 

Q: Looking good, auntie Tana.
D.D.: Wrong!

Q: Qué pilchas Santana, ¿te importa si te saco el vestido a mordiscones?
D.D.: Smooth, Quinnie, smooth…

Q: Ehhh Santana, qué vestido más paquete, así sí que luces pipi cucu…
D.D.: Really?

Q: ¡Apa, Santana! ¡Qué “tragedia”!
D.D.: ¿Estás pasando mucho tiempo con Basfita? Ok, no, mejor sigamos… Piensa mejor en emborracharla, quizás así consigas tu objetivo…

S: *¿Insinuó lo que yo creo?*
D.D.: No sé qué crees, pero si hay algo poco sensual es ese manotazo que te pegó en el hombro…

Y las chicas siguen bebiendo….

Y las chicas empiezan a tocarse…

Y cuando los plumíferos cantan

… ellas danzan…

S: “¿Qué tendrá el petiso, cuando las provoca?
¿Qué tendrá el petiso que a las mujeres las vuelve locas?”

Y continúan manoséandose…

… y hasta bailando un lento…

 

R: *No puedo creer que se atreva a bailar apretada con Santana en mi cara*
Q: *Sufre, Rachel, tú cantas con el Mastodonte, yo me quedo con la latina… Tú te lo pierdes*

S: Estás pensando en voz alta, Quinn… ¿qué te sucede?
Q: Nada… es que nunca bailé un lento con una mujer…

S: ¿?
Q: Ok ok… nunca bailé un lento con una mujer… delante de otra gente. Menos con una mujer tan hermosa…
D.D.: Bien, Quinn, tu flirteo va mejorando según el porcentaje de alcohol en sangre aumenta…

Y finalmente, las chicas rebotan contra las paredes de una manera tan sensual…

D.D.: Sí, Sheldon, fue sarcasmo…

S: Vamos, Quinnie, no es tan difícil. Apuesto que aún así de beoda puedes abrir la puerta. La puerta de la habitación… ¡Esa! ¡Esa es la puerta de la habitación donde vamos a hacer la chanchada!

S: Oh, yeah… Es la primera y última vez que diré esto: ¡gracias, Ryan Murphy!

¿Qué creen que sucedió en esta habitación de hotel?
Jajaja, no, en serio… ¿un beso de lengua? Por favor, las chicas se acostaron, tijeretearon, claramente hubo algún número de doble cifra que al invertirlo queda igual y otras tantas cosas… ¿pero realmente creen que sucedió esto?

Qué incrédulas, salvo las parejas heteros y estos dos muchachitos, ninguna lesbiana está autorizada a besar mujeres. ¡Lo siento!

Pero bueno… Mejor entremos en esa habitación a ver qué sucedió con las “Quinntana“, ¿les parece?

D.D.: Hell yeah!

D.D.: Sí, chicas esto es lo que parece. Quinn plena, satisfecha y feliz. Una Quinn post orgasmo (pueden insertar a Rachel asomándose en la parte inferior de la foto, sé que así lo quieren…)

D.D.: Hablando de gente plena… Esta es la cara de una chica que tuvo la posibilidad de tener su lengua metida en… ehhh… ok…

Q: Arriba, abajo, de costado… ¡Todo me gusta!
S: Oh, sí, sí… me dí cuenta… yo y el resto de Lima…

S: ¿Piensas que esto va a ser algo de solo una vez?

Q: Por supuesto… ¿crees que Ryan nos va a dejar que nos revolquemos de nuevo?, ¿en horario central?
S: Tienes razón… Posiblemente jamás te vuelva a ver desnuda ahora que ya no somos porristas…

Q: No… no podrás volver a observar de cerca el tatuaje de Ryan Secreast que tengo en mi espalda… Ufff, me dejaste sedienta…

S: Así somos las latinas… ¡No paramos! ¿No, Débora Dora?
D.D.: Ehhh… ¿ponele?
Q: Voy a tener que creerte…

S: ¿Extrañas a Rachel?

Q: Mmm, podría preguntarte lo mismo… ¿Extrañas a Brit?

Q: Mejor no hablemos de eso… ¿te parece?
D.D.: Sí, mejor hablemos de esa afortunada botellita que acabas de molestar con tus labios…

S: Eso o… ¿qué te parece si tenemos unos 5 o 6 orgasmos más antes de que amanezca y yo tenga que volver a NYC a vivir con las divas y tú al limbo donde estarás perdida hasta que los guionistas se dediquen a sacarte de ahí con una personalidad diferente?
D.D.: Oh por dios, ¿más orgasmos? ¡¡¡Se me caen las pantaletas!!!

El agua más afortunada de la Tierra… Otra que el agua bendita…

Y ahora la pregunta es… ¿el resto del glee club se enterará de este encuentro? ¿Se lo dirá Quinn a Rachel? ¿O ahora que son roomies será Santana la que le cuenta con lujos de detalles a Berry su noche con Quinn?

¿Y Rachel? ¿Cómo reaccionará?

Yo me arriesgo a decir que será algo como esto…

DIEEEEEEEEE!!!!

¡Gracias por acompañarme en este eterno recorrido, señoritas! ¡Y gracias a mi querida @Camila0109 por sus fotos manipuladas! Love you, my Fabray!

By @Debora_Dora

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , , , , , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (9)

  • Angie

    |

    una sola palabra: excelenteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!

    Reply

  • Pamita

    |

    Estuvo geniallll. no pare de reirme. Primero el tarareo de Rachel no es la de los pitufos?. Cosas para destacar la organizacion del trio en NYC, tus clases de filtreo a Quinn, como marcaste con un circulo a las chicas atras de Artie y El culo de Santana en otro circulo jajaja, como si nadie lo hubiera visto. Y Santana bailando que tendra el petiso, juro que me mori de risa, las que no son de Argentina no se van a dar cuenta, pero imaginarme a Santana reboleando la coctelera al son de Riky Maravilla fue sublime.
    Por supuesto que la charla post coito fue buenisima, lo que si solo quedara en nuestra imaginacion lo que paso antes pero bue es Glee, no podiamos esperar otra cosa.

    Felicitaciones por este subtexto que para mi fue unos de los mejores.

    Reply

  • Coty

    |

    Hola! Muy bueno! No pare de reírme! Santana bailando Que tendrá el petiso fue lo mejor!! Muy bueno chicas! Saludos!

    Reply

  • -A

    |

    Jajajajajaj Santana bailando que tendra el petiso se pasaaaaaaaaaaa!

    Reply

  • IsaAchele

    |

    jajajajajaja este subtexto es lo maaaas!!!! como pude reir!!! jajaja El Ayudante de Santa? como en el fic! jajajaja y Santana pudo pisar una iglesia sin prenderse fuego jajajaja
    S: No tienes ni una pizca de heterosexualidad…
    Q: Eso tampoco.
    jajajajaja es demasiado D.D! muy muuy pero que muuuy bueno!!

    Reply

  • Gina

    |

    Jajajaja como me he reido… si así fuera Glee esa serie fuera otra cosa.. me encanto el recap desde tu punto de vista! 7Mdgh

    Reply

  • Dany-05

    |

    “Objetivamente” Me gusto mucho! Jaja, Santana se llevó el subtexto y ahora queda esperar la reacción de Berry aunque creo que con esa cara de orgasmeada de Fabray el hobbit la tiene difícil.

    Reply

  • Evs

    |

    Chabona me cage de risa, te pasaste, muy bueno, mucho mejor que glee… felicitaciones!

    Reply

  • Sara

    |

    Buenas, yo nunca he escrito aquí pero os leo desde hace tiempo. Me matan de risa los subtextos, los pensamientos al paso, los recaps, el tarot, todo, la verdad. Me encanta este “Glee alternativo” que habéis montado y las teorías sobre las chicas. Ahora que sabemos que se acaba la serie, espero que no dejéis de mantenernos al día con todo lo relacionado con ellas, porque con el fin de la serie puede ponerse todo muy interesante. Veremos…

    Reply

Leave a comment

*