ENTREVISTA: Moira Perez nos cuenta sobre la Teoría Queer

Written by Debora Dora. Posted in Desgenerando Espacios, Entrevistas

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone


Hace unos años anduve muy inquieta y decidí sumarme a un Taller de Teoría Queer en que en se momento se dictaba en Casa Brandon. Hoy en día el taller se mudó de escenario, pero lo más importante perduró, y ahora en agosto Moira Perez, licenciada en Filosofía, profesora de la Universidad de Buenos Aires y vegetariana (a mí me parece un re buen dato), sigue abriendo el debate para tod@s aquell@s interesad@s en saber un poco más sobre este tema. Sí, ya sé, muchas leen nuestra sección de Desgenerando Espacios, participan, colaboran y se suman, pero muchas otras no tienen idea de qué es eso que llamamos “queer”, así que… ¿por qué mejor no se lo preguntamos a ella?


Empecemos livianito. Sé que es difícil definir en pocas palabras qué es la Teoría Queer, pero ¿cómo la explicarías vos si tu tí@, tu vecin@ o alguna lectora de Deborarte preguntaran sin tener una mínima idea sobre el tema?

Es cierto que no es sencillo, pero tampoco hay que tenerle miedo :)  Diría que la Teoría Queer es un conjunto de ideas, pensamientos, y producciones (textos, obra artística, etc.) que apunta a cuestionar aquello que nuestra cultura da por supuesto, lo que asume como “lo normal” o incluso “lo natural” (y por eso, necesario: no puede ser de otra manera).  Detectamos que algo quizás no sea tan “natural” como parece, y empezamos a investigar por qué nuestra sociedad cree que es natural, qué función cumplió esa “naturalización”, y de qué otras maneras podría ser.  Como ejemplos podemos pensar desde por qué decimos que hay dos sexos (macho/hembra), hasta por qué pensamos que lo mejor que le puede pasar a una persona ‘discapacitada’ es acceder a un tratamiento para deshacerse de esa ‘discapacidad’…

 

* Etimológicamente ‘queer’ en inglés quiere decir “extraño” o “raro”, y desde hace mucho tiempo esta palabra se utiliza peyorativamente para designar a las personas homosexuales, aunque más recientemente el término haya sido resignificado. Pero al hablar de “teoría queer”, podemos decir que no todo lo gay es queer, ni todo lo queer es gay… ¿qué me podrías decir sobre esto?

Exacto.  Fijáte que así como “queer” originalmente significaba “raro, extraño”, “gay” anteriormente quería decir “alegre, feliz”… El surgimiento de lo queer como modo de referirse a nosotrxs mismxs (en vez de que lxs demás nos lo tiren como un insulto), tiene que ver en un primer momento con oponerse a la “normalización” de la comunidad lgbt.  Con esto me refiero a: acéptenme porque aunque soy lesbiana, igual me voy a casar, voy a tener una familia modelo, un perro y un auto grande, voy a cumplir con el modelo de éxito que la sociedad celebra. Es decir, cuestionar aquellas tendencias dentro de la comunidad a querer ser aceptadxs o asimiladxs por la sociedad, quizás a costas de ocultar nuestros modos particulares de ser.  Por esto, hay personas gay que no tienen interés en ser queer (es decir, en cuestionar las bases mismas de nuestro modelo de sociedad), y hay personas que son queer sin ser gays/lesbianas/trans (porque cuestionan ese modelo, aunque no desde su práctica sexual o de género).

  

* ¿Qué temas o espacios abarca la mirada de la Teoría Queer? ¿Qué temas abordás en los talleres?

En un principio el pensamiento queer surge específicamente en relación con temas de sexualidad y género (por esta especie de desprendimiento de lo lgbt que mencioné): por ejemplo, que no es necesario ni natural que una mujer guste de un hombre, ni que una persona que la gente ve como mujer se identifique como tal. Pero rápidamente comienza a expandirse y aplicarse a muchas otras cosas, tales como la clase social, el arte, la literatura, la geografía, el racismo… Distintos ámbitos a los que podemos aplicar estas herramientas (cuestionar lo “normal”, buscar su origen, etc.) que nos ofrece lo queer. En los Talleres vamos viendo algunos de estos temas, empezamos por los más clásicos (la diferencia entre sexo, género y deseo o elección sexual, etc.), y después vamos recorriendo otros, tales como pornografía y pospornografía, discapacidad, ideales de belleza, tecnologías del cuerpo, transexualidad, transgénero e intersexualidad… Cada uno lo acompañamos de lecturas de textos, a veces vemos cortos o fragmentos de películas, discutimos noticias de actualidad que estén relacionadas, etcétera.

* ¿Cuánto de feminismo hay en el enfoque general de la teoría?

La teoría queer surge, entre otras cosas, a partir de una serie de críticas al feminismo llamado de la “segunda ola”. Es decir, si bien la teoría queer toma mucho del feminismo más tradicional (en primer lugar, el cuestionamiento de los roles de género como “naturales”), también se vincula con otros tipos de feminismo alternativos, como el llamado feminismo negro o el feminismo lesbiano, que venían resistiendo un poco desde los márgenes. A estos les interesa cuestionar la idea de “la mujer” como algo uniforme, cuando en realidad hay muchas experiencias diferentes de ser mujer (la mujer pobre, la rica, la lesbiana, la bisexual, la transgénero, la académica, la obrera…), y por lo tanto muchas necesidades y luchas distintas, que en algunos puntos convergen y en otros no.  Obviamente, muchas de las personas que trabajan desde un marco queer se identifican como feministas, y otras como “pos-feministas” por considerar que el feminismo tal como lo entendemos ya no tiene vigencia en nuestro contexto.

 

* Lo que más interesante me parece de lo Queer es que no se queda simplemente en la teoría. ¿En qué aspectos de la sociedad o del pensamiento de la gente ves que haya habido cambios impulsados, en algún punto, por la Teoría Queer?

Creo que la Teoría Queer puede tener alguna incidencia en la sociedad en tanto esté fuertemente asociada con el activismo y un trabajo más de base.  Es decir, podemos pensar conceptos geniales, pero si no los pensamos en conjunto con la gente a la que esos conceptos le pueden cambiar la vida (o, mejor, tomemos los que ellxs ya se inventaron para sí mismxs), no sirve. Por suerte, hay mucha gente que está trabajando en esto, por ejemplo facilitando espacios donde personas con sexualidades o géneros censurados socialmente puedan moverse con libertad y llevar adelante su propia visión del mundo. También se contribuyó a exponer la “normalización” de la comunidad lgbt en algunos aspectos, por ejemplo mostrando que alrededor del mundo muchas veces son las personas con más recursos (económicos, de formación, políticos, etc.) las que terminan siendo “la voz” de la comunidad, y se olvidan de quienes están en una situación menos favorecida.

  

* Hace bastante tiempo que venís haciendo los talleres, ¿cuál pensás qué es el tema que más llama la atención de quienes participan de estos encuentros?

Es difícil de decir, porque viene gente muy diferente entre sí, y a cada quien le sirven aspectos diferentes del Taller.  En general, todo lo que se puede pensar a partir de la propia experiencia llama la atención – por ejemplo, si alguien alguna vez consideró tener una pareja abierta, cuando vemos poliamor se va diciendo “voy a comentarlo en casa”, con cara de “ahora no me va a ganar” 😉  En términos más generales, creo que una cosa que impacta mucho – ya yendo a algo más serio – es enterarse cómo nuestra sociedad perjudica a ciertos tipos de personas, de maneras que nosotrxs quizás ni nos imaginamos. Me refiero por ejemplo al trato que se da a la intersexualidad, o los vericuetos legales que tienen que superar las personas trans* (en el caso de nuestro país, previo a la sanción de la Ley de Identidad de Género el año pasado). Esto impacta y conmociona porque son cosas que pasan a nuestro alrededor todos los días y muchas veces ni nos enteramos.

 

* ¿Y a vos? ¿Qué temática o problemática que aborda la teoría es la que más te interesa? Y obvio… ¿por qué?

A mí lo que más me interesa es la aplicación de la Teoría Queer a temas no directamente relacionados con lo sexual o el género, porque es realmente mucho lo que se puede hacer y me parece fascinante este ejercicio de cuestionar lo que nuestra sociedad considera “normal”. Por ejemplo, cuando en el Taller hablamos de discapacidad, o de peso: ¿por qué al ver a una persona “gorda” pensamos que no es saludable, y si vemos a una “delgada” pensamos que sí?  Y muchos otros temas, que quedarán para un Taller 2, El Regreso 😉

 

* Avisame del regreso, por favor!!! A mí particularmente me interesó mucho el tema de la pornografía para mujeres que tratás en los talleres. ¿Crees que luego del suceso literario (¿inexplicable?) de 50 sombras de Grey las mujeres de hoy estamos con más ansias de ver películas porno hechas especialmente para nosotras?

Jaja lo de 50 Sombras de Grey es explicable, ¡si tenemos en cuenta lo triste (desde el punto de vista de la sexualidad) que es la literatura considerada “para mujeres”! También parece que a partir del libro subió muchísimo la venta de juegos eróticos de BDSM “suave” (esposas, una pluma para hacer cosquillas, una venda para los ojos…). ¡Bienvenido sea! En fin, creo que es difícil para muchas mujeres saber qué quieren, porque está muy instalada la idea de que a las mujeres “no les gusta el porno”, “no son visuales” (???) y cosas por el estilo. ¡Como si fuera posible decir algo que aplique a todas las mujeres! En efecto, la pornografía a la que tenemos acceso a través de la tele y los sex shops en general está pensada desde el punto de vista del varón, pero es posible que a muchas mujeres les encante. Para las demás, van surgiendo nuevos modos de hacer porno, que tienen que ver ante todo con ponerle más variedad al asunto: quienes quieren ver “cuerpos reales”, quienes quieren sexo (creíble, sin esas uñas larguísimas) entre mujeres, quienes quieren ver algo más fuerte… Me parece genial que hoy cada quien pueda hacer su peli y subirla, así ya no vamos a tener que pensar en “el porno que les gusta a las mujeres”, sino en “el porno que me gusta a mí” (y, eventualmente, a quien/es esté/n al lado mío).

  

* L@s chic@s que sean de Buenos Aires seguramente pueden asistir al taller que dictás ahora en el TAI, pero para nuestr@s lector@s de otros países, ¿qué textos o libros recomendás como para iniciarse un poco en este mundo queer? ¿Algún exponente en especial que sea fácil de leer para acercarse la teoría?

Mirá, en cada comienzo del Taller hay alguien que dice: “hace un tiempo empecé a leer y no entendí nada”.  Y eso es muy frustrante, ¡pero no hay que bajar los brazos! Hay textos difíciles y otros más accesibles, así como hay muchos que ni siquiera están traducidos al español. Recomiendo, por ejemplo, no empezar por Butler, que es la referente más conocida, pero puede ser difícil si no se cuenta con ciertas herramientas. Para comenzar a pensar el tema siempre es mejor encararlo a través de entrevistas, o de otros textos breves tales como “El pensamiento heterosexual” de Monique Wittig (un artículo luego compilado en un libro del mismo título), la introducción a Cuerpos Sexuados de Anne Fausto-Sterling, artículos de Donna Haraway… En el ámbito hispanoparlante recomiendo textos de Mauro Cabral o de lxs autorxs nucleados en el zine QUEERemos Saber. Todo esto está disponible en Internet.  También recomiendo que vean este video de una bióloga colombiana, Brigitte Baptiste, que es súper claro. En la página y en el Facebook yo voy subiendo cosas que encuentro o que la gente me comparte, que son introductorias y pueden servir para un primer acercamiento. De todos modos, tengo previsto para el 2014 arrancar un Taller a distancia, a través de una plataforma en Internet.  Todavía tengo que resolver algunos temas técnicos, pero si a alguien le interesa puede ir escribiéndome y cuando arranque, les aviso. 

  

* En Deborarte cuando nos metemos (un poco nomás) en temas de género, solemos usar el @ para no hacer distinción de sexo; sin embargo, tanto vos como otras personas utilizan la X, ¿por qué la preferís?

Yo prefiero la x porque leo la @ como una unión de una ‘o’ y una ‘a’, es decir, de masculino y femenino (como cuando se dice: “todos y todas”). Me parece que la x es un gesto que, por el contrario, no quiere hablar de masculino y femenino, sino de un abanico de modos de ser – un abanico que es tan amplio, que no tiene sentido reducirlo a una letra, o a dos. La x sirve como una tachadura del género. Por otro lado, tanto la @ como la x tienen el problema de que dificultan la lectura para personas no videntes (por los programas para leer Internet), quizás habría que empezar a usar la ‘e’ cuando sea posible.

 

* Hay algunas preguntas obligadas que hacemos siempre a nuestras entrevistadas, por ejemplo… ¿Qué cambios notás en Argentina desde la sanción de la ley de matrimonio igualitario?

Creo que cuando se redobló la lucha por el matrimonio igualitario, hubo una ebullición de participación de personas lgbt y aliadas: en movilizaciones, en los medios, e incluso en ámbitos políticos. Luego de la sanción, veo dos tendencias que me preocupan.  Por un lado, que se invisibilice el proceso que implicó llegar a esa ley, y se difunda la idea de que fue una iniciativa que llegó de arriba hacia abajo (algo que un gobierno “da” a la comunidad lgbt), en vez de algo de abajo hacia arriba (algo que la comunidad logró tras mucha negociación, resistiendo al lobby de varias Iglesias, etc). Esto es algo que pasa con muchas leyes y me parece preocupante, porque las buenas leyes surgen del esfuerzo de las personas que conocen el tema y luchan por ellas desde abajo, y unx muchas veces olvida que hay un proceso de años o incluso décadas detrás de ese titular “Se sancionó tal ley” que leemos una mañana en el diario. En segundo lugar, me parece preocupante que a partir del logro del matrimonio igualitario ese activismo y esa voluntad de cambio que había surgido en la comunidad lgbt y aliadxs se haya ido apagando, como si ya hubiéramos logrado todo lo que necesitábamos. La Ley de Identidad de Género, que en términos legales y de vidas en juego es mucho más revolucionaria, no tuvo tanto apoyo desde la comunidad, y ahora que está sancionada son pocxs – ¡pero heróicxs! – lxs que quedan luchando por su reglamentación (sin la cual aún no puede decirse que funcione del todo en tanto Ley).  

.

*¿Qué pensás del tratamiento que se le da a los personajes homosexuales en la televisión?

Confieso que no soy muy seguidora de la televisión local (básicamente porque no tengo tele), sino más bien de series que me van recomendando y veo on-line.  En general, lo que veo es tristísimo. Habiendo avanzado en tantas otras cosas, parece increíble que esto haya quedado tan atrás. Los personajes homosexuales son tan estereotipados que irrita. Ante todo, parece el personaje homosexual sólo hace eso: ser homosexual. Quisiera ver en algún momento una serie con personas homosexuales que puedan hacer otras cosas, porque de hecho cuando vemos un personaje que no lo es no pensamos “es el heterosexual de la serie”, sino “es el abogado”, “es el popular”, “es el malo”, o lo que sea que haga. En general las personas homosexuales ocupan dos lugares posibles: o el del personaje – varón, claro – con dinero, que lleva una vida de placeres y se va de vacaciones a un crucero gay, o el del atormentado – en este caso puede ser varón o mujer – que vive una vida de desgracias o incluso es el villano o la villana – debido al resentimiento que acumuló por su vida de desgracias.

 

* ¿Cómo ves la imagen de la mujer en los medios de comunicación en la actualidad?

Al igual que en el caso anterior, hay muchos estereotipos que están aún muy arraigados. Me da la sensación de que es difícil para los medios – y ni hablar de las publicidades – desatarse de esos estereotipos, que en realidad si vamos a los hechos ya no se cumplen tanto: si unos extraterrestres estudiaran nuestro mundo a partir de la tele, claramente al llegar a la Tierra no entenderían nada. Lamentablemente, muchas mujeres nos sentimos muy presionadas a cumplir esos ideales (ser delgada, ser (buena) madre, ser fiel y amar incondicionalmente, ser delicada, etc) y eso es muy perjudicial para nuestro amor propio (y, claro, nuestro cuerpo) porque son ideales imposibles de alcanzar. El caso de las publicidades es tremendo y me parece fundamental que nos tomemos el trabajo de oponernos a las que nos parecen ofensivas o discriminatorias, denunciándolas, presionando a las empresas para que las bajen, o no comprando los productos.

 

* Ok, ahora sí. Para quienes estén interesad@s, ¿cómo se pueden inscribir en los talleres?

Pueden escribir a tallerdeteoriaqueer@gmail.com o visitar la página: www.tallerdeteoriaqueer.wordpress.com

De todos modos, invito a todxs a que sigan la página o, para quienes tienen, el Facebook del Taller, así quedamos en contacto y hacemos circular información, links, etc. relacionados con estos temas.

 

¡¡¡Moira, muchas gracias por tu tiempo!!!

 

¡Gracias a ustedes por leerme!

.

Fotos: Normal, Catherine Opie; (superheroes); Charlie and Honey, Molly Landreth

By @Debora_dora

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , , , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (2)

  • KariChan15

    |

    Muy buen aporte. Muchas gracias por ayudarme a entender de una vez por todas de que va esto de la “teoría queer”, de la que obviamente había escuchado, leído (pero poco), pero nunca había alcanzado a interiorizar sus premisas mas generales: la normalizacion ante lo que socialmente se le considera antinatural.
    Me falta mucho por aprender sobre todos los matices que puede abarcar la sexualidad humana. De esta nota resalto mucho el video de Briggite, muy interesante su discurso.

    Reply

  • Naty

    |

    Muy interesante! Había escuchado hablar del tema pero nunca me quedó claro de qué iba. Está bueno desde el lado de la sexualidad y cómo se relaciona con la comunidad LGBT, pero igual es genial que se extienda a otros temas que justamente por estar tan “establecidos” en nuestra sociedad, a veces ni nos los cuestionamos. Gracias por la info y los links, a leer un poco y estaré atenta por los talleres a distancia. Saludos!

    Reply

Leave a comment

*