Elemental, querida Watson (By Purple)

Written by Debora Dora. Posted in Desgenerando Espacios, Las lectoras se animan..., Otras, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

.

Qué refrescante es saber de este tipo de series en que un toque distinto le da una perspectiva diferente a una historia clásica… Nuestra amiga Purple nos cuenta de qué la va…

elementary (1)

Como fan de las series denominadas “procedimentales” y basadas en “parejas”, de inmediato me sedujo la idea de Elementary, enseguida denominada la versión yanqui de Sherlock, de la BBC. Muchos dicen que al actor Benedict Cumberbatch en su rol del mítico detective de Sir Arthur Conan Doyle no hay con que darle, pero debo ser honesta, nunca lo he visto, no dudo que su performance actoral sea genial pero, y en esto soy absolutamente subjetiva, no tengo mucho “feeling” con las producciones británicas (me duerme el acento inglés, lo siento), aún así no desconozco ni niego la enorme calidad de las producciones del Reino Unido (God Save The Queen).

Lo que me sedujo para empezar a ver Elementary fueron las vueltas de tuerca que los productores norteamericanos le dieron a la historia. La acción se traslada de la nebulosa Londres a la no menos mítica y populosa Nueva York, pero sin dudas el mayor cambio y lo que más me atrajo fue la aparición de un nuevo Watson; esta vez no se trata de un señor rollizo sesentón con bigote y bombín, es más, ni siquiera se trata de un hombre, el rol de sidekick de Sherlock Holmes recae en una mujer: la Dra. Joan Watson, interpretada magníficamente por la actriz ex Ally McBeal, ex Angel de Charlie y ex chica Tarantino, Lucy Liu.

120925_TV_elementary1x1.jpg.CROP_.rectangle3-large

Quien le pone el cuerpo al protagonista es Johnny Lee Miller (recordado por la clásica Trainspoting de Danny Boyle y por ser el ex marido de Angelina Jolie), quien compone a un Holmes más “humano”, si bien sigue siendo la misma “máquina cerebral” de siempre. Se lo percibe mucho más vulnerable, con tremendos problemas para relacionarse afectivamente con el resto de las personas que lo rodean y luchando día a día por dejar atrás su adicción a las drogas; dicha adicción es la que lo lleva a abandonar Londres para mudarse a Nueva York donde es internado por su padre en un centro de desintoxicación. Es allí, tras acabar con su rehab que Sherlock conoce a la Dra. Watson, una ex cirujana (aquí se mantienen fieles al original) devenida en acompañante terapéutica de adictos en recuperación que es contratada por el padre de Sherlock para que se encargue de “cuidar” a su problemático retoño.

Lucy-Liu-in-ELEMENTARY-Season-1-Poster-620x930

Al comienzo la relación no es fácil, Sherlock es bastante insoportable, egocéntrico, ególatra, mandón, machista (aclara que ve a las mujeres solo como un medio a través del cual resolver sus “necesidades naturales de sexo”), falto de tacto y sensibilidad (confesarle a Joan que ha deducido sus ciclos menstruales o su abstinencia de sexo figuran entre sus “hazañas”). Pero además de deducir aspectos tan privados de su “acompañante sobria”, Holmes también llega a descubrir que Watson ha abandonado su carrera de cirujana a causa de la muerte por negligencia de un paciente que nunca ha llegado a superar.

El lidiar con este ser “cerebral” tan alejado de lo “afectivo” hace que Joan casi renuncie a su empleo, pero a tiempo se da cuenta que Holmes no es un robot sin sentimientos, sino un tipo con problemas para “conectar con el otro”, con miedo de mostrarse vulnerable, un ser “estropeado” pero con chances de repararse al igual que ella misma. Así como Holmes puede “leer” a Watson, ella también logra leerlo a él y descubrir así que su racionalidad extrema es solo una coraza que emplea para luchar contra la pérdida de una mujer a la que amó locamente, la famosa Irene Adler.

elementary-super-bowl-cbs

Aquí comienza una relación muy especial donde Holmes deja de ver a Watson como meramente una acompañante terapéutica y descubre que la mujer tiene un enorme potencial como detective; los dos empiezan a confiar y a creer el uno en el otro. Watson, además de admirar las virtudes intelectuales de Holmes, cree que este logrará dejar atrás su adicción, en tanto Holmes cree que Watson puede llegar a ser una excelente detective aún cuando su propia familia y amigos se oponen a este cambio tan rotundo en su vida, siendo que Joan es la típica “chica yanqui de familia bien” de esas que tienen la obligación de triunfar como médicas, abogadas, economistas, etc. Cuando nadie cree en Watson, es Holmes quien está a su lado, y viceversa.

Terminada la primera temporada de Elementary y con la renovación para una segunda ya confirmada, los productores y guionistas se han mantenido fieles en su intención de evitar cualquier tipo de TSNR (Tensión Sexual No Resuelta) entre los personajes de Sherlock Holmes y Joan Watson, y esto se agradece, no solo por mantenerse fieles al original (si bien Guy Ritchie en su reciente versión cinematográfica ha jugueteado con el subtexto), sino porque ya hay demasiadas series con la pareja de detectives hombre-mujer involucrados a nivel afectivo y sexual (Bones, Castle, los recordados The X Files).

Elementary3

Se agradece que Holmes irrumpa en el dormitorio de Joan del mismo modo que lo haría uno de nuestros hermanos, solo con la intención de arrancarla de la cama para emprender un nuevo caso. El desarrollo de esta relación llena de “camaradería” y confianza entre dos personas de sexo opuesto (ambos heterosexuales) es muy rica, atractiva, acorde a los tiempos que corren, desmitificadora de que es imposible una sincera amistad entre hombres y mujeres.

Watson es mujer y eso no la hace menos Watson; es sensible y comprensiva (como el Watson original), pero no es una “niñera” de Holmes y le sabe poner los puntos cuando corresponde (muy a menudo por cierto), aprecia y quiere a Holmes y es vital en más de un caso para llegar a su resolución. Joan es una mujer actual, que debe lidiar con lo que se espera de ella y con sus verdaderos deseos. Los amigos de Watson le sugieren que busque novio, la invitan a reuniones donde debe conocer a los bebés de sus ex compañeros de universidad, la tratan de convencer que abandone su “loca loca” carrera de acompañante terapéutica/detective y vuelva a la cirugía, pero ella sabe que su vida no va por ahí; a Joan, a pesar de que le cuesta reconocerlo, le gusta el “adrenalínico” sabor de su vida junto a Holmes, quizás el único que confía plenamente en ella.

.

Con M de Mujer

MORIARTY2

Y así como Watson pasó de ser John Watson a ser Joan Watson, Moriarty, el archienemigo de Holmes pasó de ser un oscuro académico a ser una bella y perversa dama poseedora de una mente tan brillante como la del propio Sherlock Holmes, pero puesta al servicio del “mal”. Al igual que en el original, Moriarty, aquí encarnada por la actriz inglesa Natalie Dormer (The Tudors, Game of Thrones), es el cerebro de una red internacional dedicada al crimen. Moriarty, al conocer la existencia de Holmes y sus proezas detectivescas en Londres, decide acercarse a él con el fin de “estudiarlo a fondo,”, y para ello asume la identidad de Irene Adler, una astuta restauradora (y falsificadora) de obras de arte norteamericana que seduce a Holmes.

MORIARTY3

Así Irene se convierte en el Talón de Aquiles del detective, quien por primera vez en su vida se siente profunda y verdaderamente “conectado” a una mujer que lo ha atrapado usando no solo su belleza y sus dotes amatorias (según lo aclara el propio Holmes), sino su intelecto, aspecto que Holmes no suele valorar en la mayoría de las integrantes del sexo femenino (exceptuando luego a Watson). Irene Adler es la única mujer que se le puede equiparar al Gran Sherlock, para Holmes ella es LA MUJER.

.

By @purplenergy140

 

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , ,

Trackback from your site.

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Leave a comment

*