Decimos adiós a Orphan Black y #PLL

Written by Pamita. Posted in Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

.

“Todo concluye al fin, nada puede escapar. Todo tiene un final, todo termina…”. Esta frase tan emblemática del rock nacional argentino me ronda constantemente la cabeza desde el momento en que me puse a pensar cómo escribir esta nota. En efecto, todo en algún momento finaliza, lo bueno, lo malo, lo que nos hacía reír o aquello que tanto nos hizo sufrir, indefectiblemente, antes o después, acaba. Mi intención no es ponerme a filosofar de la vida, solo quiero compartir con ustedes que dos de mis series favoritas llegan a su fin casi al mismo tiempo (toda esta cursilería por dos series de TV, sí, señoras).

Como ustedes ya sabrán, se están emitiendo los últimos capítulos de Pretty Little Liars y el 10 de Junio empieza la última temporada de Orphan Black. Como sabrán, en Deborarte hemos dedicado varias notas a estas dos series por diferentes motivos y por eso no podíamos dejar de hablar de ellas ahora que acaban.

Voy a arrancar por #PLL que ya estamos viendo la recta final y creo que esta más bizarra que nunca. Resulta que ahora tenemos a A.D, que no es la A original ni la anterior, sino que parece que es otra persona (¿o son más?). Pero la cosa es que las liars no tienen respiro y las siguen hostigando ahora por medio de un tablero similar al Juego de la Vida donde las fichitas para jugar son ellas mismas. Cada una tiene un turno para “jugar” y deben conseguir una pieza de puzzle al finalizar lo que les tocó hacer en cada turno. De no cumplir con el juego, A.D las va a entregar a la policía por el asesinato que cometieron (aunque con esta serie nunca sabés si el muerto está realmente muerto).

¿En qué anda cada una? Spencer (Troian Bellisario) tratando de descifrar su árbol genealógico porque, como sabemos, el padre es un tiro al aire y no solo estuvo con Jessica, la madre de Alison (Sasha Pieterse) y Jason, sino que también parece que una noche por equivocación estuvo intimando con Mary Drake, la gemela mala de Jessica, y de esa noche de alcohol, confusión o vaya a saber una qué paso, se gestó nuestra querida Spencer (a esta altura de la serie ya no sé si es hermana, prima, cuñada, sobrina o hija de Alison…). Aria (Lucy Hale) y su eterno romance aburrido con Ezra. Hanna (Ashley Benson) queriendo hacerse un nombre en la industria de la moda, siempre con la ayuda de la incondicional Mona (Janel Parrish) (espero que termine confesándole su amor). Y por ultimo tenemos a Ali y a Emily (Shay Mitchell) en una situación un poco muy bizarra, donde Ali está embarazada, que eso ya lo sabíamos de antes, pero el padre no es Elliott, el ex de Ali que está muerto porque las mentirosas lo mataron y enterraron ellas mismitas; el padre en realidad es Emily (técnicamente el padre no sabemos quién es, porque el esperma todavía no sabemos de dónde salió). Al parecer cuando Ali estuvo internada la inseminaron con los óvulos fecundados que le habían robado hace tiempo atrás a Emily (insólito, pero es #PLL, acá cualquier cosa es posible). Con lo cual Ali, que estaba decidida a hacerse un aborto, ahora lo pensará mejor junto con la otra madre de la criatura.

¿Qué nos queda para estos últimos capítulos? Obviamente saber quién es A.D, que por como van las cosas puede ser cualquiera, porque Aria fue tentada para pertenecer al Team de A.D y medio como que la pensó un poco (por algo nunca me cayó bien). Después esta Paige (Lindsey Shaw) que volvió para reconquistar a Emily y ahora se va a encontrar con que Em ya casi que tiene una familia formada, por lo tanto yo no la descartaría como posible sospechosa… Pero fundamentalmente lo que todas queremos saber es si las “Emison” terminarán juntas, enamoradas y en familia.

Después de siete temporadas esta serie terminó siendo una locura total, bizarra, tirada de los pelos o como ustedes quieran llamarla, pero que yo las voy a extrañar a las mentirosas, de eso no hay dudas.

Si hablamos de series que voy a extrañar creo que Orphan Black es definitivamente la serie que siempre tendré como unas de mis favoritas dentro de mi corazón. Esta serie que nos dio la posibilidad de conocer a la talentosa, hermosa, brillante y espectacular Tatiana Maslany llega al final con su quinta temporada.

Sarah y sus sestras van a tener que enfrentar a Rachel que, como vimos en el final de la temporada anterior, es capaz de cualquier cosa para conseguir quedarse con todo el poder en Neolution. Sin embargo, durante el camino, van a develar todos los interrogantes que se plantearon durante estas temporadas.

Uno de los creadores de la serie, Graeme Manson, dijo en el PaleyFest: “sabíamos desde hace mucho tiempo que en este show feminista había un hombre arriba. Piensen en la figura más malvada de un patriarca. Es un personaje que teníamos en mente durante mucho tiempo, como si fuera nuestro doctor Moreau”. Déjenme con esto imaginarme a las sestras luchando no solo por sobrevivir, por descubrir la verdad de su origen y por sus identidades, sino también contra el patriarcado que intento hasta este momento manejar sus vidas (les juro que me emociono).

En esta última temporada también vamos a saber cómo finaliza la historia de amor entre Cosima y Delphine (Evelyne Brochu). Quiero aclarar que yo a Cosima siempre la shippie con Sarah, pero eso de que genéticamente son la misma persona lo torna un poco complicado, ya lo sé… Si hablamos de las “Cophine” recordemos que después de tanto sufrimiento pensando que la francesa había muerto, finalmente no es así, y suponemos será quien salve a Cosima que, como vimos en el final de temporada, estaba moribunda y ella le daba calor con su propio cuerpo.

Nuestra sestra Helena tendrá que defender a sus retoños contra todo, pero por supuesto no lo hará sola: Alison y Donnie seguramente estarán espalda con espalda para ayudarla: después de todo este matrimonio ya pasó por todos los delitos posibles.

                                                                                              

Sinceramente, creo que disfrutaré mucho de esta última temporada, pero también voy a tener algo de nostalgia porque, sin dudas, esta serie canadiense para mí y para muchos pasó a ser una serie de culto. Creo que jamás bajó su nivel desde el primer capítulo hasta el último, como también creo que no hubiera sido lo mismo sin la brillante Tatiana Maslany para interpretar a todos estos clones. Orphan Black, quiero que sepas que me hiciste muy feliz y que siempre te voy a llevar en el corazón…

.

Pamita
Leeme!

Pamita

Colaboradora obligada de Deborarte. Amante del cine, las series y la música. Y obvio, lesbianísima!
Pamita
Leeme!

Latest posts by Pamita (see all)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pamita

Colaboradora obligada de Deborarte. Amante del cine, las series y la música. Y obvio, lesbianísima!

Comments (1)

  • Florencia

    |

    Voy a llorar, qué serie más hermosa!

    Reply

Leave a comment

*