Bienvenida, Ellen Page, te estábamos esperando

Written by Camila. Posted in Pensamientos al paso, Ser homo HOY!

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

.

Ellen Paige Coming Out

Qué feo es decir “yo te lo dije”, ¿no? Sí, horrible, pero saben qué… yo ya lo dije, hace muuuucho, incluso escribí al respectoLo presentí en Hard candy, lo cavilé con Mouth to mouth y al verla en Smart people me vi en la necesidad de apagar el radar para evitar un sobrecalentamiento. Porque sí, esto no viene solo por estereotipos y accesorios, esto es más profundo. Mi primera comparación siempre fue con Jodie Foster y bueno, sabíamos que Jodie es “single”, pero así como con otras actrices, esta chica nos hacía gritarle a la pantalla “please, come out already” cada vez que la veíamos…

Pero yo no estoy acá para demostrar que mi gaydar anda de maravillas ni para canturrear “yo ya lo sabía, yo ya lo sabía”. Vengo aquí a contar una noticia, y la noticia no es que Ellen Page es gay… porque muchas me dirán “chocolate por la noticia” (perdón, hace unos meses que vivo en los noventa…), aquí la novedad es que Ellen tuvo los ovarios suficientes para subirse a un escenario y contarlo, no solo a su audiencia, sino a todo el mundo, el mundo que la aplaudió en Juno y que comenzó a seguir su carrera en ascenso.

Primero me detengo a aplaudirla, no solo por ser una muy famosa actriz (de hecho, no falta mucho para que la nueva entrega de la franquicia de X-Men vea la luz y ella retome su papel de Kitty Pryde), sino por tener el coraje de decir: “Basta, me cansé de esto, me cansé de vivir la vida que otros quieren que viva, me cansé de ‘mentir por omisión’”, y estas palabras valen para todos, para el más famoso de los actores/músicos/escritores/modelos/deportistas, y para el más ignoto de los ciudadanos de este mundo.

Ok, la vida de esta actriz de 26 años está en el spotlight, ya lo sabemos, y a mucha gente le parece una tontería tener la necesidad de salir a hablar de las preferencias sexuales; es cierto, a mí también me parece innecesario, pero en mi país hace dos días le rompieron la cara a un muchacho en la puerta de un boliche solo por ser gay, y no hace ni un día que a una mujer policía lesbiana, casada con su esposa y que acaba de ser madre, con una excusa barata la expulsaron de la fuerza así como así.

No hay fama que valga, como verán, no hay ley que nos iguale al resto “normal”, porque aún en un país con matrimonio igualitario sancionado ya hace varios años seguimos viendo estos casos, seguimos siendo testigos de discriminación, una discriminación que muchos hombres y mujeres homosexuales siguen viviendo día a día y de la que muchas veces ni siquiera nos enteramos.

Por esto es que sigue dando miedo salir del clóset, por esto es que a una gran actriz como Ellen, que se ha parado infinidad de veces en las alfombras rojas, en los escenarios y frente a una cámara, le temblaba la voz y no sabía qué hacer con sus manos mientras intentaba hablar. Es por esto que aplaudo a la pequeña actriz canadiense, porque se requiere de mucha fuerza y de mucho coraje para dejar atrás el armario (aunque muchos heteros no lo comprendan, aunque incluso a muchos gays les parezca que no es la gran cosa, porque ellos no lo experimentaron de esta manera). Y la gran mayoría de los que están del otro lado del ropero lo saben, y los que aún están adentro, luchando por tomar fuerzas para salir,  también lo saben…

Ellen Paige Coming Out gif

¿Y saben qué más? Se requiere de muchas más agallas para vivir nuestra verdad, para ser reales en este mundo cruel, y en este sentido la realidad no discrimina… Y eso es lo que hizo la actriz de Inception y Whip It ayer a la noche cuando se plantó frente al micrófono en la convención de Human Rights Campain, Time to thrive, y dijo “Estoy acá porque soy gay”, pero también dijo algunas cosas como éstas (más abajo está el discurso completo traducido por @Camila0109 a quien agradezco infinitamente, pero déjenme quedarme con algunas frases en particular):

“Es raro porque aquí estoy, una actriz, representando -al menos en algún sentido- una industria que impone estándares en todos nosotros”.

Hay que tener cojones para decir eso de la industria que te da de comer. ¿Cuántas veces hablamos sobre Hollywood? En notas; en Twitter; en foros; con amigas, café mediante… ¿Cuántas veces nos reímos o criticamos a las famosas que se consiguen un accesorio lésbico, el mas desagradable de todos, el big gay beard, y lo pasean del brazo por todos lados, en especial en partidos de hockey o básquet o en la gasolinera? Nunca, aunque nos dé bronca o bromeemos al respecto, dejamos de intentar comprender, en algún punto, que debe ser difícil cumplir con ciertos estándares, saber que si hacés algo indebido quizás no consigas ese papel que tanto deseas…

Si hay algo más para aplaudir de Ellen Page es que al menos nunca se la vio llevando un accesorio de estos en la alfombra roja, muy al estilo de la gran Jodie. Sí, mintió por omisión, pero no la escuchamos hablando pavadas en entrevistas ni haciéndose la novia de nadie, ni siquiera cuando posó en la red carpet en el estreno de X-Men junto a su compañero de elenco, Ben Foster, o cuando se la relacionó a Joseph Gordon-Levitt o a Alexander Skarsgård (co-star en The East), simplemente porque caminaron uno al lado del otro. No digo que quizás su equipo de representantes no sacara provecho de su amistad con hombres buenos mozos (sueno como mi abuela), pero admiro al menos la honestidad de no fingir nada.

Luego Ellen hablará de cómo los tabloides, que intenta no leer, analizan cada centímetro de su vida y asumen, asumen y asumen, y critican si no estás a la altura de ciertas normas. Ellen, así como otras actrices (podría nombrar unas cuantas), se visten como quieren y no les importa. Nosotras nos reímos, porque es imposible no vernos reflejadas en sus morrales, en sus camisas a cuadros, en sus pañuelos al cuello. Amo los estereotipos, las que me leen hace mucho lo saben, me divierten, me permiten revertirlos y manosearlos hasta sacar una carcajada, pero también sé que los estereotipos limitan, destruyen y no le hacen un favor a nadie. No quiero extenderme acá, tenemos toda una sección llamada Desgenerando espacios justamente para eso, para preguntarnos por qué esto y por qué aquello…

“Están aquí porque han adoptado como centro de motivación el simple hecho de que este mundo sería mucho mejor si solo hiciéramos un esfuerzo en ser menos horribles los unos con los otros”.

Cuánta razón, Ellen, pero en todo, no solo en la discriminación y la violencia innecesaria que nos acompaña día a día, también en la intolerancia a los demás, a lo diferente, a lo que no comprendemos. Hacer un esfuerzo en aceptarnos como somos, con nuestras diferencias, en aceptar a los demás y también a nosotros mismos, que a veces es la parte más complicada, como ella misma aclara. Cuidarnos entre nosotros y al planeta en el que vivimos es casi un sueño… Sería tan fácil y mucho más simple, ¿no les parece?

Ellen dice que es gay y el público rompe en aplausos y la ovaciona de pie, porque se necesita a un igual para comprender el gran paso que acababa de dar esta señorita. No, no estoy discriminando a los héteros. Hay muchas personas gay friendly ahí afuera que nos apoyan en todo, que nos dan una mano y que sin ellos hoy quizás no podríamos estar donde estamos (y que seguramente nos ayudarán a recorrer el tramo que nos falta), pero a veces ponerse en el lugar del otro es tan difícil y al final no es lo mismo. Quizás doña Chola, mi primo, algunas amigas que saben que me pone muy contenta esto, podrán entender que es difícil y que debe haber pensando mucho antes de subirse al escenario y hacer estas declaraciones, pero ¿comprenden la importancia de hacerlo en público?, ¿de que la escuche una nación?, ¿de que sus declaraciones tengan repercusiones en todo el mundo?

Se sabía que Ellen tenía novia, que era lesbiana, hace mucho... Ellen, como otras celebridades (Kate Moenning, Clea Duvall, Michelle Rodriguez y otras que prefiero no nombrar) viven en el llamado “clóset de cristal”. Los representantes, guionistas, directores y productores lo saben, pero lo importante es que no lo sepa el público. Mientras esa actriz pueda seguir vendiendo entradas de la película romántica que acaba de filmar, está todo en orden.

¿Es importante que gente famosa como Ellen Degeneres, Ricky Martin, Jodie Foster, Zachary Quinto, Anna Paquin, Monica Raymund, Evan Rachel Wood, Neil Patrick Harris o Sarah Paulson (solo por nombrar algunos) hayan “declarado” su homosexualidad? Sí, sí, lo es… Y lo voy a seguir diciendo una y otra vez: la visibilidad importa, la visibilidad cambia conductas, modifica pensamientos, ayuda a aquellos que se sienten solos y que piensan encerrados en sus habitaciones que están solos, que son raros, que nadie los va a querer ni aceptar.

Para finalizar, porque esto es más largo que el sufrimiento de las lesbianas en el cine:

Te aplaudo, querida gnoma, y me emociona verte ahí arriba diciendo “Yep, I´m gay” y sintiéndote abrumada y querida y con miedo y nada me da más ganas que subir al escenario a abrazarte. Pero espero con ansias el día en que esto ya no sea una noticia, en que no hagamos una nota ni twittemos al respecto, en donde no exista la necesidad de salir de ningún clóset ni de clavarte una remera en el escenario de un concierto ni de hacer declaraciones sobre tu orientación sexual. Ese día las cosas van a estar mucho mejor, y no sé ustedes, pero yo espero ese momento con muchas ansias…

(Nota de la traductora: lo único que me sorprendió de este discurso fue que confesara que realmente va al gimnasio…).

“Hola, wow. Gracias.

Gracias, Chad, por esas amables palabras y por el incluso más amable trabajo que tú y Human Rights Campaing Foundation hacen cada día – especialmente en nombre de los jóvenes lesbianas, gays, bisexuales y transgénero aquí y en toda América.

Es un gran honor estar aquí en la inauguración de la Time to Thrive Conference. Pero también es un poco raro. Aquí estoy, en esta sala, porque es una organización cuyo trabajo admiro profundamente. Y estoy rodeada por gente que hacen del trabajo de su vida el mejorar la vida de los demás, profundamente mejor. Algunos de ustedes enseñan a jóvenes, personas como yo. Algunos de ustedes ayudan a jóvenes a sanar y encontrar su propia voz. Algunos de ustedes escuchan. Algunos de ustedes toman medidas. Algunos de ustedes también son jóvenes… En ese caso, es aún más extraño para una persona como yo estar hablándoles.

Es raro porque aquí estoy, una actriz, representando – al menos en algún sentido- una industria que impone estándares en todos nosotros. No solo los jóvenes, sino todos. Estándares de belleza. De una buena vida. De éxito. Estándares que, odio admitirlo, me han afectado. Tienes ideas implantadas en tu cabeza, pensamientos que nunca antes habías tenido, que te dicen cómo debes actuar, cómo tienes que vestirte y quién tienes que ser. He estado intentando hacerlos retroceder, ser auténtica, seguir mi corazón, pero puede ser difícil.

Por eso estoy aquí. En esta sala, todos ustedes, todos nosotros, podemos hacer muchas cosas más juntos que cualquier otra persona puede hacer sola. Y espero que ese pensamiento los fortalezca tanto como a mí. Espero que los talleres a los que irán en los próximos días les den fuerza. Porque solo puedo imaginar que hay días –cuando has trabajado más horas que las que tu jefe se da cuenta, o le importe, solo para ayudar a un chico que sabes que puede lograrlo-. Días en los que te sientes completamente solo. Debilitado. Sin esperanza.

Sé que hay gente en esta sala que va a la escuela todos los días y son tratados como basura sin razón. O van a casa y no pueden decirles a sus padres toda la verdad acerca de ustedes. Más allá de ponerse dentro de una caja u otra, ustedes se preocupan por el futuro. Sobre la universidad o el trabajo o incluso su seguridad física. Tratar de crear esa imagen mental de sus vidas – de qué diablos va a pasar con ustedes- puede aplastarte un poquito cada día. Es tóxico y doloroso y profundamente injusto.

A veces son las pequeñas insignificantes cosas las que pueden derribarte. Intento no leer chismes como regla, pero el otro día un website publicó un artículo con una fotografía de mí vistiendo pantalones deportivos camino al gimnasio. El escritor preguntaba: “¿Por qué esta pequeña belleza insiste en vestirse como un hombre?”. Porque me gusta estar cómoda. Hay estereotipos generalizados sobre masculinidad y femineidad que definen cómo todos debemos actuar, vestirnos y hablar. No le sirven a nadie. Cualquiera que desafíe esas llamadas “normas” se convierte en digno de comentarios y escrutinio. La comunidad LGTB sabe muy bien esto.

Aún así hay coraje alrededor nuestro. El héroe del futbol, Michael Sam. La actriz, Laverne Cox. Las músicas Tegan y Sara Quin. La familia que apoya a su hija o hijo que salió del clóset. Y hay coraje en esta sala. Todos ustedes.

Estoy inspirada a estar en esta sala porque cada uno de ustedes está aquí por la misma razón.

Están aquí porque han adoptado como centro de motivación el simple hecho de que este mundo sería mucho mejor si solo hiciéramos un esfuerzo en ser menos horribles los unos con los otros. Si tomamos solo cinco minutos para reconocer la belleza de cada uno, en vez de atacarnos por nuestras diferencias. No es difícil. Es realmente una mejor y más fácil manera de vivir. Y a la larga, salva vidas.

Por otra parte, no es para nada fácil. Puede ser lo más difícil, porque amar a otras personas comienza con amarse a uno mismo y aceptarse a uno mismo. Sé que muchos de ustedes han luchado con esto. Yo recurro a su fuerza y su apoyo, y lo he hecho, de maneras que nunca sabrán.

Estoy aquí hoy porque soy gay. Y porque… quizás pueda hacer una diferencia. Para ayudar a que a otros les resulte más fácil y esperanzador. En cualquier caso, para mí, siento una obligación personal y una responsabilidad social.

También lo hago por egoísmo, porque estoy cansada de esconderme y estoy cansada de mentir por omisión. He sufrido por años porque estaba asustada de estar afuera (del clóset). Mi espíritu sufrió, mi salud mental sufrió y mis relaciones sufrieron. Y estoy parada aquí hoy, con todos ustedes, del otro lado de todo ese dolor. Soy joven, sí, pero lo que he aprendido es que el amor, su belleza, su alegría y sí, incluso su dolor, es el regalo más increíble para dar y para recibir como ser humano. Y que merecemos experimentar el amor plenamente, por igual, sin vergüenza y sin compromiso.

Hay demasiados chicos ahí afuera, sufriendo de bullying, rechazo, o simplemente siendo maltratados por quienes son. Demasiados abandonos. Demasiado abuso. Demasiados desamparados. Demasiados suicidios. Ustedes pueden cambiarlo y lo están cambiando.

Pero nunca necesitaron que yo les diga eso. Por eso esto era un poco raro. La única cosa que realmente puedo decir es lo que he construido en estos cinco minutos. Gracias. Gracias por inspirarme. Gracias por darme esperanzas y, por favor, sigan cambiando el mundo para la gente como yo.

Feliz San Valentín. Los amo”.

 

Y claro, la salida del clóset de Ellen Page tuvo repercusiones instantáneas en los medios y en las redes sociales. Son muchos los tweets de famosos y de no famosos, de gente que ha trabajado con ella o que ni siquiera la conoce, así que permítanme compartir algunos cuantos con ustedes…

 

Y como regalo final, para festejar a esta excelente actriz, su famoso sketch en Saturday Night Live:

 By @Debora_dora

Leeme!

Camila

Editora y escritora de Deborarte. La "otra" madre de la criatura. Entrerriana de nacimiento, santafesina por adopción.Boletera hot y shippeadora compulsiva de parejas imposibles, gusta del básquet, las mujeres y la buena vida.
Leeme!

Latest posts by Camila (see all)

Tags: , , ,

Trackback from your site.

Camila

Editora y escritora de Deborarte. La "otra" madre de la criatura. Entrerriana de nacimiento, santafesina por adopción. Boletera hot y shippeadora compulsiva de parejas imposibles, gusta del básquet, las mujeres y la buena vida.

Comments (7)

  • Maricruz

    |

    Anoche cuando me dieron la noticia (sí, noticia) brinque un poco de la felicidad e inmediatamente pasé a la pesadumbre… es triste que todavía sea noticia cuando alguien se anima a dejar Narnia, pero más trágico me parece que el clóset siga existiendo.

    En fin, mis respetos para ella, palabras certeras, impresionante mensaje. Y además es divina (a mi me encanta)

    Reply

  • Malala

    |

    Gran nota DD! Aplausos a Ellen por la confirmacion y es verdad esperemos por el dia en q la salida del closet deje de ser noticia!

    Reply

  • Juana

    |

    Qué más decir que no se haya dicho en esta gran nota? Suscribo cada idea . Es admirable la valentía de Ellen, fue muy sentido su discurso, todo lo que dijo, la forma de expresarse. Es un precedente sin límites que sirve de ejemplo no sólo para aquellos que se sienten en la misma situación sino también para fomentar la comprensión,el respeto y la tolerancia que tanto faltan en estos días a pesar de estar en el siglo veintiuno. Es un camino largo, pero situaciones como éstas lo hacen más llevadero y motivante.

    Es un placer leerlas, saludos desde Argentina.

    Reply

  • MartinaR

    |

    Hola DD, me encanto la nota, palabras muy verdaderas, me senti muy identificada, recorde mi salida del closet, mi publico fueron mis padres, me temblaba todo,TODO. El discurso de Ellen me emociono, en cuanto lo supe se lo conte a mi novia. Era mas que obvio, pero que sea libre es lo que importa. Ojala llegue el dia que se respete realmente al otro y no haya necesidad de etiquetarnos, ser lo que somos, nada mas. Gracias DD por esta nota, gran nota. Besos.

    Reply

  • Cloe

    |

    Que felicidad por ella. Así se da mas visibilidad a los hombres y mujeres homosexuales.
    Ahora a esperar que Lady Di siga el ejemplo.

    Reply

  • Suh

    |

    Hurray! el discurso de Ellen me dejo con una sonrisa entre lagrimas, y es que se siente como sus palabras salieron de su corazón, se ve su miedo y nerviosismo y lo vulnerable de estar parada en un escenario (que finalmente se convierte en todo el mundo a traves de internet) contando algo tan personal, TU verdad.
    El discurso lo he visto unas 3 veces ya, y es que te da fuerzas! sientes una empatía y la emoción en cada frase y cada gesto.
    Hurray Ellen Page!! Hurray!

    Reply

  • Frida

    |

    Michelle Rodriguez ya no esta en un closet de cristal, ella ya reconocio su bisexualidad y de hecho esta de novia con la modelo Cara Delevingne (ufff me llegan a dolor los dientes cuando veo a Cara demasiado hot para ser verdad) en fin, la suerte de algunas jajajaj

    Reply

Leave a comment

*