Alex & Maggie en “Alex”

Written by Artex. Posted in Otras, Recaps, Series

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

(RECAP #Supercorp)

Cuando uno de los veintidós capítulos de Supergirl es titulado con el nombre de “Alex” sabes que va a ser un episodio para sentarse cómodamente en el sofá y ver algo grandioso durante cuarenta y dos minutos. Pero si a eso le sumamos que ya sabíamos por adelantado que iban a secuestrar a la mayor de las Danvers poniendo en peligro su vida, y que hermana pequeña y novia tendrían que unir fuerzas para conseguir salvarla, eso ya es un: siéntate en el sofá con una gran botella del alcohol que prefieras y un paquetito de pañuelos para prevenir, ah, y limarse bien las uñas si no queremos quedarnos sin ellas.

2

En este recap complicado, porque más que nada el episodio en sí es complicado, voy a dividirlo en tres apartados:

Maggie y Kara o Maggie y Supergirl

8

Mientras Maggie (Floriana Lima) y Kara (Melissa Bonista) se llevan genial, Maggie y Supergirl no tanto, lo cual nos descoloca un poco porque al fin y al cabo son la misma persona, pero en verdad lo llegamos a entender porque últimamente Supergirl y Kara están tan fuera de personaje que nos hace ver que por tener poderes se cree con el derecho de hacer lo que le da la gana. Ahí lo siento mucho, pero soy #TeamMaggie.

Por el conflicto que surge en la cena con respecto a ese mismo tema, Kara se molesta porque Maggie está molesta porque la alien anda haciendo lo que quiere, así que la pequeña de las Danvers se marcha de casa de su hermana y Alex (Chyler Leigh) sale detrás de ella para intentar arreglar las cosas, pero nos la secuestran por el camino.

A partir de ahí tenemos un tira y afloja entre las cuñadas bastante tenso; una es suave y prefiere investigar, la otra es pasional y quiere matar a todo el mundo (más cuando no tiene a su hermana mayor que es la que sabe frenarla en estas situaciones), y el conflicto entre ellas aumenta cuando la pasionalidad de Supergirl llega a poner más en peligro a Alex.

Al final las enfrentadas cambian sus posturas, Maggie da un paso al frente y a escondidas va a darle al secuestrador lo que quiere, porque está claro quiere a su novia con vida y Kara, aunque no lo parezca, ha escuchado a Maggie y quiere arreglar el tema con palabras. Por suerte para nosotras lo consigue, sin embargo no con el secuestrador, sino con el padre del secuestrador que, aunque esté en la cárcel por asesinato, parece que tiene más humanidad que su hijo.

7

Al final, para cuando todo ha pasado, las cuñadas se han dado cuenta que las dos han cometido errores, pero tenían en común el amor por la misma persona, así que se abrazan y todo está bien ahora.

Alex “badass” Danvers

6

Que Alex Danvers es la gran superheroína de Supergirl ya todas lo sabemos, sin embargo en este episodio nos lo recuerda de la manera más gráfica posible.

Que secuestren a una persona tiene que ser terrorífico para la víctima, pero secuestrar a Alex tiene que ser como suicidarse con predeterminación por parte del secuestrador.

Eso de ser la víctima a nuestra agente de la DEO no le va mucho, hasta el punto de estar encerrada en esa pecera y andar amenazando al secuestrador, sip, así de guerrera es ella. Por no hablar de las habilidades de supervivencia que tiene la muchacha que ya las quisiera Macgyver, porque lo mismo se hace una cirugía con una tarjeta de crédito partida por la mitad, o enchufa su rastreador a una de las cámaras de la celda para que Winn la encuentre, o se hace un flotador con sus propios pantalones. La cuestión es que la mayor de las Danvers sigue luchando por su vida aun cuando ya no tiene aire para respirar.

Alex Danvers prefiere morir ahogada antes que ver como Supergirl o su hermana pequeña cede ante las amenazas de un terrorista, prefiere despedirse de su novia, aun con lágrimas en los ojos y sin verla, antes que las dos personas a las que quiere rompan ninguna de las reglas establecidas en el código moral.

1

Hay grandes personajes en televisión, eso está claro. Y sin lugar a dudas, el de esta hermana, novia y agente de la DEO está de los primeros de la lista.

Alex y Maggie: “Sanvers”

3

Alex y Maggie están casi casadas, lo digo porque cuando Alex sale en busca de su hermana, Maggie, aun sin la novia, se queda a dormir en casa de ésta, por lo cual es como si vivieran juntas; por consiguiente, están casadas.

Que te secuestren a la novia no tiene que ser algo agradable, que encima te la encierren en una pecera con el grifo abierto es algo menos agradable todavía, pero que encima tú puedas verla durante unos minutos porque ella necesita despedirse, eso, eso es otro nivel de crueldad.

Cuando Kara consigue hacerse con un portátil en el que puede ver y hablar con su hermana, Alex pide hablar con Maggi, a solas. La detective con el portátil en sus brazos se dirige a un lugar más solitario, mientras le dice a su novia “babe”. La secuestrada quiere despedirse porque el agua sube rápido y ya le ha dado instrucciones a Kara de que no caiga en las peticiones del secuestrador. Maggie, con una voz completamente rota (ayuda que Floriana parece ser que estaba bastante resfriada cuando grabó esa escena) y lágrimas en los ojos, se niega a despedirse de Alex, confesándole que solo acaban de empezar y que quiere vivir con ella un montón de “primeras veces”: vacaciones, poner el lavavajillas, el primer perro (por favor díganme que Maggie no va a dejar elegir a Alex los nombres de sus hijos, es algo sumamente importante, por la salud mental de esas criaturas) y muchas más, pero Alex insiste en que necesita que la escuche, a lo que la detective se niega categóricamente, exponiendo que necesita que le prometa que aguantará hasta que llegue a por ella, y claro, nosotras lloramos y bebemos de nuestra copa de lo que sea, porque las lágrimas  con alcohol caen mejor.

¿Tengo que hablar del momento en el que el secuestrador le habla a Maggie de cómo la ha visto mirarla o cómo sus manos se tocan cuando andan por la calle? Porque aunque es un momento precioso ver la cara de Maggie mientras el tipo le dice esas cosas, la verdad es que en el fondo resulta un poco espeluznante.

Alex toma el último suspiro de aire y se introduce bajo el agua, sabe que ya no hay más tiempo, ya no hay más a lo que aferrarse. Sin embargo, Maggie y Kara son personas luchadoras y consiguen llegar justo para ver a Alex flotando en esa horrible prisión acuática, y tardan unos segundos en reaccionar; el miedo a perder a alguien querido es así de traumático, pero Kara reacciona para romper el cristal mientras vemos rápidamente la cara de shock con la que se quedó Maggie.

Por suerte, Alex Danvers esta hecha de un metal más duro que el acero y, a pesar del agua y que sale despedida contra el suelo al romperse el cristal, está viva. Maggie llega corriendo para acunarla entre sus brazos, mientras llora, le dice “babe” otra vez, y le besa la cabeza en repetidas ocasiones.

Ya en la DEO, Alex reposa tranquila en una cama en la sala de enfermería. Maggie está dándole la espalda, mirando a través del cristal. Esa mujer se mantuvo completamente arriba durante todo el secuestro, pero en sus ojos puedes ver cómo todo está en su cabeza; el “qué podría haber pasado” anda dando vueltas ahora que su novia descansa tranquila tras ella.

Cuando Alex se despierta, las dos se reencuentran. Sonríen mientras Maggie habla sobre el truco de los pantalones y Alex cambia el tema, porque quiere terminar de decirle lo que antes la detective no dejó que le dijera.

9

Alex quiere vivir todas las “primeras veces” que sean posible con Maggie, no quiere parar de tener esas “primeras veces” con su novia, y después de mirarla con amor y mientras le acaricia la cara, nuestra dura badass agente de la DEO le dice un “Te quiero, Maggie Sawyer”, y Maggie le sonríe pero tarda en hablar porque, creo que en su cara se puede leer que es la primera vez que alguien la quiere tan genuinamente y es difícil de creer, pero no puede evitar responder con un “Te quiero, Alex Danvers” porque le sale de lo más profundo de su ser y porque simplemente es la verdad. La pareja termina besándose en la enfermería y mirándose con amor.

Lo último que vemos de ellas en este episodio es cómo Alex le pega en la cara al secuestrador ante la cara asombrada y orgullosa de su novia. ¡Qué viva el amor!

Destacamos:

Winn siempre fan de su hermana mayor…

tumblr_opbolrWeEo1s2qkhto1_500

¡¡¡Same, girls, same!!!

5

“Ohana” significa familia.

11

Chyler grabó casi todas sus escenas en la prisión acuática, aun así su doble estuvo allí…

12

Falta menos para el final, pastelitos… ¡estense atentas!

.

Artex

Artex

Colaboradora española de Deborarte. Geek, fotógrafa, adicta a las series y al séptimo arte. Todo un primor!
Artex

Tags: , , , , , ,

Artex

Colaboradora española de Deborarte. Geek, fotógrafa, adicta a las series y al séptimo arte. Todo un primor!

Leave a comment

*