¿Adopta un chico? Mejor adoptá un cerebro

Written by Debora Dora. Posted in Desgenerando Espacios

Compartime... Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

adopata un chico banner

.

Hace unos días que una publicidad indeseada está apreciendo en muchas páginas que visito. Dicen que Google sabe todo y que nos espía y la publicidad personalizada suele ser un ejemplo de esto, pero está claro que al menos en este caso Google no entendió nada: Adopta un Chico es lo que me ofrece en diferentes banners hasta que, por supuesto, logró captar mi atención.

Ey, esperen… ahora que lo pienso, no lo hicieron tan mal después de todo…

Hace unas semanas hice una nota sobre apps telefónicas y lésbicas para buscar pareja, así que sabrán que no soy ninguna pacata ni tengo problema alguno con el hecho de “levantar” gente por Internet, pero juro que esto que les voy a pasar a contar ahora me superó, por eso estoy hoy acá… Primero déjenme contarles qué es y de qué trata, después analicemos.

Adopta un chico nació en Francia y debido a su gran éxito se importó a muchos países, entre ellos México, Colombia y, por supuesto, a la Argentina (incluso acá es “adoptá”, para acercarse un poco más al español rioplatense, por si el “neutro” ahora no nos conformara). Los ingeniosos cerebros detrás de esta app y sitio web se dieron cuenta de que el número de mujeres en las páginas de contactos suele ser notablemente inferior al de hombres, por lo que muchas señoritas parecen sentirse un poco perseguidas y acosadas por el sexo opuesto (cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia). Entonces decidieron crear una página web completamente dedicada a las mujeres como destinatarias exclusivas, aunque claro que también hay hombres, porque… ¿qué es una mujer sin un hombre?, ¿no? Sí, sarcasmo, Sheldon…

El sitio web en cuestión está planteado a similitud de una página de compras on-line, de esas que todo lo que te gusta y estás decidid@ a adquirir se mete dentro de un carrito. En este caso, especímenes masculinos que están rogando que los adquieras, porque es la única manera de que lleguen a hablar con vos.

En esta app de citas las mujeres son las que dan el primer paso, las únicas que pueden iniciar contacto (aunque la parte masculina del asunto puede enviar una especie de guiño para indicarles que están interesados). Una vez que hay contacto, pueden hablar e incluso las muchachas pueden limitar la actividad de ese producto de su preferencia reservándolo todo un día para que solo hable con ellas y nada más que con ellos. ¡Menos mal!

adopta clases

¿Qué dicen los creadores y los medios que reportaron al respecto? Que es un sitio genial y que se toma todo con muuucho humor. Sí, no paro de reírme… “La revolución sexual” llegó a la Red, informó un sitio mexicano y me pregunto si Adopta un chico puede ser comparado con la píldora anticonceptiva on-line o algo así, porque la verdad que no le veo lo revolucionario…

La mayoría de las páginas web recalcan sobre todo que acá las mujeres pueden tomar el control y tener el poder para decidir y esto, por supuesto, es lo que más me llamó la atención de las notas que leí. No dudo que la app sea hilarante y original al publicitar cada perfil con interesantes maneras de clasificar las personalidades y los tipos físicos de sus participantes según la región que habitan, y que lo hacen de una manera nueva y efectiva (según dicen, tienen un alto porcentaje de uniones entre sus usuarios), pero hay ciertas cosas que me preocupan, en especial cuando son publicadas por webs y revistas femeninas con una liviandad que realmente da calambre.

Desde el nombre este sitio apela a una de las tantas directivas de género impuesta, claro, solo al femenino: el amor maternal. Dice “adopta”. Ni “adquiere” ni “compra”, ¡adopta! Curioso, porque supuestamente se trata de un supermercado… Tampoco usa la palabra “hombre”, sino “chico”. Mmm raro, ¿no? Porque justamente lo que a mí me llamó la atención de los banners que aparecen hasta en la sopa es que parecían estar promocionando orfanatos en vez de una web de citas amorosas…

article-2277328-17855EA5000005DC-322_634x662Vamos a comprar hombres!!! (Sí, Taylor… ajam)

Pero obvio que también compara el sistema con un supermercado, porque es bien sabido que las féminas no hacemos otra cosa que comprar comprar y comprar, porque somos unas adictas a las vidrieras siempre dispuestas a gastar… Estos genios del marketing dijeron “mujeres=shopping” y claro que les funcionó, porque todavía hay un enorme (¡enorme!) porcentajes de mujeres que fruncen la nariz cuando escuchan la palabra “feminismo”.

El hecho de que promocionen el sitio de citas con la fabulosa noticia de que ahora las mujeres podamos tener el poder de encarar a un tipo a través de Internet no hace más que informarme que, en realidad, ese poder no lo tenemos en la vida real, así que deberíamos agradecerles a estos creativos y diseñadores por permitirnos dar el primer paso (al menos cuando de conquistar machos se trata). Y no olvidar que garantizan a los chicos no sentirse acomplejados por esto de cambiar los roles, a ver si los tipos se sienten blanditos o medio afeminados porque sean las mujeres los que los encaren…

adopta un chico te escrachaEncima te escrachan en la home… y con foto!!! “Juana Fernandez, su chongo esta listo. Pase a buscarlo por caja”.

Y también hay que estar agradecidas por además cambiar el juego a nuestro favor: “ahora ellos son el objeto”, remarcan autoras y las personas que comentan abajo de las notas. Claro, como las mujeres casi siempre nos quejamos de ser cosificadas por nuestro físico, en vez de repudiar esta consecuencia del paternalismo imperante, ¿por qué no dar vuelta la mesa y que ahora ellos sean el objeto? Casi como si los esclavos algodoneros se hubiesen liberado para ponerle las cadenas a sus opresores, una maravillosa idea…

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y hace semanas venimos escuchando idioteces, estuvimos expuestas a campañas de marcas de ropa y accesorios femeninos hablando de tooodo lo que nos merecemos que en este día nos festejen (y de paso hay descuentos y 2×1 en hebillitas de colores), y encima tenemos que pasar por 24 horas de saludos y felicitaciones, revoleando los ojos y explicando por qué no queremos que nos saluden, por qué no es necesario que haya un día para este género, por qué en realidad en vez de regalar flores y bombones y tarjetas, sería mucho mejor sentarse a reflexionar por qué las mujeres tenemos una jornada internacional solo por haber nacido con vaginas y porque un centenar de desgraciadas murieron en un incendio…

Cada día hay nuevas violaciones, asesinatos, violencia contra nosotras. Cada día mueren mujeres por culpa de los abortos clandestinos o en mano de sus novios o maridos golpeadores, porque las denuncias parecen no llegar a buen puerto. Cada día otra mujer es usada en bikini para vender un auto o una cerveza o servir de compañera y pararse detrás de sus maridos. Cada día una diputada puede ir a trabajar porque existe una cuota obligatoria que obliga a los partidos políticos a contar con un porcentaje de féminas en sus listas. A cada hora una mujer no es ascendida, porque es preferible un hombre, que seguro de todas maneras va a ganar más que ella, porque no importa que sea el mismo trabajo, las mujeres debemos de resultarles más baratas a las empresas. Igual con ese sueldo siempre alcanza para zapatos, ¿no?

5562074689_0a3a2392be_z

Hoy en Deborarte no decimos “feliz día” a nuestras lectoras, ni aceptamos flores de algún nabo. Porque nosotras nos festejamos a nosotras mismas todos los días del año y cada uno de esos días estamos observando la realidad, y cuestionándola y luchando cada una desde su posición porque va a llegar el día en que el género no será una imposición social, en que el sexo nos igualará en nuestras diferencias, pero no nos obligará ni a agacharnos ni a hacer una reverencia ni a ser esclavizadas por costumbres o por los medios. O sea, por los hombres.

Disculpen si las ofendí, queridas, pero hoy no quiero adoptar un chico ni recibir una rosa. Hoy quiero reflexionar, cuestionar y seguir luchando…

 

Debora Dora
Leeme!

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...
Debora Dora
Leeme!

Latest posts by Debora Dora (see all)

Tags: , , ,

Debora Dora

Escritora, correctora y soñadora. Se inició en el sitio web Las Amazonas y mirando The L Word. Creadora de Deborarte, fanática de las series y el cine. Buscadora anónima de subtexto lésbico. Peter Pan eterna...

Comments (2)

  • Melissa

    |

    Me encantó el post!! Estoy investigando sobre esa app y me gustó encontrar una voz diferente :)

    Reply

  • Gerardo

    |

    Solo quiero decir que, si bien comparto muchas cosas que escribiste, la sociedad argentina está demasiado sensible hoy en día con estos temas, el feminismo y demás. No quiero decir que no tengan motivos para hacerlo, pero hay hombres que escapan de lo que la mayoría conoce.

    Soy un ejemplo de esto y he conocido a quien ayer le pedí ser mi novia, a quien conocí por esta aplicación. Sé que el posteo tiene un mensaje más profundo que la aplicación en sí, pero quería dejar este pequeño mensaje de esperanza para muchas que tienen experiencias desagradables con “hombres” que en realidad no se los puede llamar así.

    ¡Saludos! :)

    Reply

Leave a comment

*